Enlaces Relacionados

  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • ¡No soporto más a los amigos de mi esposo!
  • Próximo álbum

¿Harta de los amigos de tu esposo?

Miles de mujeres repiten esta frase a diario y se preguntan, por qué es tan difícil empatar dos aspectos tan importantes en la vida de un hombre. Se sienten enojadas, confundidas, ignoradas y hasta humilladas, sin embargo no toda la culpa es de ellos.
Es muy común que un hombre tenga dificultad en acostumbrarse a su vida de casado, en la que ya no sólo cuentan él y sus amigos, ella es parte primordial de todo.
Y no es que la mujer intente ser siempre el centro de atención o esté pensando de manera egoísta, simplemente entienden el matrimonio de forma distinta.
Cuando ellos toman decisiones o hacen planes sin incluirlas, ellas desarrollan un sentimiento de descuido por parte de su pareja.
En las mujeres se desencadena un sentimiento de abandono, que si bien es un tanto irracional, tiene fundamento al sentirse puestas debajo en la escala de prioridades del otro.
Sin embargo, lo que ellas sienten no es precisamente lo que sucede en ellos. Los expertos coinciden en que para los caballeros es más complicado tener límites claros, cuando se trata de amigos.
Ellos no se resisten a una invitación para disfrutar de un encuentro deportivo, tomar un trago y/o discutir de temas afines, pues no encuentran algo malo en ello.
¡Y es cierto, no lo hay! El problema viene cuando al llegar a casa, ella tiene un humor terrible y una molestia que él no entiende, pues se resiste a entender su nueva posición como hombre no soltero.
Pero, el problema no es ni la actitud, aparentemente egoísta de ella, ni en la descuidada de él, sino en la falta de acuerdos por parte de ambos.
Psicólogos reiteran que para una pareja es básico aprender a consensuar el tiempo que se dedica a los amigos y familiares, pues las conductas antes descritas sólo crean conflictos en su relación.
De los que derivan, por ejemplo, las faltas de respeto, las peleas constantes y hasta la inseguridad que se genera en ambas partes. Pues ellas se imaginan a sus hombres en la mejor fiesta del mundo con chicas de la talla de modelos y ellos se sienten minimizados, con un sentimiento de no hacer nada bien.
Para combatir esta enfermedad dentro del matrimonio, es vital hacer ajustes y sacrificios nuevos, con tal de lograr el bienestar del otro, de acuerdo con la psicóloga Vivian Fernández, del sitio experto, Nuestros hijos.
“Convertirse en una pareja significa hacer adaptaciones y sacrificios por el bienestar del cónyuge, explícale a tu marido que no está mal que comparta con sus amigos, pero que también debe dedicar tiempo para tí”, señala la especialista.
El equilibrio es la base, pelear no soluciona el problema y sólo lo agranda, establecer límites claros con respecto del tiempo para compartir juntos y el tiempo que pueden disfrutar por separado es lo más importante.
Otra parte del proceso es desarrollar amistad con su círculo, mostrarte abierta a sus opiniones y receptiva sobre sus temas de conversación, esto te hace parte del grupo y no un 'intruso'.
Para los especialistas, también es conveniente que la pareja desarrolle amistad con otros matrimonios, pues la convivencia entre iguales hace que todos se contagien y quieran ser parte de un grupo, diferente al acostumbrado, pero igual de ameno.
Próximos álbumes

¿Amores que matan? Mira cómo evitar una relación enfermiza

Impresionante nacimiento de barro hecho a mano

Cinco motivos por los que los matrimonios modernos fracasan

¡La mujer 'más celosa del mundo' llegó al altar!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda