Enlaces Relacionados

  • Fantasías sexuales
  • Fantasías sexuales
  • Sexo oral
  • Remedios para el sexo
  • relaciones de pareja
  • Miami capital sexo
  • Miami capital sexo
  • Miami capital sexo
  • Restaurantes eróticos
  • Erika Leonard James
  • Restaurantes eróticos
  • Diccionario del sexo
  • sexo
  • Baile erótico
  • Miami capital sexo
  • Diccionario del sexo
  • Símbolo sexual
  • Sexo en la primera cita
  • Los mitos sobre las fantasías sexuales
  • Erika Leonard James
  • Sexo
  • Sexo y relaciones  de pareja
  • sexo
  • sexo
  • sexo
  • Diccionario del sexo
  • Sexo en San Valentín
  • Sexo - San Francisco
  • Próximo álbum

La verdad erótica de '50 Sombras de Grey'

La exitosa novela erótica '50 Sombras de Grey', escrito por Erika Leonard James, puso sobre la mesa temas controvertidos que suelen 'hablarse' sólo bajo las sábanas, pero, ¿algo de eso es real o sólo ficción?
Las prácticas, juegos y decisiones que cada pareja tiene con respecto a su sexualidad es un asunto privado, pero la aparición y auge de novelas de corte erótico ha sacado de la intimidad algunas fantasías muy 'antojables'.
Esta novela relata la historia de amor y pasión de un hombre rico con una chica de aspecto sumiso, característica que se vuelve una obsesión para él. Sin embargo ambos se descubren en la intimidad muy distintos y cambiantes, pues el rol de poder y el uso de juguetes eróticos les exige sacar su parte más oculta, no por ello, mala.
La pregunta es: ¿Qué tan factibles son estos juegos en pareja?
La respuesta: Muy factibles, siempre y cuando sea un tema que pueda hablarse abiertamente, en donde existan acuerdos, límites, reglas y respeto, por sobre todas las cosas.
Tener el control sobre alguna situación es, para cualquier persona y en cualquier ámbito, motivo de confianza y enaltecimiento. Y en la sexualidad, no es la excepción.
Para muchos hombres resulta atractivo que su mujer asuma el control en el momento de la intimidad. Dejan que ellas tomen la iniciativa, se empoderen y lleven el ritmo.
Permiten que su imaginación vuele e incluso que usen juguetes para hacer el momento de la pasión cada vez más intenso.
Látigos, esposas, antifaces, disfraces, alimentos, aceites, entre otros productos, son básicos en el armario de una pareja que se atreve a cambiar los roles que tradicionalmente se asumen en la sexualidad.
"Creo que he destapado algo porque a todos, en cierto modo, nos gusta tener la fantasía del control. ¿Quién no ha pensado, harto de organizar todo, lo agradable que sería que otra persona nos llevara el control?", se pregunta E.L. James, de 48 años.
Otra pregunta sería, ¿qué es lo atractivo de 'entregar el poder'? Y la respuesta inmediata sería: Lo inesperado.
No sólo se trata de sumisión o dominación, es un asunto de experimentar cosas nuevas. Si nunca han comido en la cama, quizá eso es suficiente para re-encender la pasión y probar que hacer algo diferente con tu pareja es básico para incrementar su placer.
La realidad en '50 Sombras de Grey' no está en imitar lo que la novela cuenta, porque quizá te lleves sorpresas no del todo agradables.
La terapeuta corporal y experta en biosexualidad, Dolores Mangas, señala que "no siempre es recomendable poner en práctica una fantasía, porque la realidad es compleja y hay una serie de olores, sabores o problemas derivados de las situaciones que pueden perjudicar nuestra vida individual o de pareja".
Y es que lo que estas novelas llevan en la médula no es fantasear con alguien más o desear tener otra relación, la verdad es que intentan poner algunas prácticas sexuales en todas las pláticas de café para desmitificar y explorar nuevas opciones.
Muchos estudios han comprobado que un matrimonio es tan duradero, como experiencias nuevas tiene. Y sin duda, llevar una sexualidad sana y placentera es algo indispensable para una relación de pareja duradera.
Para esta terapeuta, la fantasía no debe reprimirse ni “convertirse en una enemiga, sino en un complemento de nuestra vida sexual. Carecer de fantasías eróticas incluso puede ser un síntoma de carencias sexuales, de estrés o de exceso de trabajo”.
Según diversos estudios relacionados con la sexualidad, una de las fantasías más populares consiste en mantener relaciones sexuales con un personaje famoso. Por ejemplo, de acuerdo a una encuesta realizada por la empresa Durex casi dos de cada tres mujeres y hombres consiguen alcanzar el orgasmo imaginándose que se acuestan con “sex symbols” contemporáneos. Lo que es funcional siempre y cuando sean personajes completamente inalcanzables, porque de fantasear con alguien cercano esto puede afectar tu vínculo amoroso real.
El éxito de esta novela está basado en que el mejor órgano para estimular durante una relación sexual, en la mayoría de las personas, es el cerebro, porque el pensamiento suele ser muy poderoso.
La autora afirma que "a las mujeres les gustan las fantasías sexuales porque la parte más erótica de su cuerpo está dentro de su cabeza".
Pero, además, las mujeres leen con todos sus sentidos y son capaces de tener experiencias vividas al momento de reproducir lo leído en su imaginación.
"El libro no aporta ningún elemento distinto en este género, pero está escrito por una mujer común y corriente que permite a otras moverse dentro de la fantasía para explorar su sexualidad. Todo comienza en el cerebro, y esta novela les permite fantasear y alimentar su libido", dijo a Efe la psicóloga Claudia Campos.
"Los hombres piensan en el sexo durante el día, y las mujeres no suelen permitirse eso. Una fantasía de muchas mujeres es el sexo salvaje y en ese punto esta novela toca en la llaga", agregó.
Y aunque en el libro existen alusiones explicitas a prácticas sexuales que pueden causar mucha controversia, lo importante es no dejarse llevar por la fantasía y hacer la realidad más apetecible.
Algunas mujeres simplemente no desean llevar el control y se sienten mucho más atraídas por la idea de ser seducidas y complacer a su pareja.
Y aunque este rol es el más extendido, no significa que sea aburrido o ya no tenga efecto en los juegos de pareja.
Al contrario, ellas y ellos gozan con la conquista, la sensualidad, la femineidad e incluso con la rutina de encontrar bajo las sábanas lo mismo de la noche anterior.
La estabilidad en una pareja también es motivo de placer, la idea es que siempre se presente de una forma atractiva.
Alicia Gallotti, autora de libros de orientación sexual, recomienda a los hombres 'que dejen salir su parte femenina, que lloren, si así se lo pide el cuerpo, y que se porten como una persona de carne y hueso, que no se preocupen tanto por ser superiores y usen más la imaginación: eso, a las mujeres, nos gusta', no precisamente que nos den el control.
Próximos álbumes

Fabulosos ejercicios que mejoran tu vida sexual

Niña dona su larga cabellera para una buena causa

Gemelos al cuadrado, un caso extraordinario

Ojos electrónicos que le cambiaron la vida a un niño

Disfruta más imágenes
a tu izquierda