Enlaces Relacionados

  • Problemas sexuales
  • 110112_8Sexo
  • Diccionario del sexo
  • sexo
  • accidentes cama
  • 110112_8Sexo
  • Sexo después de tener hijos
  • sexo
  • sexo sexy
  • Dormirse después de tener sexo
  • Sexo y relaciones  de pareja
  • Situaciones de pesadilla en la intimidad
  • Miami capital sexo
  • sexo
  • Próximo álbum

Cuando el sexo se convierte en pesadilla

En la pasión también suceden situaciones un poco vergonzosas que muchas veces no hacen sonrojar.
Aunque después de que pasan, cuando todo está en orden, las recuerdas y te mueres de la risa.
Mira algunos de los peores accidentes en la intimidad que te dejarán pensando si disculparte, reírte, llorar o seguir en la acción.
Te cacharon La presencia de un tercero es más que común, pero no es lo que más debe preocuparte, aunque pasarás la vergüenza, que dependerá en quién te cache, ya sea si eres novato y estás en casa de tus padres o estás con tu pareja y sean tus hijos los intrusos, prepárate para enfrentar un extenso interrogatorio o la regañada de tus padres.
Caerte de la cama Entre la pasión desmedida, puedes estar muy feliz teniendo un encuentro sexual cuando de repente las cosas se ponen más ‘hot’, te has olvidado del espacio en el que estás y un movimiento brusco te saca de la cama. No te agobies, a todos les pasa alguna vez en la vida y no puedes más que tomarlo con humor y no dejar que la pasión se enfríe.
Romper algo Este es de los accidentes más divertidos y a la vez bochornosos que puedas pasar en la intimidad, se puede romper desde la cama, el sillón, o algún objeto cerca, en el peor de los casos ¡tu ropa! Quieres experimentar algo nuevo y escoges un lugar que no está diseñado para eso, la cocina, el comedor, la sala, el baño, cuando las cosas se ponen intensas ten en cuenta que los objetos a tu alrededor sufrirán las consecuencias.
Sonidos extraños Durante la intimidad, las personas se concentran para disfrutarlo al máximo entonces es cuando tu cuerpo está más relajado y solo se escucha la fuerte respiración y los sonidos naturales de tu cuerpo, pero también puede que sin querer un gas haga su aparición en el peor momento, un acto natural del cuerpo que aunque sea vergonzoso no tienes por qué tirarte al drama, tu pareja lo entenderá.
Un nombre puede arruinarlo todo Cuando las cosas suben de intensidad, puedes cometer un error tremendo, como decir el nombre de tu ex, de algún amigo o un apodo que tu pareja nunca había escuchado antes, que no era para él, esa frase puede acabar con tu momento de pasión. Sabemos que no lo querías arruinar pero ahora tendrás que disculparte con tu pareja y darle una buena explicación. Si esa noche no se puede continuar con el encuentro te tocará entender y esperar.
Ropa interior ‘mata pasiones’ Quizá tu pareja quiere darte una sorpresa y está lista para intimidar contigo cuando menos lo esperas, pero escoge el día en que usaste tu ropa interior menos sugerente. No te agobies, lo mejor será que pidas un momento para pasar al vestidor y aparecer lo más natural posible, así no podrá verla.
El alcohol no es tu mejor amigo. Unas copitas de vino quizá ayudan a dejar las inhibiciones para otro momento, pero si vas a ir por unos ‘drinks’ y sabes que al final de la noche tendrás una noche de pasión, procura no excederte. ¿Razones? Cuando tienes unas copitas demás puedes quedarte dormido, caerte, ir muy seguido al baño o no poder mantener una los ánimos arriba, algo que a tu pareja no le gustará para nada.

Preguntas fuera de lugar
Una pregunta incómoda también puede arruinar ese momento o hacerle perder la concentración a tu pareja.
Para evitarlo, déjate llevar y ponle atención a las sensaciones, pues además te permitirá conectarte a tu pareja de forma más íntima.
Cualquiera puede pasar por estos momentos vergonzosos, que pueden quedar como una anécdota de risas y diversión, o bien enterrarse en el olvido, pero no te preocupes pues son más comunes de lo que imaginas.
¿Has sido parte de alguno de estos momentos bochornosos?
Disfruta más imágenes
a tu izquierda