Enlaces Relacionados

  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Armonía familiar en el Día de la Familia
  • Próximo álbum

Refuerza los lazos de tu hogar en el Día de la Familia

El 23 de Septiembre de cada año se celebra, a nivel nacional, el Día de la Familia, con el objetivo de acercar a padres e hijos y mejorar su convivencia.
La rutina actual de las familias ha sido cada vez más limitada por la falta de tiempo y las actividades que se dan en solitario. Padres e hijos dedican gran parte de su vida conectándose a la tecnología, incluso, en las horas de descanso y como recreación, y esto ha hecho que cada vez pasen menos tiempo juntos.
Sin embargo, no sólo es el tiempo el factor que los padres deben ponderar, también es necesario que consideren que el tipo de relación que establecen con sus hijos no debe ser superficial, sino que deben involucrarse a profundidad en sus temores, inquietudes y anhelos, para conocerlos mejor.
La organización Informed Families nos compartió en esta fecha tan importante algunos consejos que te ayudarán a reestablecer fácilmente esta relación, pero no sólo para aplicarlos un día al año, sino toda la vida.
1. La hora de la cena es la hora de 'desconectarse': No se permiten teléfonos celulares, computadoras, juegos electrónicos o dispositivos móviles. (Mamá y papá: esto también se aplica a ustedes.) Hagan un pacto y firmen un acuerdo familiar juntos.
2. Transforma tu familia en un equipo: Convierte la cena en algo divertido y ameno donde participa toda la familia. Deja que los niños contribuyan en la preparación de las comidas y expresa tu agradecimiento por su ayuda. Asigna a alguien para poner la mesa y permítanle elegir los platos, el mantel y centro de mesa. Otra recomendación es planificar en familia el menú de la próxima semana.
3. La conversación es el plato principal: Haz preguntas como: '¿Qué fue lo más divertido que viste hoy?' o '¿Qué fue lo mejor que te pasó hoy?' Esto ayuda a que que todos participen en la conversación y a conocer los detalles en la vida de tus hijos.
4. Haz que la hora de la cena sea siempre divertida, evita discusiones sobre disciplina o riñas en la mesa.
5. A Sentarse siempre juntos en la mesa: Afuera cuando el tiempo lo permita o en el piso de la casa a manera de 'picnic' improvisado. Innovar siempre es bueno.
6. Crear una noche para servir algo especial sólo una vez por semana: Puedes tener una 'noche de estreno', para probar un nuevo plato o quizá hacerlo a manera del juego favorito de tus chicos.
7. Designa un día 'especial': Si alguien tuvo un éxito o logro bríndale reconocimiento frente a lso demás miembros de la familia, ya sea que saquen buenas calificaciones en un examen, gane un trofeo o reciba un premio en deportes.
Quizá es momento de una actividad informal, una guerra de almohadas, haciendo su postre favorito o quizá leyendo su cuento favorito, todos juntos.
8. Diviértete y cambia las cosas: Sirve desayuno de cena y pídale a todos que se pongan sus pijamas.
9. Recuerda, lo que cuenta es pasar un rato juntos: No te preocupes por hacer una comida complicada u organizar un paseo del otro lado del país, los momentos pequeños que pasen juntos son los que verdaderamente importan porque se hacen todos los días.
10. Previenes adicciones comiendo: Un estudio del National Center on Addiction and Substance Abuse at Columbia University (Centro Nacional de Adicciones y Abuso de Sustancias de la Universidad de Columbia), con una trayectoria de más de 10 años de investigación, revela que los chicos que comen en familia son menos propensos a fumar, beber o usar drogas ilícitas.
Su investigación demuestra que el tiempo compartido en la mesa familiar ofrece grandes beneficios: los adolescentes que regularmente comen con sus familias son más propensos a tener mejores calificaciones, a tener un mejor rendimiento y son menos propensos a la depresión, la ansiedad y a padecer problemas emocionales.
Próximos álbumes

David Beckham le da consejos de moda y fútbol a su hijo Romeo

‘Mini pig fashionista’ conquista las redes

Cinco deberes de los padres para hacer niños más felices

¿Nuevo novio? Mira cómo presentárselo a tus hijos

Disfruta más imágenes
a tu izquierda