El hijo de Jenni Rivera está deprimido: ¿cómo puede ayudarlo?

Habla claro con tus hijos sobre el divorcio, como hizo Jenni Rivera

Habla claro con tus hijos sobre el divorcio

Speak clearly to your children about divorce

La psicoterapeuta Mauren Zamora hizo las recomendaciones para que tus hijos no se frust...

The psychotherapist Mauren Zamora made some ​​recommendations on how to speak to yo...

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 121015 | 10/15/12 | 05:53  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

La psicoterapeuta Mauren Zamora hizo las recomendaciones para que tus hijos no se frustren tanto por el divorcio de sus padres.
Ep. 121015 | 10/15/12 | 05:53 Disponible hasta 10/15/12
Despierta América / Univision

El hijo de Jenni está triste

“Cuando mi hijo Johhny supo del divorcio con Esteban Loaiza, mi hijo me dice llorando: Mami, mi papá se murió, ¿por qué ahora la vida me quita a Esteban? ¿Por qué te vas a divorciar de él?", escribió Jenni Rivera en su Twitter.

La cantante se ha divorciado de su pareja sentimental después de dos años de matrimonio y se ha mostrado preocupada pues ha visto que su hijo ha estado muy triste y el terapeuta le ha dicho que esa tristeza se puede volver coraje.

Las causas de la depresión infantil son muy diversas. La predisposición genética, la privación afectiva, los problemas familiares, los ambientes inadecuados o los entornos agresivos son los más habituales, explicó a EFE el Doctor en Psicología y profesor de la Universidad Complutense de Madrid Valentín Martínez-Otero.

Pero los especialistas también han detectado bastantes casos de depresión infantil entre aquellos menores que han perdido a alguno de sus padres o se han visto afectados por un divorcio.

"Ese día (el día de su divorcio) no lo llevé a la escuela. Se quedó conmigo y fuimos a ver a su terapeuta, a quien ha estado viendo por el trauma de haber perdido a su padre. Mi hijo vive en depresión. Yo sí lo comprendo aunque no me puedo imaginar vivir lo que él ha vivido. A los 8 años cargar el ataúd de su padre, estar ilusionado con un hombre nuevo en su vida, y después vivir una decepción de un divorcio nuevamente. Es mucho para un niño de 11 años. Es mucha la tristeza, depresión y coraje que él pueda sentir", añadió.

Según los expertos, aproximadamente un cinco por ciento de los niños sufre este tipo de problema. Por ello, deberemos prestar atención a su comportamiento y observar si el menor se encuentra decaído, si su estado de ánimo no es el habitual. Los lloros, el aislamiento o la pérdida de interés son síntoma de que algo no marcha bien.

Si crees que alguna de estas situaciones puede estar afectando a tu hijo, intenta dedicarle toda la atención del mundo. Verás cómo con el tiempo irá recuperando la confianza y seguridad en sí mismo.

El menor puede manifestarlo de otras muchas formas. También es habitual que el pequeño pierda el apetito, escriba finales tristes para sus cuentos o no quiera volver a jugar a sus juegos preferidos.