Enlaces Relacionados

  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • La difícil vida de un niño con alergias
  • Próximo álbum

La difícil vida de un niño con alergias severas

Charlie Walker es un niño de apenas cuatro años que sufre de alergias severas, tiene tantas que lo han forzado a vivir durante el resto de su vida usando un traje especial.
Este pequeño sufre severas reacciones a un gran número de objetos, comida, materiales e incluso al polvo.
Sus padres descubrieron sus alergias a comida como las nueces, el kiwi, el garbanzo, el ajonjolí, a los huevos y a los camarones.
Además tampoco puede tener contacto con algunos materiales químicos como el cloro en las albercas, a la arena y a productos que estén perfumados, solo neutros.
Y si esto no fuera poco, Charlie no puede tener contacto con material sintético, no puede usar ropa normal, ya que la mayoría de la ropa no solo está hecha algodón.
La piel de este pequeño es sumamente sensible, es muy peligroso que el tenga contacto con alguno de estos materiales.
Su piel comienza a irritarse que le causa demasiada comezón, para intentar calmarla, Charlie se rasca tan fuerte que empieza a sangrar.
Algunas veces es más sensible que otras, depende el material con el que tenga contacto, algunos materiales logran que no pueda respirar y comience a asfixiarse.
Cheryl, su mamá, tuvo que mandar a hacer un mameluco especial para Charlie, que lo proteja de pies a cuello de cualquier material como el polvo.
Sin este traje especial, el pequeño de cuatro años se vería obligado a estar en el hospital todos los días
En el hospital evitarían cualquier contacto con algún material peligroso para él y tendría cuidados específicos.
Su mamá dice que la condición de Charlie es muy difícil para ellos, tienen que ser muy cuidadosos a todas horas para mantenerlo a salvo.
A pesar de la difícil calidad de vida que tiene, ya que corre riesgos infinitos, sus padres están en todo momento a su lado.
Charlie se vuelve irritable y tiene mucho sueño, no puede alimentarse con las vitaminas que necesita ya que es alérgico, la mala alimentación cambia el humor del valiente niño.
El pequeño sigue intentando llevar una vida lo más normal que se pueda y con el amor de sus padres todo es más sencillo para él.
Seguramente las alergias nunca desaparecerán, pero con los cuidados adecuados y alternativas de alimentación Charlie estará más tranquilo.
Próximos álbumes

¿Los papás pueden hacer 'bullying' a sus hijos?

Llena de energía a tus hijos de forma saludable

Cómo ayudar a un adolescente en duelo

Michel Bublé hace compras de navidad anticipadas

Disfruta más imágenes
a tu izquierda