Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Verano en familia
  • Próximo álbum

Actividades buenas, bonitas y baratas para tu hijo en vacaciones

Llegaron las ansiadas vacaciones de verano y no puedes permitir que los niños pasen los largos días sin hacer nada. Por eso aquí te ofrecemos posibilidades con las tres "b": Buenas, Bonitas y Baratas, pero lo que es mejor, al alcance de todos los presupuestos y que seguramente interesarán a los peques de la casa.
Las bibliotecas más cercanas son la mejor opción, sobre todo en época de verano tienen activo su Club de lectura para niños, que los mantiene entretenidos y leyendo durante las vacaciones y que es un factor importante para evitar que los chicos regresen a clase con un nivel bajo de lectura por la falta de práctica. Las librerías también ofrecen una amplia variedad de programas para estimular el interés y los cuentos para los nenes en edad preescolar ayudan a los más pequeños a disfrutar del momento de lectura.
Si los padres trabajan, una buena opción es organizarse con amigos, vecinos o familiares para que uno lleve a un grupo de pequeños a la biblioteca. Ellos lo tomarán como una salida y tendrán la libertad de leer lo que más les gusta y no lo que los maestros dejan como tarea.
Una de las principales preocupaciones de los padres es dejar a sus hijos entrar a jugar a la computadora. El equipo que ofrecen en las bibliotecas es seguro y los padres pueden vigilar el tiempo que sus chicos pasan en ellas. Incluso, las bibliotecas cuentan con CD roms o libros interactivos para los chicos.
Otra buena opción de verano y de bajo presupuesto es planear un fin de semana de pesca, al lago, el río o el parque más cercano a casa. Siempre es bueno que los niños tengan contacto con la naturaleza y, principalmente, que los padres impulsen sus destrezas motoras con cosas simples.
Honolulu, Miami Beach, The Hamptons, Martha's Vigneard, Santa Mónica o Malibú no tienen que ser los destinos indispensables para vacacionar. Finalmente los chicos se divierten iguala en la piscina o en el mar. Lo mejor es elegir entre las playas que vienen bien para los propósitos de la familia y siempre es bueno consultar una guía de playas antes de comenzar los arreglos vacacionales.
Para pasar un buen rato con los niños tal vez lo único que haga falta es un espacio abierto, que bien puede ser un parque o el patio trasero de la casa, un chorro de agua o una guerra de globos con agua.
Una actividad infalible es buscar con los chicos en el parque distintas hojas de plantas y árboles, para hacer un álbum o catálogo, que sirvan para secarlas y al final del verano habrán encontrado un hobby original y entretenido.
Despierta el sentido explorador que hay en cada niño. Una vuelta al parque por unas cuantas horas basta y sobra para que los chicos busquen orugas, gusanos, grillos, que los ayuden a ver la diferencia entre un animal y otro. Podrán aprender y se divertirán en grande.
Es probable que no todos tengan un telescopio en casa, pero para los que tengan uno o que uno de sus familiares pueda prestárselos, ver las estrellas con guia de papá o mamá será como abrir un nuevo panorama para cualquier chico.
Como un juego de niños, pero al dejarlo poner su puesto de limonada para vender a los vecinos, estarás motivando el lado empresarial de tu hijo. Indícale que tiene que hacer un plan de trabajo para poder ponerlo, contar las ganancias y reinvertir en el negocio para poder continuar con él unos cuantos días más.
Una visita al museo siempre resulta económica y una gran inversión al futuro de tus hijos. Las alternativas son muy variadas, dependiendo del lugar donde vivas. Desde el museo de ciencias local, en el que seguramente tienen experimentos interactivos para los niños, hasta el museo de ciencias naturales o uno de arte, son buenas opciones para el verano.
Junto con los museos, los planetarios son otra gran opción para visitar en las vacaciones. Los planetarios son fuente de maravillosos descubrimientos y teorías que admiran a cualquiera, sin importar la edad. Además los chicos se entretienen aprendiendo de la inmensidad del espacio.
Los acuarios son algo más que ver a una foca aplaudiendo o a un delfin empujando una pelota. Los niños se maravillan al ver la diversidad y colorido de los seres del mar. Además cada vez más hay muestras alternativas que se incluyen en los acuarios con ideas de cómo los chicos pueden ayudar a preservar los recursos y fauna marina.
El zoológico local es una gran alternativa para los niños. Las entradas suelen ser al alcance familiar y siempre hay mucho qué ver. La invitación a estar cerca de animales salvajes siempre es uno de los mejores recuerdos en la infancia e incita el instinto de aventura de nuestros niños.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

Chinatown, en el corazón de Manhattan

Original forma de capturar los dulces sueños de un bebé

Descubre la llave de la felicidad para tu signo

Actividades para niños perfectas para un día de lluvia

Disfruta más imágenes
a tu izquierda