Publicidad | Vea su anuncio aquí

¿Tienes un hijo violento? Te decimos cómo comunicarte con él sin problemas

familia

- Getty Images

Las mascotas más famosas

FOTOS:  Las mascotas más famosas

Ver fotos
El único amor de Andy García

FOTOS:  Uno de los amores de Andy García

Ver fotos
La joya de la familia Cruise-Holmes

FOTOS:  La joya de la familia Cruise-Holmes

Ver fotos
familia

FOTOS:  ¿Hijos rebeldes? Habla con ellos

Ver fotos
La familia de Bono

FOTOS:  Bono disfruta la compañía de su familia

Ver fotos
Dile adiós a la soltería

FOTOS:  Dile adiós a la soltería

Ver fotos

¿Qué hacer?

Uno de los mitos más frecuentes es suponer que la violencia sólo aparece en hogares muy pobres, con adicciones o delincuencia. Si bien estos factores agravan el riesgo de violencia, no la generan y toda familia puede llegar a tener un chico violento.¿Tienes en casa un hijo rebelde?

Antes que nada no desesperar y actuar con amor y paciencia. La violencia engendra más violencia.

Con frecuencia, muchos jóvenes y adolescentes son violentos o sufren violencia en la escuela sin que los padres estén enterados por completo. Cuando surge la violencia muchos padres no entienden a este hijo que lo tiene "todo" y aún así es violento, está insatisfecho o comete delitos.

Los padres con hijos rebeldes, irreverentes o violentos se preocupan, se angustian pero se niegan a reconocer que pasan poco tiempo con sus hijos o el tiempo que pasan juntos los ignoran, que no los conocen, que les asombra descubrir que el chico ya no es tan gentil, sino que es un rebelde o que hace cosas que ellos suponen "no saben de dónde las sacó".

Pero gran parte de la responsabilidad de que un hijo sea agresivo es de los padres. La adolescencia es la etapa más importante en el crecimiento de un ser humano, ya que supone los hábitos y conocimientos que imperarán en la edad adulta.

¿Qué harías tú con un hijo violento?

Sobre todo, no ser violento, tratar de escucharlo y hablarle mucho, averiguar qué lo tiene tan enojado.

Muchos chicos cubren su inseguridad y miedos siendo violentos, otros sufren en silencio refugiándose en mostrarse como no son y sosteniéndose con drogas o alcohol para no parecer diferentes a los otros y poder ser aceptados dentro de su núcleo social.

Para evitar esto es necesario pasar más y mejor tiempo con nuestros hijos, sin culpas pero sí con responsabilidad, dando buenos ejemplos. Eso es lo que un chico necesita para ser un joven  sin problemas, no es sólo la televisión o los juegos; es la familia la que también es responsable.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí