Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cómo educar a tus hijos para que no sean violentos

Siete ideas

¿Cómo educar a los niños para que no sean violentos?, ¿Qué hacer para evitar las peleas y agresiones entre ellos? Numerosos padres y educadores se preguntan esto cada día. La violencia cuando se repite  parece natural y ya no se cuestiona, hay que evitar llegar a esa situación. Pero... ¿cómo? Es importante no dar ejemplos de violencia en la familia y en la escuela pero también hay que censurar todo tipo de violencia.

La guerra es violencia, no es un video juego, no es una película y hay hablar con los niños  porque ellos no diferencian la realidad de la fantasía y eso es muy peligroso. Cuando crecen hay que darles información para que  tengan idea de lo que están haciendo cuando juegan a matar, por ejemplo.

Algunas ideas:

  • Antes que el chico pregunte hay que dar el modelo de la no violencia, en discusiones, en chistes, en comentarios sobre distintos temas: la guerra, la violencia, los gritos, las ofensas. Es común ver padres horrorizados cuando desde la escuela les demandan hacer algo porque su hijo ha agredido verbal o físicamente a otro niño, pero ese niño ve y escucha día a día gritos y peleas entre sus padres y no conoce otra manera de resolver los conflictos.
  • Hablarles de la violencia, la guerra y el dolor, no aumenta el miedo ni el riesgo de que el niño sea violento, por el contario lo estimula a pensar en las consecuencias de la violencia y en las ventajas de vivir en paz.
  • Los niños ven películas, series y juegos muy violentos pero deben saber que la realidad es diferente y que la violencia real causa severos daños.  Informar y conversar estos temas aleja temores y brinda una posibilidad de ver la realidad deseable desde la inclusión de la paz, el diálogo y el respeto.
  • Dar a los niños la idea de que es mejor no ser violento y de que ellos pueden protegerse de la violencia.
  • Enseñarles a quien acudir y cómo hacerlo para pedir seguridad o para que les explique lo que no entienden, maestros, contarlo en familia, etc. Es fundamental que todos los adultos den respuestas que  brinden seguridad al niño y que haya coherencia sobre cómo ven la violencia, tanto la cotidiana como la de la guerra.
  • Compartir charlas en familia o con amigos y que los niños y jóvenes sepan que la violencia no lleva a buen puerto y nunca es el método adecuado para encontrar soluciones.
  • Que comprendan que discriminar no aceptando diferencias no sirve, que no es bueno no aceptar las diferencias, que no hace bien resolver con violencia los problemas. Enseñarles que sí mejora la calidad de vida respetar la opinión de los demás y que no todos piensan igual. Esto los ayudará a compartir sin conflicto con compañeros y amigos, compartir el estudio, el juego, el deporte, etc.

¿Qué opinas tú?, ¿Cómo manejas estos temas con tus hijos?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí