Enlaces Relacionados

  • universidad estudiantes examen SAT
  • Dudas antes de entrar a la Universidad
  • Cinco razones
  • universidad estudiantes examen SAT
  • Camino a la universidad
  • Universidades son una ganga
  • Solicitar admisión a las universidades
  • Glosario para prepararse para la universidad
  • estudiantes
  • Latinos reciben ayuda para ir a laUniversidad
  • Universidades con menos deudas
  • Vamos a la universidad
  • Próximo álbum

Cómo ayudar a tus hijos a escoger la universidad

¿Tus hijos ya se encuentran considerando sus opciones para su educación universitaria? Si no es así, debes saber que, a menos que sean unos bebés, nunca es demasiado pronto para ponerse a considerar esta importante cuestión. Los padres saben que, para que sus hijos aspiren a un futuro próspero, deben estar muy preparados académicamente y terminar una carrera universitaria.
Sin embargo, considerarlo no es suficiente ya que aunque el 95 por ciento de los padres latinos creen que es muy importante que sus hijos vayan a la universidad, sólo 35 por ciento de los estudiantes que se gradúa de la preparatoria e ingresan a la universidad y tan sólo un 13 por ciento termina sus estudios, según la Hispanic Access Foundation. ¿Cómo hacer para que tu hijo no sea uno más del amplio porcentaje de los chicos que no terminan la universidad?
Primero, hay que considerar cuatro factores que la National College Access Network (NCAN) toma como indicadores de éxito para los jóvenes que aspiran a una carrera universitaria. Según Elizabeth Romero, experta en educación superior en México para el Huffington Post, informarte sobre ellos oportunamente puede marcar una diferencia en el futuro de tu hijo así que toma nota ahora mismo.
Qué tan buen estudiante es. Según la experta, el promedio general o ‘Grade Point Average’ del alumno no es suficiente, éste también debe estar asistiendo a los cursos más intensivos que se ofrezcan en su preparatoria de Colocación Avanzada. Si tu hijo se encuentra tomando estos cursos, sus probabilidades de llegar a la universidad se multiplican, si no está inscrito, es hora de que ponga manos a la obra.
Exámenes ACT y SAT. De acuerdo a la NCAN, el siguiente indicador es el número de estudiantes que toman los exámenes ACT y SAT. Ambos son distintos pero son aceptados por todas las universidades como parte del proceso de admisión. Lo más aconsejable es que tu hijo haga ambos exámenes y utilice el que más puntaje tenga para su solicitud a la universidad. También es muy recomendable que tu hijo haga los exámenes de preparación conocidos como PLAN o PSAT para mejorar su puntaje.
Ayuda Financiera. Las becas son un gran apoyo para aquellas familias que no tienen los recursos suficientes para pagar la universidad de sus hijos. Existen dos tipos de apoyos, hay becas proporcionadas por el gobierno y las que la escuela pude brindar a sus estudiantes. Las dos pueden cubrir distintos porcentajes de los gastos universitarios pero según la experta, no hay un límite de becas a las que se puede aplicar por lo que sólo es cuestión de dedicar tiempo a investigar sobre ellas y tramitarlas.
El temible Proceso de Admisión. Una manera de que tu hijo se encamine al éxito es multiplicar sus opciones, sus probabilidades de ser aceptado en una universidad son directamente proporcionales al número de solicitudes de admisión que ha enviado a las universidades y las visitas que ha realizado a éstas. Te sorprenderías de lo beneficioso que es esto ya que sus oportunidades se incrementarán significativamente.
Pero, aunque los padres tengan toda la intensión de ayudar a sus hijos en todo lo anterior, aun queda el hecho de que son ellos quienes elegirán su propio camino y aunque a muchos padres les gustaría, no pueden escoger por ellos la universidad que les parezca ideal para que sus hijos estudien. Sin embargo, los padres sí pueden encaminarlos por la ruta que crean conveniente.
La primavera es la ideal para comenzar con las visitas a los campus universitarios que más convengan a tus hijos y la mejor manera de convencerlos es llevándolos a conocer a fondo la que puede ser su institución favorita. Primero, debes consultar entre una amplia variedad de escuelas públicas, privadas, grandes y pequeñas. Es muy importante mantenerte con una mente abierta aun si alguna de estas escuelas no es la primera opción.
Es vital hacer una investigación antes de ir. Lo más aconsejable es trazar un plan de visita obligada a los puntos más importantes en el campus. Si tu hijo está planeando especializarse en química, visiten el edificio de la química. Pero no sólo eso, existen muchas áreas comunes en las que tu hijo pasará la mayor parte de su vida universitaria, los dormitorios, la librería, el centro de tutoría y los comedores son lugares que no deben dejar pasar.
Puede no parecer una buena idea pero el mejor momento para visitar una escuela es cuando está en periodo de clases ya que esto le dará a tu hijo una imagen más realista de la cultura de la escuela, la vida cotidiana ahí, el ritmo que llevan los estudiantes y también le dará un panorama general de lo que podrá ser su vida en ese plantel.
Finalmente recuerda que aunque te encuentres muy involucrado en esta situación, debe ser tu hijo quien conozca todas las opciones ya que si decides visitar los campus sin él, en nada ayudará ya que los jóvenes necesitan conocer con sus propios ojos las instalaciones. Lo más importante es que dejes que recorra libremente el campus durante su visita. Consejos, una carrare universitaria puede convertirse más en una realidad que en un sueño.
Próximos álbumes

Familias fuertes hacen hijos fuertes

Maquíllate de 'Catrina' en un dos por tres

La difícil vida de un niño con alergias severas

‘Tips’ para manejar adolescentes rebeldes

Disfruta más imágenes
a tu izquierda