Pro Mujer tiende una mano

familia

Pro Mujer ayuda a mujeres de Bolivia, Perú, Nicaragua, México y Argentina. - Univision.com

Pro Mujer proporciona a las mujeres de más bajos recursos de América Latina los medios para generarse el sustento y labrar un futuro para sus familias a través de micro préstamos que ellas pueden invertir en negocios propios.Para esta organización con sede en Nueva York y presencia en países como Nicaragua, Argentina, Bolivia, Perú y México, la mejor forma de aliviar la pobreza es a través del fortalecimiento de la mujer, ya que esta juega un papel muy importante en la sociedad: "Invertir en una mujer es invertir en la educación y salud de sus hijos, su familia y su comunidad", aseguró Gloriana Guillén, gerente de Comunicaciones de Pro Mujer."Pro Mujer surgió con la misión de aliviar la pobreza. Nosotros brindamos a la mujer en extrema pobreza salud, desarrollo social y micro préstamos con los que puedan salir adelante", explicó Guillén.Y es que la realidad social y económica en la que viven muchas mujeres en Latinoamérica en apabullante. Según la Comisión Económica para América Latina (CEAL), de 534 millones de personas que viven en esta zona y el Caribe, 35 por ciento lo hace con menos de dos dólares al día.Producto de esto son la escasa salud para adultos mayores y niños, enfermedades epidemiológicas y cada vez menos alfabetización y más migración. Algunas cifras de la CEAL indican que 31 de cada mil niños mueren antes de los cinco años en Latinoamérica a causa de la pobreza."Fortalecer a la mujer es básico. Muchas de estas mujeres son víctimas de violencia, razón por la cual tienen una seguridad y autoestima escasa. Yo creo que al estar en un ambiente social, donde reciben ayuda de otras mujeres y apoyan a otras, las mujeres recuperan la fuerza en ellas mismas, en sus derechos y en su entorno familiar", afirmó esta vocera.¿Qué es un banco comunal?Un banco comunal garantiza que las mujeres se apoyen mutuamente en sus préstamos, logrando un 99 por ciento de clientes que pagan a tiempo. Además ofrece atención en salud, microfinanzas y desarrollo social."Los grupos son de 18 a 28 socias y se apoyan mutuamente en los préstamos, a lo que nosotros le llamamos asociación comunal. Si una clienta no tiene para pagar, las otras mujeres en su grupo le prestan y ella cuando tenga de vuelta el dinero les paga", explicó Gloriana.Los préstamos comienzan con aproximadamente 30 dólares, los mayores son de 150. Las mujeres tienen de cuatro a seis meses para pagar este primer préstamo y así van accediendo a créditos mayores y formando su historial crediticio.Así sucedió con Ángela Narváez, de 50 años, clienta de Pro Mujer que vive en Nicaragua. "Antes vendía los platos de tortilla y vacas de arcilla a dos dólares la pieza, pero ahora los vendo entre cuatro y ocho. Pro Mujer me enseñó a mercadear nuestros productos, a hacer nuevos diseños, pintar mejor y diversificar", contó esta mujer que ha visto crecer sus ahorros de dos dólares a 250.Junto con el dinero, Pro Mujer enseña a las mujeres sobre violencia doméstica y derechos de las mujeres, usando talleres y discusiones grupales para concientizarlas en liderazgo, problemática de género y autoestima. También vincula a las clientas con otras organizaciones para que reciban consejería, asistencia legal y programas de educación y formación profesional."Nosotros ayudamos más a las mujeres porque son mucho más responsables, pagan mejor y son pilares muchas veces de sus comunidades. Yo considero que las mujeres se sienten responsables por sus hijos y muchas veces por sus padres, lo que las hace más responsables. Además de que un préstamo es una gran oportunidad para ellas, algo que tiene que ver con el honor, por eso se esfuerzan por pagar todo", detalló Guillén.Opina: ¿Crees que este tipo de proyectos pudiera ayudar a mujeres latinas en Estados Unidos?