Enlaces Relacionados

  • Del amor no se come
  • divorcio
  • Cuando las citas por Internet son un fraude
  • Ciudades con más divorcios
  • Ciudades con más divorcios
  • 10 cosas que no debes decirle a una mujer
  • Cuando tu pareja se niega a cambiar
  • Depresión
  • Ciudades con más divorcios
  • Divorcio
  • Divorcio
  • Ciudades con más divorcios
  • Divorcio
  • Divorcio
  • Divorcio
  • 10 cosas que no debes decirle a una mujer
  • Fobia al amor
  • Divorcio
  • Próximo álbum

¿Qué hacer cuando el divorcio es inevitable?

Cuando en el matrimonio se intentó todo pero no se pudo salvar la relación o simplemente se acabó el amor, la única alternativa parece ser el divorcio y en la mayoría de los casos suele ser lo mejor para todos, pero es un trance muy difícil porque implica la ruptura de muchas cosas.
El experto mundial en matrimonio Mort Fertel, afirma que, de entrada, es bastante traumático enfrentarse a las consecuencias de poner fin a un matrimonio, como ver a los niños sólo una vez a la semana, menos dinero, una casa más pequeña, un estándar de vida más bajo.
Hay que mencionar que también se presenta la nueva dificultad, comenzar de nuevo en el ámbito amoroso, conocer a alguien más, comenzar una nueva relación, enfrentarse al rechazo y miedo otra vez. Sin contar que hay que romper con años de recuerdos.
Sin embargo, si se tienen hijos, es de vital importancia mantener una relación cordial con el 'ex' y su familia, para hacerlo de la manera más sana, la organización Planned Parenthood recomienda dejar atrás los círculos viciosos, resignarte y ver que aunque se quiera a esa persona, es lo mejor para el bienestar personal.
Ante todo, el respeto. Si éste se perdió durante la relación, eso no importa, tú debes terminar las cosas de la mejor manera. Nunca recurras a los insultos, lo único que harás es dificultar la conversación y herir a la otra persona. Si te insultan, tampoco respondas con insultos.
Tampoco debes dejar de ser honesto, si le dices tus fallas y las suyas, quizá puedas ayudar a la otra persona a no cometer los mismos errores en sus relaciones futuras.
Una vez que tomaste la decisión, terminaste y sientes que fue lo indicado, mantente en ello. Tal vez exista alguien (amigo o familiar) que te quiera persuadir de volver o te haga pensar que no fue lo mejor y te cause culpabilidad, por tu propio bien no hagas caso.
Es muy posible que te sientas triste y que llores porque el terminar una relación no es fácil para nadie, pero no por ello pienses en que quizá habría sido mejor continuar.
Lo siguiente y más importante es ver por los hijos, cuando se ha decidido que se llevará a cabo el divorcio, hay que anunciarlo y con los hijos este paso será muy complicado.
La terapeuta Juliet Vatne afirma que un divorcio es muy problemático para un niño porque le provoca mucha ansiedad e inseguridad, los hijos necesitan de una estructura estable, una rutina que inevitablemente se rompe cuando ocurre la separación.
La experta afirma que para aliviar esta tensión y ansiedad, lo mejor es hacer todo por mantener la rutina del niño, aunque haya un cambio de casa o se establezcan las visitas al padre o a la madre. Eso le brindará mucha seguridad al pequeño, con la imagen de que la vida sigue normalmente su curso y de que se encuentra dentro de una familia.
Aunque lo parezca, no es nada recomendable que luego de que se anunció la separación, los padres sigan viviendo juntos en el tiempo en que sus hijos se adaptan a la idea y al cambio.
La terapeuta señala que ya es bastante difícil que los niños afronten la separación de sus padres como para que además sean testigos de las peleas y discusiones. Sólo perjudicarán a los hijos moldeando en ellos un comportamiento negativo.
La abogada Linda Luce, por su parte, afirma que suele ocurrir que ambas partes se pongan de acuerdo verbalmente en cuanto a cubrir los gastos de la manutención de los hijos pero esos acuerdos sólo deben ser temporales, ya que de otra manera puede perjudicar económicamente a quien da la manutención.
La experta aclara que esto sucede porque inicialmente se puede estar de acuerdo con una suma pero si los gastos de manutención aumentaron, para el momento en el que se formaliza el divorcio y el juez establece una cifra, el dinero restante se acumulará para quien debe pagarlo y ésta puede ser una deuda muy grande. Por eso, este convenio no debe durar más de unos meses.
Es fundamental evitar discutir sobre dinero enfrente de los hijos. Lo ideal es que durante el divorcio se llegue a los mejores términos con la pareja por el bien de los hijos, no hay que olvidar que ellos son los más vulnerables durante la transición.
Para finalizar, Juliet Vatne señala que es muy probable que en algún momento el padre o la madre hable mal del otro enfrente de los hijos, estando en esa situación, lo más recomendable es que el otro les hable con valor y les exprese con delicadeza que los adultos pueden decir ese tipo de cosas por enojo aunque no sean ciertas, esto deberá hacerlo sin criticar a la pareja ya que entonces, resulta igualmente nefasto.
Si en algún momento sientes que la situación te rebasa, no dudes en pedir ayuda, para cualquiera es traumático vivir una separación por todo lo que conlleva y no es un paso que se debe realizar sin apoyo.
Próximos álbumes

Cómo hacer un acuerdo de manutención tras el divorcio

Tips de moda para pasar del verano al otoño

Auriculares: encuentra los mejores para ti

Tips para padres sobreprotectores

Disfruta más imágenes
a tu izquierda