Publicidad | Vea su anuncio aquí

Diez claves para prevenir un ataque sexual

Diez claves para evitar un ataque sexual

- Getty Images

Reglas de oro

En Estados Unidos una de cada seis mujeres experimenta un ataque sexual en toda su vida, mientras que cerca de 25% de las universitarias sufren una agresión de este tipo a lo largo de su vida escolar, según datos del Departamento de Justicia. Aquí te damos diez claves para prevenir un ataque sexual.

“La herramienta del atacante es la sorpresa, así que las mujeres que están en sintonía con su cuerpo y el medio que los rodea están mejor preparadas para prevenir un ataque”, advierte Robert Siciliano, consultor de seguridad para la compañía de inteligencia Intelius.com.

A continuación diez reglas básicas para eludir un ataque:

1. Mantente alerta a tu alrededor. Mira atenta a las personas sospechosas, recuerda que su arma es la sorpresa. Los depredadores buscan que no les veas la cara para que más adelante no puedas identificarlos.

2. Escucha a tu intuición. Tu instinto es tu mejor arma de supervivencia. Puedes oler si una persona huele a alcohol o está bajo la influencia de alguna droga. “El sexto sentido es tu primer sentido que te alerta de un peligro potencial y ve lo que los ojos no miran”, asegura Siciliano.

3. Usa un lenguaje corporal correcto. El modo de comportarte puede dejarle claro a un depredador si serás o no su víctima. Según los expertos, existen señales corporales que pueden dar una señal errónea de coqueteo. Ejemplo de estas señales pueden ser: tocarse el cabello, alisar la ropa, colocar la mano en las caderas, dirigir el cuerpo hacia el hombre, un intenso contacto visual, acentuar la ondulación de las caderas al caminar.  Evita este tipo de comportamientos ante personas sospechosas.

4. Ármate con una táctica propia. Aprende técnicas de defensa en caso de que un ataque ocurra. “Saber dónde y cómo devolver un golpe puede salvarte de un ataque o un secuestro. Estas herramientas pueden tener impacto directo para que puedas huir del atacante”, afirma Iris Cortes Valle, oficial de policía e instructora de defensa personal en la Universidad Estatal de California, Fullerton.

5. No camines sola. Si es posible siempre acompáñate de otros, no importa la hora y el día que sea. "Los ataques sexuales también ocurren a plena luz del día y entre semana”, asegura Tod Burke profesor de justicia criminal en la Universidad Radford de Virginia.

6. Aparenta que conoces el lugar. Si estás en un lugar desconocido, no demuestres que estás desorientado. "Trata de no atraer la atención deteniéndote a mirar un mapa o algo parecido, esto puede alertar a un potencial atacante", asegura Burke.

7. Cuida lo que tomas. Si estás en una fiesta, un bar o un lugar donde estén tomando alcohol, cuida la cantidad que tomas, así como nunca dejes tu bebida desatendida pues un atacante puede poner droga en tu vaso.

8. Se cuidadosa con las conversaciones y ligues. Muchas mujeres se han convertido en víctimas con tan solo contestar un mensaje en línea, por platicar con extraños o compartir demasiada información en redes sociales.

9. Atención si alguien te hostiga. Ten precaución cuando alguien te pone demasiada atención, o cuando los halagos hacia tu persona se tornan agresivos, o excesivos. Reconoce a aquel que no tomará un “no” como respuesta y que te lo encuentras a donde quiera que vayas.

10. Está preparada. Algunos ataques sexuales toman lugar cuando la víctima no está poniendo atención. Cuando camines a tu carro, ten las llaves a la mano, mira adentro de tu coche antes de entrar. Llama a la policía si sientes la menor duda de que estás en peligro.

La policía Iris Cortes dice que muchos atacantes o depredadores sexuales buscan a la víctima más fácil por eso lo más importante que una mujer puede hacer para mantenerse a salvo es ser la víctima más difícil, finaliza.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí