Enlaces Relacionados

  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Castillo de coral
  • Próximo álbum

Castillo de coral que es un auténtico monumento al amor

No existe una fórmula mágica para superar una ruptura amorosa, pero Edward Leedskalnin encontró un particular método para mitigar su dolor: esculpió 2425,08 lb de rocas de coral para construir un castillo y recrear la vida matrimonial que aspiraba tener con su amada que lo abandonó un día antes de la boda.
El castillo está en Homestead, a 48 kilómetros al suroeste de Miami, en Florida y los métodos de construcción de Leedskalnin son un misterio para ingenieros, científicos y otros expertos que han analizado la singular estructura donde todas las rocas talladas "guardan relación con el norte, el sur, el este y oeste" y una pesa más de 4409,24 lb.
Leedskalnin comenzó su tributo al amor en Florida City, una ciudad cerca a Homestead. Allí, sin testigos y siempre de noche, construyó casi todas las esculturas con un procedimiento que se llevó a la tumba. Algunos lo atribuyen que el hombre tenía "poderes sobrenaturales", otros a la "ayuda de extraterrestres".
Su romanticismo lo impulsó a esculpir una mesa en forma de corazón de 5004, 49 lb y "Créalo o no, la filial de Ripley Entertainment Inc. lo certificó como el más pesado del mundo", según el guía del castillo.
Cuando se le preguntaba cómo movía las pesadas rocas, el despechado, quien se refería a su novia frustrada como "mi dulce dieciséis" -por su edad, 16 años-, afirmaba que conocía "el secreto de las pirámides" y que comprendía bien "las leyes del peso y del apalancamiento".
"Se trató de una historia de amor que no resultó bien para él. Su novia se llamaba Agnes Scuffs y, un día antes de la boda en 1912, le dijo que no se podían casar. El se deprimió, se fue de viaje, visitó Alemania, Canadá y EE.UU. Sufría de tuberculosis. En 1920 se trasladó a Florida City, en Florida, donde comenzó a construir un monumento al amor perdido", contó Tom Gaymor, guía del castillo.
La edificación, visitada por más de 300.000 personas al año, es uno de los principales "sitios históricos" del sur del estado, luego de ser incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos del país en 1984, según la directora de comercialización y ventas del museo del "Castillo de Coral", Laura Maye.
Sus métodos de construcción son un misterio para ingenieros, científicos y otros expertos que han analizado la singular estructura donde todas las rocas talladas "guardan relación con el norte, el sur, el este y oeste" y una pesa más de 4409,24 libras.
Jamás desveló su método y sólo resaltó en una señal tallada en una piedra "Usted verá un inusual logro", que colocó en la entrada de la edificación como bienvenida a los visitantes y que ha permanecido allí desde entonces.
Su monumento al amor, construido entre 1923 y 1951, también permaneció de pie durante el paso de "Andrew", el poderoso huracán de categoría cinco que, con vientos de más de 252 kilómetros por hora, destruyó en 1992 a Homestead y Florida City, en el condado de Miami-Dade.
"Todo alrededor cayó, pero no el castillo, ni un centímetro", aseguró el guía. Gaymor descartó las teorías de los extraterrestres y de los poderes sobrenaturales y dijo que el letonio sabía de astronomía, de matemáticas, provenía de una familia de canteros que le transmitió conocimientos de ese oficio, había trabajado en aserraderos y pasó 28 años en un proceso de observación de su entorno.
Todo ese conocimiento, según el guía, lo utilizó para cortar y mover los pesados bloques de coral con herramientas que fabricó con partes de automóviles y con tres poleas que le permitían levantar hasta diez toneladas cada una.
"En los años 30, al mismo tiempo que él estaba construyendo su castillo, se edificaba el Empire State Building en Nueva York, la diferencia es que en esa ciudad se usaban herramientas modernas. El empleó métodos antiguos que nadie usaba. Si hubiera tenido poderes sobrenaturales o ayuda de extraterrestres no se hubiera demorado 28 años en construir el castillo", dijo Gaymor.
Una de las esculturas es una mesa con la forma del estado de Florida que contiene un redondel con agua para imitar el lago Okeechobee, el mayor cuerpo de agua dulce del estado y el séptimo de EE.UU. Las sillas pesan 500 kilos cada una.
Los turistas pueden conocer el castillo con guías o utilizar un audio en inglés, español, francés y alemán. Maye informó que próximamente lo podrán escuchar en portugués, chino e italiano.
Próximos álbumes

Las películas románticas que no te puedes perder

Impresionantes fotos de un banco de peces

¿Existe la hidrotelepatía?

¿Qué trae para tu signo el Mes de la Rata?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda