¿'Bullying' entre hermanos?

Es normal que los hermanos se peleen, pero que no lleguen al bullying

El bullying entre hermanos

Sibling Bullying

Aprende a diferenciar una pelea entre hermanos y cuándo se trata de un abuso o acoso.

Learn to differentiate a fight between brothers, and when it becomes bullying or harass...

Temp. Season 2013 | Epi. Ep. 130624 | 06/24/13 | 05:46  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Despierta América Despierta América

El bullying entre hermanos

Sibling Bullying

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Aprende a diferenciar una pelea entre hermanos y cuándo se trata de un abuso o acoso.
Ep. 130624 | 06/24/13 | 05:46 Disponible hasta 06/24/13
Univision

Aunque es muy común que entre hermanos surjan diferencias e incluso discusiones fuertes, en ocasiones los padres no pueden identificar cuando la rivalidad ya se convirtió en violencia intencional o acoso.

La madre de familia Natalia Caña visitó la 'Casita' de Despierta América para compartir su testimonio sobre este tema y nos platicó cómo se dio cuenta de esta actitud en sus retoños. Caña tiene dos hijas, una de nueve y otra de cinco años, y comenzó a preocuparse cuando la menor se volvió muy agresiva y no sabía cómo disciplinarla.

El psicoterapeuta Alfredo Hernández señala que las peleas entre hermanos son completamente naturales, pues incluso los animales cachorros tienen este comportamiento. Sin embargo el 'bullying' se puede catalogar como tal cuando existe un desequilibrio de poder.

Cuando uno de los dos involucrados está lastimando intencional y repetidamente al otro puede considerarse hostigamiento. Si existen constantemente burlas, golpes, sobrenombres o abusos de poder la situación debe atenderse.

Las heridas del 'bullying'

Cuando un niño sufre de acoso u hostigamiento, enfrenta consecuencias a corto, mediano y largo plazo. El efecto inmediato podemos detectarlo si el pequeño sufre:

- Cambios de comportamiento

- Sentimientos de humillación y/o derrota

- Golpes inexplicables

- Dificultad para dormir

- A largo plazo puede desarrollar síntomas de depresión y ansiedad.

El acosador también necesita ayuda

Por lo general se atiende al niño que sufre del acoso, sin embargo el chico que está causando daño también requiere de atención porque con el tiempo suelen convertirse en personas con dificultad de reconocer las emociones de los demás y sienten que el mundo está en su contra. Además son propensos a caer en abuso de drogas y tener problemas legales.

Como padre de un hijo acosador es muy importante que atiendas su problema con un especialista.

¿Qué puedes hacer?

Para ayudar a detener la violencia entre ellos es importante que:

1. Reconoce el sentimiento de cada uno y dale la misma importancia a ambos.

2. Digas al niño que aunque su emoción es válida, el comportamiento que tiene no es correcto porque lastima a alguien más. Si los niños aprenden a diferenciar el comportamiento de las emociones tendrán un mejor manejo de sus relaciones personales, no sólo en la infancia, sino para toda la vida.

3. Dale ejemplos de situaciones reales en las que te haya visto enojado y hazle ver que aunque sentías ira no golpeaste, gritaste o insultaste a otras personas.

4. No tengas un hijo preferido, trata de no poner etiquetas como 'la más inteligente', 'la más bonita', 'el más problemático', entre otras, porque eso va incrementando la rivalidad.

Aunque es normal que el menos beneficiado o empoderado trate de compensar ese sentimiento con violencia, la infancia es el momento ideal para desarrollar las destrezas de comportamiento y es vital que le enseñes que nos es correcto pues a lo largo de la vida tendrá momentos difíciles y no se podrán resolver golpeando a otras personas.