Publicidad | Vea su anuncio aquí

Tips para preparar una cena 'candente' de San Valentín

Comidas afrodisiacas

Comidas afrodisiacas

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Decoración San Valentín

FOTOS:  Decoración para disfrutar en pareja

Ver fotos
Lindos chocolates para San Valentín

FOTOS:  Los mejores chocolates para San Valentín

Ver fotos
Delicioso San Valentín 2013

FOTOS:  Saborea el Día del amor y la amistad

Ver fotos
Recetas divertidas para San Valentín

FOTOS:  Recetas fáciles y divertidas para enamorar

Ver fotos
cocina

FOTOS:  Hechizante menú afrodisíaco

Ver fotos
Beso

FOTOS:  Enciende tu vida

Ver fotos
Dejáte seducir por los afrodisíacos

FOTOS:  Déjate seducir por los afrodisíacos

Ver fotos

Hacer de la gastronomía un arte infalible para triunfar en el día de San Valentín. En eso se afanarán estos días cocineros, profesionales o aficionados, para que nada falle y Cupido vea que, en la Tierra, cuenta con toda la ayuda necesaria para que sus flechas no pierdan el rumbo.

"La gastronomía afrodisíaca tiene una gran parte de sugestión. Es importante crear un clima que acompañe con una persona que te guste", afirma el cocinero Víctor Enrich, especializado en este tipo de gastronomía.

Pero, además de la sugestión, hay una parte, no menos importante, que son los alimentos que se consumen para ayudar a alcanzar el clímax. Por eso, tal y como afirma el chef, "el diseño del menú es importante, por su forma, por su diseño y su composición".

Y es que, si el alimento es combustible para la vida, para el autor del libro "Cocina Afrodisíaca para Dioses y Diosas", Guillermo Ferrara, también es "placer" porque la sexualidad aumentará cuando se acompaña de comida.

El placer está en la mezcla

Independientemente de lo que se vaya a comer o cenar en San Valentín, de nada vale excederse. Si la trufa es afrodisíaca, comerse un kilo no hará que la pareja caiga rendida al segundo, "es como tomarse un bote de pastillas", aclara Rosa María Pérez Santander, psicóloga especialista en estrés e inteligencia emocional, nutriterapeuta y sexóloga.

"La historia no está tanto en comer una gran cantidad de alimentos: el placer está en mezclar los alimentos con otras cosas, hierbas, especias; es igual que al amor: si le añades caricias, lo enriqueces", destaca Pérez.

Y la explicación de no comer copiosamente es una cuestión fisiológica, ya que cuanto más comes el estómago le pide más oxígeno al cerebro y es entonces cuando aparece el sueño, uno de los grandes enemigos de la sensualidad.

Para el cocinero Víctor Enrich, el menú afrodisíaco es importante, tanto por su forma, como por su diseño y su composición. Por estos motivos, "debe ir in crescendo", pero siempre tienen que ser menús "muy limpios y sinceros", cuyo objetivo sea hacer disfrutar y despertar los sentidos.

Menús que el chef comienza con una copita de alcohol, siempre en pocas cantidades, algún plato en el que esté presente el marisco y, muy importante, finalizar con algún dulce mezclado con una fruta, "sobre todo una fresa porque es muy sugerente".

Si se puede terminar con un postre en el que las manos sean los cubiertos, Enrich apuesta por esto, a causa de la sensualidad que se generará entre los comensales.

Historias famosas de alimentos para la pasión

La historia ha dejado escritas mil páginas de amor, pero, sin duda, el amante más célebre fue Giacomo Girolamo Casanova, quien no sólo disfrutaba con la conquista, sino que hacía de casamentera para muchas de sus agradecidas amantes.

"Casanova se hacía unas tortillas increíbles con muchos ingredientes para recuperarse rápido de toda la noche amatoria", ha contado Rosa Pérez.

Y de Madame de Pompadour, amante, amiga y consejera de Luis XV, también se conoce que era frígida, y el rey, gran amante de la gastronomía, mandó hacer una cocina privada en Versalles donde le cocinó muchos platos con trufa con el fin de conseguir una noche de pasión con su amada. De nada sirvió, y Madame Pompadour al final optó por buscar jóvenes amantes para su rey y así no tener que rendir cuentas en la cama.

Otro ejemplo de personaje histórico que dio importancia a la cocina fue Catalina de Médicis, la italiana que llegó a la corte de Francia en el s. XV y aportó la alcachofa a la gastronomía francesa. Esta planta tiene un gran poder afrodisíaco debido a su alto porcentaje de sulfuro, que hace que se produzca una vasodilatación, y ésta a su vez provoca cierta excitación.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí