Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • Embarazo y parto
  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • La familia
  • Próximo álbum

Tu árbol genealógico ¿influye en tu destino?

El árbol genealógico familiar puede influir más de lo que crees en tu vida: la psicogenealogía dice que somos el resultado de nuestros ancestros.
"La historia familiar es como una telenovela", asegura Claude Bouvier, doctor en Psicogenealogía, quien asegura que muchas veces 'pagamos la cuenta' de nuestros ancestros en las decisiones que tomamos ya que nacemos con una memoria celular que nos ha sido heredada.
Generaciones de familias con mujeres que se divorcian a la misma edad, conductas que se repiten en miembros del mismo sexo o con el mismo nombre en la línea sucesoria, conflictos heredados generación tras generación, son algunos ejemplos de lo que estudia la Psicogenealogía.
Para Bouvier, un hijo es el resultado de un universo psicomental de sus antecesores, empezando por el padre y la madre, seguidos por sus abuelos y bisabuelos.
Los padres nos conciben como un proyecto inmaterial. "Ellos ven en sus hijos muchas veces lo que ellos no hicieron o tuvieron", explica el experto. Y ese plan en el que fuimos concebidos se marca en el inconciente, visto de otra forma, el bebé servirá para lo que fue creado.
Para entender mejor cómo se programa el proyecto de vida de un hijo tenemos el caso de Salvador Dalí. El pintor español tuvo un hermano mayor que murió 9 meses antes que él, cuando nació Dalí lo nombraron igual que al hermano y cuando creció le dijeron que él había sido una reencarnación de su hermano, es decir, que el proyecto que tenían sus padres para él era el de suplir a su hermano muerto. Esto trajo una crisis de personalidad, al creer que él era la copia de su hermano muerto.
También se ha demostrado que el bebé nace con una memoria celular en donde guarda las emociones que experimentó durante su gestación. Y algunos hechos pueden incidir en su camino de vida.
Incluso Bouvier asegura que las anécdotas que nos cuentan cuando somos pequeños, así como el clima psicológico en el que fuimos criados, logra marcar la trayectoria de una persona.
"Todos estamos un 98% automatizados, y nuestro libre albedrio es de 2%, pero esto puede cambiarse si yo tomo consciencia de las acciones de mis padres", expica Bouvier y añade que hay que analizar el origen de nuestras motivaciones, ya que muchas veces una motivación puede no ser totalmente mía y debemos romper con las 'lealtades familiares'.
También la forma en que nuestros padres nos hablaron del dinero influye para nuestro éxito financiero. Aquellas frases que nos dijeron sobre cómo ganar dinero o cómo administrarlo son las bases de nuestro edificio económico.
De acuerdo con Bouvier, no existe el azar, solo el desconocimiento de las acciones establecidas en nuestro inconsciente familiar.
Incluso algunos acontecimientos coinciden con fechas importantes de nuestros padres: aniversarios, matrimonios, catástrofes y todo eso se marca en el inconsciente como si fuera un ciclo genealógico.
Por eso Bouvier recomienda encontrar el hilo rojo en nuestro árbol genealógico, que es un rompecabezas, para construir una hipótesis de porqué somos como somos y tengamos la habilidad de cambiar lo que no nos gusta para luchar por lo que realmente queremos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Es normal tener un amigo imaginario en la infancia

Diez ciudades divertidas perfectas para vacacionar con niños

¿Cómo saber si tu hijo anda en malos pasos?

Bebé llega al mundo con ayuda de su padre

Disfruta más imágenes
a tu izquierda