Publicidad | Vea su anuncio aquí

Madres a tiempo completo corren mayor riesgo de sufrir de depresión

Ser mamá de tiempo completo

Ser mamá de tiempo completo.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Las peores travesuras de los hijos

FOTOS:  Las peores travesuras de los hijos

Ver fotos
Una familia con 11 hijos

FOTOS:  Una familia con 11 hijos

Ver fotos
¿Los hijos de JLo pasan más tiempo con sus nanas?

FOTOS:  JLo pasa poco tiempo con sus hijos

Ver fotos


Quedarse en casa con los niños podría ser un factor perjudicial para la salud mental, causándole depresión e ira a las madres consideradas como 'amas de casa', de acuerdo con un nuevo estudio.

Como parte de la investigación, Gallup, entrevistó a 60,000 mujeres, sobre su estado emocional, dividiendo las participantes entre madres a tiempo completo que se quedan en casa con sus niños, madres empleadas fuera del hogar, y mujeres empleadas sin hijos o con hijos que ya no viven bajo el mismo techo.

Del grupo, un 42% de las amas de casa describieron su estatus económico como uno agobiante, comparado con un 36% de las madres empleadas y un 38% de las mujeres empleadas. Asimismo, un 41% dijo sentirse preocupadas, a diferencia de las madres empleadas (34%) y mujeres empleadas (32%).

Estas además confesaron experimentar sentimientos de tristeza, estrés, enojo y depresión en mayor medida que el resto de las examinadas.

Sobre los resultados, los autores concluyeron:

“Las mamás que se quedan en casa de todos los niveles económicos se encuentran en un peor momento que aquellas que trabajan en términos de tristeza, ira y depresión, a pesar de que son iguales que otras mujeres en la mayoría de los demás aspectos del bienestar emocional. Las madres empleadas, sin embargo, están haciendo tan bien como las mujeres que trabajan sin hijos en el hogar – posiblemente revelando que el empleo formal, o quizás el salario recibido está asociado o tiene un beneficio emocional para las madres”.

Un estudio pasado realizado por la American Sociological Association, demostró de igual manera que las madres que trabajan tienen menores tasas de depresión que sus homólogas que se quedan en casa, pero caer en el mito de la "súper mama" podría ponerlas en mayor riesgo de esta condición.

Hallazgos mostraron que las madres trabajadoras que expresaron una actitud de "súper mamas", las cuales esperaban que el trabajo y el hogar pudieran mezclarse, mostraron mayores niveles de síntomas de depresión, en comparación con las mujeres que trabajaban sabiendo que tendrían que renunciar a algunos aspectos de su carrera o de su maternidad para lograr un equilibrio entre la vida laboral y la familiar.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí