Enlaces Relacionados

  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • boda real lady di
  • Bebé Real
  • Bebé Real
  • Los embarazos de la princesa Diana
  • Bebé Real
  • La princesa Diana
  • Bebé Real
  • Próximo álbum

El 'royal baby' podría tener una crianza al estilo Lady Di

El pasado 22 de julio los duques de Cambridge se convirtieron en padres y por la relevancia de su cargo, hay mucha expectación sobre cómo serán en este rol y cómo será la crianza de su hijo.
El 'royal baby', como su padre, llevará en sus hombros el peso de ser el tercero en la línea de sucesión al trono de la monarquía inglesa. Y es por eso que resulta importante el tipo de educación que los duques den al próximo heredero a la corona, se ha especulado que podrían imitar el estilo de la madre del príncipe.
Hay que recordar que los príncipes William y Harry recibieron una educación muy diferente a la que había acostumbrado la monarquía, de la mano de su madre, la fallecida princesa Diana de Gales.
'Lady Di', al ser de origen plebeyo como lo es la Duquesa Catherine, intentó dar a sus hijos, junto con el príncipe Carlos, una educación lo más normal posible. Incluso rompió varios protocolos.
Lo primero fue que los príncipes asistieron a la escuela Wetherby, un colegio de niños en el oeste de Londres, en lugar de que se instruyeran con tutores privados. Frecuentemente se veía a la princesa llevando a sus pequeños a las aulas, a restaurantes de comida rápida, tiendas de videojuegos e inclusive a parques de diversiones.
Sin embargo, no sólo se preocupó porque sus hijos llevaran una infancia despreocupada. A los ocho años de edad, el príncipe William ingresó a la escuela Ludgrove, en Berkshire, donde permaneció cinco años. Esta escuela es un internado en el que los niños aprenden "a crecer en un ambiente feliz, a explorar y expandir su potencial, a desarrollar su percepción y solidaridad con los demás". Ideas que marcaron la vida de su madre.
Más tarde, en julio 1995 el príncipe William asistió al colegio Eton, que goza de gran fama porque ha instruido a miembros de la realeza de todo el mundo y también reconocida por su tradición militar. Entre ellos 18 primeros ministros británicos.
Para la princesa Diana era muy importante que los príncipes también tomaran conciencia de lo privilegiado de su posición e intentó inculcar en ellos el espíritu caritativo, que ella muchas veces expresó ante los medios.
Diana de Gales llevó a William y Harry a refugios para necesitados y centros de enfermos con SIDA. Esto fue muy criticado por los conocedores de la realeza, pero la población agradeció que alguien de la familia real se acercara a la cara contraria de la opulencia.
Catalina de Cambridge, al ser de origen plebeyo, también tuvo que prepararse para dar una excelente imagen que encajara con la realeza. Incluso antes de casarse fue asesorada por David Manning, un importante asesor internacional.
Una fuente cercana a la pareja real, recientemente declaró al periódico inglés, Mirror News que William tiene la determinación de combinar los roles de padre moderno y trabajador. "William es protector y astuto", describió.
De acuerdo con esas fuente, entre los planes de William se encuentran una nueva era de informalidad de los Windsor, con trabajo en equipo y la igualdad en la pareja real.
Se espera que William asumirá plenamente los aspectos prácticos de la paternidad, lo que significaría noches sin dormir e incluso cambio de pañales.
El príncipe tiene la intención de ser un tipo muy diferente de padre que el príncipe Charles, que cambió muy poco su rutina con la llegada de sus hijos.
Los partidarios de la realeza consideran que William tiene un gran amor por su esposa y que será un padre comprometido. Muestra de ello es que se conoce que estará al lado de la futura reina consorte en toda la labor de parto.
Punto muy importante, pues probablemente Catherine imite a la madre de su esposo en esto, se sabe que desea dar a luz a su hijo por parto natural.
Otro de los protocolos a los que Lady Di se rebeló durante la crianza de los príncipes fue con respecto de la lactancia.
En la familia real las madres nunca amamantaban a sus hijos, pero ahora el futuro rey podría recibir, el que los expertos señalan como, el mejor alimento para un bebé, gracias a su abuela materna.
Con la influencia de la princesa Diana en los duques de Cambridge es muy seguro que este privilegiado bebé reciba una educación tendiente a lo moderno, lo que es refrescante para la corona inglesa.
Catherine desde el momento en que se comprometió con el príncipe William ha sido comparada con Lady Di, pero será su postura con respecto a la educación de sus hijos y el apoyo que reciba de su esposo, lo que defina gran parte de su influencia en la familia real y el pueblo británico.

Videos

Próximos álbumes

Mamitas famosas ¿malas o buenas?

Novia bajó casi 100 libras para lucir increíble en su boda

¿Cómo ayudar a tu bebé a dejar el pañal?

'Do's & Dont's' de la luna de miel

Disfruta más imágenes
a tu izquierda