Enlaces Relacionados

  • Diez consejos para viajar con niños
  • estandareseducacion-fd766ac7566902a45125c2dce
  • Niños
  • Niños malcriados
  • Mascotas para niños
  • Niños
  • Smartphones y niños
  • Niños
  • Diez consejos para viajar con niños
  • Niños
  • Niños y la limpieza del hogar
  • Diez consejos para viajar con niños
  • Niños y la limpieza del hogar
  • Niños malcriados
  • Niños y la limpieza del hogar
  • Próximo álbum

Principios Montessori que puedes llevar a casa

Si tienes a un niño de preescolar en casa seguramente se encuentra descubriendo el mundo y el mejor momento para su aprendizaje es ahora. Para explotar al por mayor esta etapa de la vida de tu pequeño y potencializar sus capacidades creativas, toma nota de los principios Montessori que puedes aplicar en casa desde ahora mismo.
Para que lo sepas, María Montessori fue una educadora, científica, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga, feminista y humanista italiana. Su preocupación por la correcta educación de los niños la llevó a crear el método que lleva su nombre y es aplicado en muchas escuelas de todo el mundo.
Montessori creía que el niño necesita estímulos y libertad para poder desarrollarse y aprender. En este caso, la rigidez de las aulas de clase debe cambiar porque el maestro tiene que dejar que el alumno exprese sus gustos y sus preferencias y algo especialmente importante es que el maestro debe dejar que el alumno se equivoque y vuelva a intentar sus tareas.
En aquel entonces era la regla y hoy en día sigue sucediendo en muchas aulas de clase que el maestro no educa adecuadamente a los niños debido a la rigurosa disciplina empleada. El método Montessori propone que el rol del maestro dominante debe cambiar y el alumno debe tener un papel más activo y dinámico en el proceso de aprendizaje.
Es así que los principios educativos de María Montessori se fundamentan en la autonomía, la independencia, la iniciativa, la capacidad de elegir, el desarrollo de la voluntad y la autodisciplina. Igualmente se abordan aspectos como el orden, la concentración, el respeto por los otros y por uno mismo.
Como puedes ver, este método educativo puede ofrecer mucho a tu hijo y puedes comenzar a aplicarlo en tu hogar con sencillas acciones. Para comenzar, debes conocer que uno de los principios básicos de la pedagogía Montessori, según la Fundación Argentina María Montessori es la mente absorbente. Ésta estará presente en tu hijo desde el momento de nacer.
Según este primer principio, puede parecer que tu hijo permanece pasivo a todos los estímulos que recibe del exterior pero, lo que en realidad sucede en su cabeza es una gran incorporación de todo lo que ve, oye y siente, al mismo tiempo que configura su propia concepción del mundo, su inteligencia, voluntad, memoria, lenguaje y conducta. En pocas palabras, su personalidad.
Por lo tanto, una manera de llevar a tu casa este principio es poner mucha atención en todos los estímulos que recibe tu hijo. Debes saber que entre más conozca, más querrá aprender así que debes dejar que tu pequeño explore su entorno y que utilice todos sus sentidos para eso. Si el niño siente interés por un juguete, deja que lo inspeccione a fondo.
También debes saber que la mejor herramienta de tu pequeño serán sus manos por lo que es muy aconsejable que las utilice tanto como sea posible, cuanto más pronto tome control de estas extremidades, será más capaz de ir por objetivos más grandes como manipular juguetes de niños de mayor edad.
Igualmente es muy recomendable que no interrumpas a tu hijo cuando se encuentre concentrado en algún juego, esto también irá estimulando su capacidad de atención, lo que entrenará su mente para el momento en el que tenga que hacer tareas más complejas. Conforme pasa el tiempo, así como el niño va adueñándose de las habilidades para controlar su cuerpo, también va adquiriendo capacidades mentales y sociales.
Debes fomentar la autonomía en tu hijo. Lo ideal es comenzar encomendando pequeñas tareas a los niños, quienes deben realizarlas por sí solos y están permitidos los errores que sean necesarios para el aprendizaje de cómo deben hacerse las tareas. Esto le permitirá a tu pequeño desarrollar el amor propio y la seguridad en sí mismo.
Otro consejo muy útil es dejar que los hijos mayores enseñen a los más pequeños, así obtendrás un doble beneficio. El niño menor aprende de su hermano imitando lo que hace y el niño grande reforzará sus conocimientos en lo que sea que ayude al pequeño.
Para hacer que tu niño aprenda más por sí sólo, sería de gran utilidad contar en casa con instrumentos a su medida. En la cocina debe haber una pequeña cuchara, una pequeña escoba, sillita y mesa. En su habitación todas las cosas deben estar a su alcance para que el niño pueda disponer de ellas cuando se le antoje ocuparlas.
En todo momento es primordial que fomentes en tu pequeño la creatividad. Paradójicamente, esto no lo lograrás diciéndole qué hacer si no todo lo contrario, como los profesores de las escuelas que siguen este método, tu labor es sólo mostrar el camino y orientar a tu pequeño sin decirle expresamente que hacer.
Pero quizá uno de los puntos más importantes es que debes enseñar a tu hijo a amarse y respetarse a sí mismo. Fomentar en tu hijo la confianza, humildad, responsabilidad y el interés por el conocimiento, será vital para su vida de adulto.
Próximos álbumes

Cómo ayudar a tus hijos a escoger la universidad

Llena de energía a tus hijos de forma saludable

¿Los papás pueden hacer 'bullying' a sus hijos?

¿Cómo saber si tu hijo anda en malos pasos?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda