Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • bodas
  • Próximo álbum

Revive la romántica boda de Bárbara Bermudo

Camino al altar

La boda de Bárbara Bermudo y Mario Andrés estuvo llena de detalles mágicos y gente querida. Los novios se casaron en República Dominicana, en un fin de semana soleado y vestidos de blanco.

El novio, Mario Andrés Moreno, caminó hacia al altar del brazo de su hija Jennifer Moreno, quien veía orgullosa a su querido papá.
Los anillos

El hijo de Mario Andrés, Mario Andrés Jr., fue el padrino de anillos. Unas argollas preciosas de oro y brillantes que descansaron en un cojín de cintas de raso tramadas hasta llegar a los dedos de los ahora esposos.
"Te amo"

La ceremonia fue dirigida por el pastor Alberto Delgado en un altar en el momento justo de la puesta del sol. El pastor los unió en matrimonio con una oración de invocación seguida de los votos matrimoniales y el intercambio de anillos.

La pareja estaba tan emocionada que no dejó de sonreir ni un sólo instante. Detrás de ellos todos los invitados miraban la felicidad de Bárbara y Mario.


Las arras

Para la ceremonia de arras el hijo más pequeño de Mario Andrés, Daniel Moreno, fue el encargado de llevar hasta los novios unas moneditas brillantes. Después de esto, se rindió homenaje a la familia.
Un beso

Después de la ceremonia de las velas, en donde dos velas son encendidas previamente por las madres de los novios como símbolo de las dos mujeres que los dieron a luz, hubo una bendición para el nuevo matrimonio.

La presentación de la pareja como esposos estuvo llena de emoción y felicidad. Así sellaron Bárbara y Mario el nuevo pacto de amor.
Los esposos

Ya como esposos, Bárbara y Mario se dirigieron al lugar de la recepción tomados de las manos y reflejando un inmenso amor. Los comunicadores iniciaron una nueva etapa en sus vidas como un matrimonio.

Bárbara se veía impactante en el altar con un vestido de novia blanco, clásico y corte strapless. El atuendo fue diseñado por el modisto venezolano Ángel Sánchez en Nueva York.


El velo

Bárbara decidió llevar un velo de tul a la más tradicional usanza de las novias. Además, eligió un prendedor para colocar el velo debajo del moño que con mucho esmero le hicieron horas antes.

El novio, lució un traje blanco con corbata del mismo color. El traje fue diseñado por Alex Ladino en su atelier de Miami.


Papá feliz

Mario Andrés tiene cuatro hijos de su matrimonio anterior, pero a su nueva unión solo pudieron asistir tres: Jennifer Moreno, Mario Andrés Moreno y Daniel Moreno. El novio posó con sus retoños como todo un padre orgulloso.

Los niños estaban felices de que su padre se casara con Bárbara, y es que la Bermudo es muy consentidora cada vez que ve y convive con los niños.


Los papás de Mario

Mario no podía ser un novio más feliz: se casó con la mujer de vida en una boda hermosa en un lugar tropical, además de que tuvo cerca a sus hijos y a sus adorados padres, Ancizar y Martha Moreno, quienes le dieron su bendición.


Los papás de Bárbara

Doña Magaly -quien lució un diseño de Ozcar G y Rosita Hurtado- y don Gustavo Bermudo acompañaron en todo momento a su hija Bárbara, además la mamá de la novia estuvo inmersa en todos los preparativos de esta inolvidable unión. El padre fue quien entregó a su pequeña en el altar.


Rodner, amigo

Rodner Figueroa es uno de los mejores amigos de la pareja. El fashionista no sólo ayudó a Bárbara a preparar hasta el último detalle, sino que posó con la pareja deseándoles toda la suerte y felicidad del mundo.


Todos los niños

A la hora de las fotos, los nuevos esposos posaron con todos los niños de su familia. Mario abrazó a sus dos hijos varones y Bárbara invitó a su pequeña sobrina Natalia, hija de su hermano Gustavo.

Bermudo y Moreno son muy felices con niños a su alrededor y -aunque aún no planean convertirse en padres- juntos aprovecharon la ocasión para la foto familiar.


Todos unidos

Si algo tienen Bárbara y Mario es ser muy apegados a sus respectivas familias. Ahora con esta unión, la familia crece y seguramente las fiestas en casa tendrán muchos más invitados que de costumbre.

La otra familia

Los esposos se conocieron e iniciaron su relación cuando ambos trabajaban en Univision. Ahora que cada quien tiene su propio programa, no podían dejar pasar la oportunidad de posar con su otra familia, los compañeros de trabajo y amigos como Rodner Figueroa y Giselle Blondet.

Los recuerdos

La mamá de Bárbara y su hermano le ayudaron a preparar los recuerdos y agradecimientos para todos los invitados. Los novios regalaron muñequitas típicas de barro dominicanas, una botella de ron dominicano y una pashmina blanca típica para todas las damas.

Además, madre e hijo siempre han estado muy involucrados en la vida de Bárbara. Los tres se llevan como grandes amigos.
Decoración de lujo

Toda la decoración del lugar fue muy cuidada. En la entrada del lugar se destacaron las fuentes. Además, toda la celebración fue al aire libre por lo que los invitados pudieron disfrutar de una noche despejada y de la brisa del mar.


El pastel

Un pastel brillante fue el que partieron los novios y convidaron a sus invitados. La  creación fue de la compañía Cakes by EDDA, quien fue la encargada de confeccionar el pastel de bodas de cuatro pisos, blanco y con mucho bling bling.

La pareja tuvo una elección difícil entre los tres sabores que más les gustaban para el pastel: guayaba con cream cheese y sabor tropical como la boda; vanilla-rum, que es más tradicional y mármol, de vainilla y chocolate. 


Los entremeses

Las entradas se sirvieron en unas copas, en donde reposaba un tentador ceviche de mariscos en salsa de limón, ensalada de surimi con mayonesa de mango y curry rojo, salmón ahumado y gazpacho con camarones y aderezo de wasaby cesar, gratinados con queso parmesano


Un brindis

Bárbara y Mario brindaron felices con todos los invitados y copas de champaña. Tanto la champaña como los vinos exclusivos acompañaron a las invitados toda la noche. El papá de la novia fue el encargado de brindar por los novios.

La cena y recepción se realizó en la Plaza Colonial del hotel Paradisus Palma Real que le dio a la boda un toque mágico y exclusivo. Después de cenar, los novios fueron mesa por mesa a saludar y a fotografiarse con los invitados.

Baile toda la noche

Después del baile de novios, la pareja bailó al ritmo del merengue toda la noche. Bárbara tomó de la mano a su papá para bailar una pieza con él, mientras Mario bailaba con su suegra.

La boda de Bárbara y Mario fue una celebración llena de amor. Los esposos procuraron que todos sus invitados se sintieran cómodos y agradecieron todo el cariño que siempre les han dado. ¡Felicidades!

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Amores que echan fuego

¿Los Héroes del Norte podrán superar a "Kiss"?

Las frases más chistosas de la India María

Los personajes de "Chespirito"

Disfruta más imágenes
a tu izquierda