Gwyneth Paltrow obliga a sus hijos a hablar español

Gwyneth Paltrow en \'pro\' del español

"Quiere que sus hijos sean bilingües a pesar de que ninguno de sus padres habla castellano como lengua materna", reveló a la revista Us Weekly una de las asistente a la fiesta en la que se vio a los pequeños hablando entre ellos con español.

- Grosby Group. Prohibida su reproducción.

La oscarizada Gwyneth Paltrow quiere perpetuar el estrecho vínculo que le une a España, adonde solía acudir todos los veranos para estudiar castellano, y por ello no ha dudado en transmitir a sus pequeños Apple y Moses su amor por la lengua de Cervantes. Tanto es así, que la intérprete está decidida a hacer de sus retoños dos envidiados bilingües obligándoles a hablar únicamente en español cuando están entre ellos.

Las técnicas educativas de la mujer de Chris Martin, líder de la banda Coldplay, se pusieron de manifiesto el pasado mes de octubre en casa de la también intérprete Cameron Diaz, quien invitó a la pareja a celebrar con ella la reciente boda de su asistente personal Jesse Lutz. Según comentan varios de los invitados que tuvieron la oportunidad de saludar a Gwyneth, la popular artista solo se dirigía a sus pequeños en castellano y les exigía que no utilizaran el inglés si querían hablar con ella o entre ellos mismos.

Estricta y disciplinada

"Gwyneth no paraba de recordarles que cuando quisieran hablar entre ellos o con ella solo les estaba permitido comunicarse en español. Obviamente, para jugar con otros niños y para dirigirse a otras personas necesitaban utilizar el inglés, pero lo cierto es que, en el aspecto de la comunicación, Gwyneth parece ser una madre muy estricta. Quiere que sus hijos sean bilingües a pesar de que ninguno de sus padres habla castellano como lengua materna", reveló a la revista Us Weekly una de las asistente a la fiesta.

Tras reducir su presencia en la gran pantalla y dedicarse de lleno a la vida familiar, Gwyneth Paltrow ha tenido que salir a la palestra pública en más de una ocasión para defender sus decisiones como madre, sobre todo para insistir en que es capaz de compaginar a la perfección su faceta maternal con aquellos momentos en los que necesita desconectar de las responsabilidades.

"Hay madres a las que les da un ataque de conciencia cuando aprovechan un día libre para ir a un concierto, porque de alguna forma creen que están traicionando a sus hijos. Menuda estupidez. Yo cuando estoy con mis niños les presto toda mi atención y les doy todo el amor que tengo dentro. Pero eso no significa que tenga que renunciar a la diversión para siempre o a otros aspectos de la vida. Todo se puede hacer si uno es organizado", aseguraba a la revista Life & Style.