Enlaces Relacionados

  • Familias fuertes
  • peleas entre hermanos
  • La familia
  • El bullying
  • CÓMO hablar de sexo
  • Día de las Niñas
  • chicos buenos
  • El bienestar de la familia
  • La crianza de los hijos
  • La familia
  • La cena navideña
  • La familia
  • Cena de Acción de Gracias
  • padre hijo celular
  • 182299206-53132cf98be531a786c196bf6f0e368b.jp
  • Próximo álbum

Familias fuertes hacen hijos fuertes

Como padre o madre, tienes la responsabilidad de educar hijos fuertes para poder lograr esta proeza. Por esta razón, el autor te brinda sus mejores consejos para construir una familia fuerte sin importar las diferencias entre todos.
Si creciste en una familia con varios hermanos, seguramente te habrás dado cuenta que, aunque lleven la misma sangre y compartan por muchos años el mismo techo, podría decirse que todos son personajes completamente distintos. Incluso, podrías no parecerte en nada a tus padres.
Es muy usual el caso de que los padres amantes de las buenas costumbres tengan un hijo que se salga del estándar y viceversa. ¿Pero alguna vez te has preguntado por qué sucede este curioso fenómeno?
El escritor Lynn Shafer, autor de’ Stories from Brooklyn: Ancient Voices, Ritual Chants’, libro en el que hace una mirada intemporal en la interacción de los miembros dispares de una familia extendida del año 1940, te brinda algunas pistas.
Un primer estudio realizado por el investigador Robert Plomin en la década de 1980 sigue siendo el recurso por excelencia para los psicólogos que buscan entender la diversidad de la personalidad dentro de las familias.
Según dicha investigación, incluso entre los hermanos, mientras que los rasgos físicos pueden ser muy similares, las personalidades pueden ser tan variadas como los individuos al azar de la población general.
El autor del libro explica que esto sucede tanto en familias grandes de antaño como en las pequeñas de hoy en día. Probablemente, entre los integrantes de éstas, hay más diferencias que similitudes pero eso es vital ya que muchas de estas familias son muy unidas y apegadas.
De acuerdo a Shafer, las familias son tan importantes porque sirven como inspiración para la humanidad en su conjunto ya que a pesar de una unión de personas muy diferentes, todos podemos amar, aprender y crecer juntos. Por eso sigue estos 'tips'.
1. Establece una base sólida de valores compartidos.

No es ningún secreto que las familias muy religiosas tienden a ser muy unidas y fuertes ¿Por qué? Según el autor, en estas familias, desde la infancia la religión proporciona un medio estructurado de intercambio de creencias y valores con los servicios de adoración y rituales que marcan una pertenencia.
Los estadounidenses que se mantienen en una religión se esfuerzan por hacer hincapié en la importancia de los valores de la familia y su papel en la reunificación de todos los miembros de ésta. La creación de los rituales y las tradiciones son una manera de enfatizar los valores.
2. Has de tu historia familiar una historia para celebrar.

Desde la más insignificante anécdota, hasta el más heroico acto de uno de los miembros de la familia, merecen ser festejados. Una pequeña característica física que todos los integrantes de la familia tengan como un lunar o un hoyuelo en la mejilla pueden hacer un detalle célebre y una historia especial.
El autor explica que no se trata de memorizar el árbol de familia, pero debes asegurarte de que tus niños sepan que son parte de algo más grande que ellos mismos, que formar parte de esta familia es un privilegio y a la vez una responsabilidad. Un niño al que se le recuerda constantemente que es la viva imagen de un maravilloso pariente, siempre tendrá en mente a esa persona y lo recordará con cariño aunque no lo haya conocido.
3. Comprométete a asistir a las reuniones familiares.

A menudo, los lugares para compartir esas historias son las reuniones familiares, bodas, funerales, fiestas y aniversarios. De acuerdo a Shafe, puede convertirse en una cuestión que no se sabe cómo comenzó, sin embargo, las familias fuertes tienden a tener muchas historias familiares compartidas.
Las familias fuertes también tienden a reunirse con frecuencia, por lo que este lugar también se convierte en el idóneo para que los miembros de la familia con personalidades muy diferentes, sobre todo los niños, aprendan a encontrar un terreno común y practiquen cómo llevarse bien.
Si logras aplicar esto con tus hijos harás una gran diferencia en ellos ya que si aprenden a tolerar y a respetar a otros, estarán trabajando por el bienestar del planeta. Imagina lo pacífico sería el mundo si todos estuviéramos obligados a jugar correctamente con nuestros desagradables primos, como si fuéramos niños.
Próximos álbumes

Gatos y libros, una buena combinación

Moda muy navideña para perros y gatos

'Teddy bear' recuperado, tan valioso como un tesoro perdido

¿Qué es y cómo se organiza una posada?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda