Enlaces Relacionados

  • Mejora tus relaciones amorosas
  • 176829647-7c768841e243ce4c72cf1b40b70d19e2.jp
  • Mejora tus relaciones amorosas
  • 135486271-ba40a4bd5b85474b05decf36b64fce63.jp
  • ¿Qué es lo que menos te gusta de tu pareja?
  • La limpieza compartida en el hogar
  • Matrimonio
  • Pareja hablando de dinero
  • 10 cosas que no debes decirle a una mujer
  • Parejas viviendo juntos antes del matrimonio
  • Amores que matan
  • Amores que matan
  • Ciudades con más divorcios
  • Mentiras
  • Pareja discutiendo
  • Mejora tus relaciones amorosas
  • El signo de tu pareja en el mes del amor
  • Próximo álbum

Cinco problemas comunes de las parejas que no deben ponerte en crisis

Llega el momento en la vida de toda pareja en que los problemas típicos pueden llegar a ser los causantes de la separación. Pero eso son, problemas que se presentan en todos los matrimonios y noviazgos que casi siempre tienen la misma causa y la misma solución. Aquí hablamos de las diferencias en objetivos, en intereses, y en los hábitos cotidianos que van generando conflictos pequeños, y llevan al desamor. Resolución: Lo normal y lo deseable es que se establezca un equilibrio.
1. Insatisfacción sexo: Este problema es del primero del que hay queja cuando los desacuerdos en la pareja salen a relucir, cuando posiblemente, éste puede tener solución desde el principio. Cuando existe alguna disfunción sexual en la relación, lo primero que se debe hacer es acudir con un médico especializado que descarte si las causas son físicas. Este problema, de no ser tratado y si no se comentas con la pareja, puede llevar a tener una vida sexual insatisfactoria.
2. Cuando finalmente ambos han admitido que no tienen una vida íntima plena, ya han avanzado bastante hacia la solución porque muchos de los problemas se atenúan o se resuelven expresando qué es lo que desea o qué es lo que no desea cada quién. Esto sucede porque sueles generarse muchas inhibiciones. Las primeras acciones que puedes tomar para cambiar una vida sexual insatisfactoria será estar consciente de que el otro no te lee la mente, ni tú a él, por lo que debes decirle qué es lo que te gusta.
3. A veces, la vida en familia, las ocupaciones diarias y otros problemas que se suscitan en la pareja influyen mucho en la vida erótica. Es obvio que debes darte tu tiempo para disfrutar de tu pareja, crea una cita, acudan a otros lugares para sus encuentros, busquen la información que crean necesaria para reavivar la llama de la pasión y no le teman a probar cosas nuevas.
4. Tareas del hogar: Casi siempre quien tiene la mayor carga de trabajo en el hogar es la mujer y esto siempre que sea desigual va a causar conflicto. No en todos los casos pero sí en la mayoría, la mujer es ama de casa que se encarga de todo y el hombre es quien provee el dinero para la manutención de todo. Ambas son cargas muy pesadas pero el hecho de que el hombre pasa muy poco tiempo en el hogar, puede propiciar que las tareas de la mujer lleguen a ser menos apreciadas.
5. Se necesita tomar conciencia también de que todo trabajo requiere un gran esfuerzo físico y mental y ello puede causar mucho estrés y que, hacerse cargo de un hogar es una tarea muy demandante. Definitivamente, es muy difícil que se llegue a un equilibrio en la distribución de las tareas pero lo que puede ayudar muchísimo a que la pareja tome conciencia es rotar las tareas, jugar con los roles.
6. Siempre ayudará que se intercambien las tareas hogareñas como “hoy te toca a ti preparar la cena” o “llevar a los niños al colegio” y lo más importante es que no se trata de asumir estas tareas como una pesada carga, sino como un acto de empatía por la pareja o como algo nuevo que se puede aprender a hacer. Ante todo responsabilidad y organización y si es mucho el trabajo, tal vez sería bueno considerar contratar a alguien que les quite ese peso de encima.
7. Problemas por dinero: Aunque, hoy en día, tanto hombres como mujeres pueden aportar económicamente al hogar por igual, cuando uno de los dos aporta más dinero al mantenimiento de la casa es cuando tienen más peso sus decisiones. Cuando es la mujer quien lleva las riendas del hogar, puede significar un conflicto para el hombre, quien debe aceptar este nuevo cambio cultural.
8. Por otro lado, también está el hecho de que en algún momento se pude atravesar por una mala racha financiera, quizás hace falta el dinero y ello puede generar también, muchas tensiones. Aquí la solución se encuentra en manejar el tema de la forma más sincera posible aunque pueda incomodar mucho a ambos. Tanto lo bueno como lo malo debe ser compartido en pareja, esto les ayudará a liberar el estrés y a sentir el apoyo del otro.
9. La honestidad que se tengan en este tema les ayudará a encontrar una solución. Si el dinero es de ambos y se trata de hacer un gasto grande, siempre debes consultar a tu pareja, de esta manera estará informado y te brindará su punto de vista el cual puede ayudarte a tomar una buena decisión. Evita gastos innecesarios, algo muy útil puede ser el asumir los roles de quién gasta y quien ahorra lo que les facilitará aprender uno del otro.
10. Factores externos a la relación: Muchas veces la falla no está en la relación de pareja sino en lo que la rodea. Los amigos o amigas que se meten en la vida de ambos e influyen en sus decisiones son un factor. También están las complicaciones de la vida diaria como llegar tarde a casa o no tener tiempo para disfrutar en pareja. Otro gran factor de riesgo son los suegros. Ya sean tus padres o los suyos, es de esperarse que en algún momento se entrometan en la relación en contra de uno de los cónyuges.
11. Hay que plantearse que por más amor que le tenga un padre a su hijo o hija, algunas veces les puede llevar a tomar decisiones erradas que afectarán a la relación por lo que lo mejor es mantenerlos a raya, los problemas que tengan o las cosas que les afecten deben resolverlas ustedes mismos porque, hasta una opinión bien intencionada puede llevar a un problema mayor.
12. Hay que saber también que no siempre se puede llevar una relación cordial con los suegros y sobre eso no es sano hacerse altas expectativas. Si tus suegros son personas con las que no logras empatía lo mejor que puedes hacer es prepararte para ser tolerante y comprensivo porque no hay que perder de vista que son personas que tu pareja quiere.
13. Los celos: Algo con lo que siempre se va a lidiar en una relación son los celos, más si uno de los dos trabaja todo el día fuera de casa o si ambos lo hacen porque siempre tendrán la oportunidad de conocer personas nuevas que parezcan interesantes, sea el hombre o la mujer. Y en la actualidad, los celos se acentúan por el hecho de que es más fácil estar conectado con muchas personas por medio de las redes sociales.
14. Aunque nunca se llegue a la infidelidad los celos perturban a las personas, así se trate de alguien que es incapaz de expresarlos por orgullo y esto, a la larga genera problemas. Muchos pueden creer que “el que no te cela no te ama” o que se necesita un poco de los celos para ponerle sabor a la relación, pero la realidad es que se trata de falta de confianza y de comunicación. Como en el caso de otras emociones, los celos sin control pueden terminar en algo desastroso.
15. Como te mencionamos, los celos tienen que ver más con una falta de confianza, falla en la comunicación y, también, baja autoestima. Para evitar los celos, nunca falles al momento de prometer algo a tu pareja ya que ella puede pensar que no cumpliste porque no la consideras lo suficientemente importante como para mantener tus promesas. Ello puede incluir cosas tan pequeñas como asegurarle que llegarás temprano y no hacerlo.
1. Las mentiras son igualmente dañinas, no importa que tan pequeñas sean, si afirmas a tu pareja que estarás en un lugar y ella te descubre en otro, aunque no hagas nada malo, pronto ya no creerá en lo que le dices, y cosas como llegar un poco tarde harán que su imaginación vuele a otro lugar. Recuerda, la confianza es algo muy difícil de ganar y muy fácil de perder y nada es mejor que la sinceridad.
Próximos álbumes

¿Harta de los amigos de tu esposo?

Cinco motivos por los que los matrimonios modernos fracasan

¿Existe la fobia a los besos?

¡No más pañales! Tips para que tu hijo aprenda a usar el baño

Disfruta más imágenes
a tu izquierda