Enlaces Relacionados

  • padre escuela
  • Ciudades con más divorcios
  • chicos buenos
  • Divorcio
  • Divorcio
  • Niños malcriados
  • peleas entre hermanos
  • Pareja discutiendo
  • Niños malcriados
  • padre hijo celular
  • 'Tips' para padres trabajadores
  • Hablar de homosexualidad
  • 'Tips' para padres trabajadores
  • Ciudades con más divorcios
  • ¿Sabes si esperas mucho de tus hijos?
  • Divorcio
  • Maltrato infantil
  • familia junta
  • Próximo álbum

Las lecciones que tus hijos aprenden de tu matrimonio

Tal vez no lo habías pensado, pero la forma en que llevas tu matrimonio brinda una enorme lección de vida a tus hijos.Cada acción que emprendas frente a tus hijos, la actitud que tomes en determinadas situaciones, la manera en la que te desenvuelvas en tu entorno, serán el ejemplo que tus hijos tomarán para actuar en su propia vida.
Y no sólo será vital la relación que tengan tus hijos contigo sino también influirá en ellos la relación que tengas con tu pareja, es decir, inevitablemente también la forma en la que lleves tu matrimonio será lo que moldee la forma de actuar de tus hijos. Aunque, todo el mundo sabe que los matrimonios no son perfectos.
Vivir en pareja no es precisamente lo más fácil del mundo, si bien es cierto que los desacuerdos pueden surgir todo el tiempo, encontrar la estabilidad conyugal, proveerá a los hijos de un desarrollo y seguridad idóneos para su crecimiento. Esto sucede porque los hijos son sumamente perceptivos a su entorno.
Cuando los padres discuten y cuando se llevan bien, ahí están los hijos para prestar mucha atención, observar, examinar, hacer sus propias conclusiones o tomar como ciertas las que los padres dicen, todo ello sin que los padres se den cuenta. Y esto definitivamente sentará una base para cuando los niños lleguen a adultos.
Es por eso, que debes poner mucha atención en cómo es que estás viviendo tu matrimonio y cómo lo estás demostrando a tus hijos, he aquí una lista de lecciones que les das a tus hijos con las acciones que emprendes hacia tu pareja ya que no sólo basta con convivir bajo el mismo techo sino hacerlo de manera armoniosa.
Humildad. Una pelea puede originarse por lo que sea, inclusive por una tontería como quién olvidó refrigerar la cena. Y es muy fácil también que en una de esas tú no tengas la razón y quede evidenciado. Si tus hijos se percatan de ello y tú no quieres admitir que estás equivocado, ellos harán lo mismo.
Cuando se percatan que es mejor empeñarse en que se tiene la razón cuando sucede lo contrario, antes que ofrecer una disculpa o ceder, sabrán que ese tipo de motivos, por tontos que sean como el orgullo, valen más que una sana convivencia. Eso o aprenderán que los demás deben ceder ante ellos, lo que es igualmente nefasto.
Respeto. La manera en que te dirijas a tu cónyuge, por sutil que sea es percibida por los niños, aun si no se trata de una falta de respeto, si es algo como menosprecio por lo que hace la otra persona, los niños entenderán que hay personas que valen más que otras y que no todas son merecedoras de su respeto.
Hay pequeñas palabras que, como adulto, puedes expresar sin darles importancia alguna, pero que los hijos pueden tomarlas como literales. Expresar algo como “tú mamá está loca hijo, no le hagas caso” hará entender que la madre no hay que tomarla en serio, luego, para el niño, todas las mujeres están locas. Y eso llevará a los niños a tener una visión muy equivocada de la vida.
Relación de interdependencia. Una manera de enseñarle a los hijos lo importante que son los demás para su propia existencia es demostrándoles lo importante que es tu cónyuge para ti. Debes hablar de las razones por las que tu pareja es muy importante para ti y así ellos sabrán de lo vitales que son las relaciones.
Es importante que le hagas saber a tus hijos que dependen de su padre o madre no sólo en el aspecto económico o para que ayude a su crianza, sino que también es necesaria su presencia porque ambos se complementan, ambos necesitan la unión y el apoyo del otro. Ello les brindará mucha confianza a los niños.
Compromiso y responsabilidad. Cuando uno de los dos enferma y el otro está ahí para cuidarlo, cuando surge una dificultad el otro demuestra su apoyo, es cuando los hijos se dan cuenta del valor del compromiso, de la responsabilidad que tiene el uno con el otro cuando asumieron el matrimonio.
Es muy importante que los hijos comprendan que es importante sentir el apoyo del alguien, pero también brindarlo porque la reciprocidad es vital. Esto aplica también cuando uno de los dos no cumple lo que llega a prometer. Si esto llega a ocurrir, sienten que los padres son incongruentes y por lo tanto, comienza la desconfianza en las personas.
Honestidad. Este valor viene muy ligado con el punto anterior, decir una mentira, por pequeña que sea puede estar dándoles una de las peores lecciones a los hijos; el engaño no sólo, no es malo, sino que está permitido e incluso es necesario en ocasiones. Lo mejor será que este tipo de comportamientos no lo estés exponiendo frente a los niños.
Decir una mentira, aunque parezca piadosa, y más aun, si vuelves cómplices a tus hijos, te garantiza que pronto, tú mismo seas víctima de una de sus mentiras. Aunque como adulto, se puede formar un criterio sobre lo que es bueno decir y lo que es mejor callar, cuando estés frente a tus hijos procura ser lo más sincero y honesto posible.
Amor. Finalmente, cuando les hablas de tu pareja como si fuera alguien de quien no necesitas, alguien como los demás, estarás danto el mensaje a tus hijos de que es una persona fácilmente reemplazable y que la relación que tienen, puede terminarse en cualquier momento lo que les causará una gran inseguridad.
Si no les inculcas a tus hijos, el amor que sientes por tu pareja, junto con la admiración y aquellas cosas importantes que te hicieron enamorarte de esa persona, no esperes que tus hijos entiendan lo que es el amor y cómo experimentarlo cuando encuentren a alguien.
No te olvides que no sólo debes hablar de las cosas positivas, hablar de lo negativo, de los defectos, también les enseñará que a veces hay que amar a una persona aunque se equivoque o no sea perfecta.

Videos

Próximos álbumes

'Top ten' de los lugares para visitar en familia

Décima semana de Viva La Diva

Griselda prepara su cruel venganza contra Tyler

El humor de Adal Ramones hizo del show, una fiesta

Disfruta más imágenes
a tu izquierda