Publicidad | Vea su anuncio aquí

Bárbara Bermudo enseña a sus hijas a compartir

Las hijas de Bárbara Bermudo

Las pequeñas de Bárbara Bermudo han aprendido a compartirse sus juguetes.**

- Bárbara Bermudo

Sesión de fotos con Bárbara Bermudo

VIDEO Fotos con Bárbara Bermudo - Univision.com

Ver videos
La importancia del desayuno para Bárbara Bermudo

VIDEO La importancia Bárbara Bermudo - Univision.com

Ver videos
Las hijas de Bárbara Bermudo

FOTO Las hijas de Bárbara Bermudo son compartidas

Ver fotos
101013MiaesperaCamila

FOTO Camila Andrea ya nació

Ver fotos
Los hijos de Bárbara Bermudo

FOTO El cumpleaños de Camila, hija de Bermudo

Ver fotos


Por Bárbara Bermudo

"¡Mío, eso es mío. Mamá, ese juguete es mío. Esa muñeca es mía!": Frases conocidas ¿verdad? Para mí son frases que escucho mas de 100 veces al día. Ahora que mi segunda hija Camila Andrea cumplió el año, le encanta jugar con su hermana mayor, pero el gran problema es que para Mia Andrea todo es de ella y se le dificulta compartir o incluso reconocer que muchos de los juguetes son de su hermanita.

La realidad es que para los niños de dos años, todo les pertenece y lo suyo es suyo y de nadie más. Luego de consultarle a varios expertos entendí que no es egoísmo, sino una etapa de su desarrollo. Nosotros como padres tenemos que enseñarles a que  aprendan a compartir no solo con las hermanos o hermanas sino con otros niños que se topen en su camino.

Entonces, la pregunta es: ¿Cómo les enseñamos a compartir con los demás?

Lo que he aprendido con el tiempo es que nuestros pequeños tienen que entender que prestar no es lo mismo que perder, que algunos juguetes, accesorios o ropa son suyas, ¡pero otros no!! Tenemos que colmarnos de mucha paciencia y explicarles cómo son las reglas del juego.

Cuando apareció en la vida de Mia su hermanita, todo era armonioso y maravilloso; claro, era pequeña y aún no representaba una amenaza para ella, pero sì ahora que Camila es grande, y que también le gusta jugar.

Lo armonioso y maravilloso terminó y una inocente y pequeña guerra comenzó en nuestro hogar, y con esto la típica frase que sale sola de nuestra boca "tienes que compartir". A mí en lo particular no me funcionó, lo que sí me ayudó fue aprovechar el momento o la situación y convertirla en una lección práctica.

Por ejemplo, decirles: "llevas mucho tiempo con ese juguete es tiempo que tomes este otro porque le toca a Camila, ¿no crees?". Y luego le devuelves el juguete, así le inculcamos respeto hacia los demás, pero ¡ojo! si ves que el conflicto se puede resolver entre ellos, entonces déjalo (a) para que entiendan también a resolver sus pequeñas diferencias. Recuerda que cada niño tiene sus pertenencias favoritas a las que se siente emocionalmente ligado y es lógico que las defienda con uñas y dientes.

Algo ha funcionado en mi casa es demostrándoles cómo papá y mamá somos generosos con nosotros mismos, es el mejor ejemplo que podemos darles, y no olvidar que. como a nosotros los adultos, hay ciertas cosas que no queremos dejarle a nadie y estamos en nuestro derecho, eso mismo les pasa a nuestros hijos.

Los padres somos un referente y todo lo que hagamos, lo querrán copiar. Desde pequeños debemos ir transmitiéndoles valores como la generosidad y educarlos para que sepan desprenderse de lo material o para que sepan ponerse en el lugar del otro y saber cuáles son sus necesidades con el fin de poder ayudarlos. De esta forma, estaremos contribuyendo a que nuestros hijos sean mejores personas.

Me encantó compartir estos consejos con ustedes, será hasta la próxima.

Bárbara

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí