Enlaces Relacionados

  • Depresión laboral
  • ¿Sexo por venganza?
  • 110112_8Sexo
  • Sexo en San Valentín
  • 101228_SexoCita
  • no sexo
  • sexo
  • sexo sexy
  • 110112_8Sexo
  • sexo
  • sexo
  • Rompimiento amoroso
  • Próximo álbum

¿Será que el sexo cura un corazón roto?

¿Cuál es la mejor manera de superar una relación que acaba de terminar? Algunos creen que lo más prudente es dejar pasar un tiempo hasta que sanen tus heridas y, entonces, cuando estés listo, poder continuar y comenzar otra relación con una persona diferente.
Otros tantos creen que es cierto aquél dicho de que “un clavo saca otro clavo” y lo mejor que se puede hacer luego de una ruptura amorosa es conocer a otra persona que haga que salgas de la depresión, que te levante la autoestima y entonces salir adelante de ese trago amargo.
Ambas cosas pueden funcionar, pero cuando las cosas no finalizaron en los mejores términos puede darse el caso de recurrir al llamado “sexo de venganza” en el que la persona que fue “dejada” mantiene un encuentro sexual con alguien nuevo sólo para darle una lección al ‘ex’.
Pero, ¿esto es algo positivo o negativo? ¿Realmente el sexo por venganza ayuda a superar una decepción a morosa o todo lo contrario? Investigadores de la Universidad de Missouri se ocuparon de esta cuestión en su investigación ‘Rebound Sex: Sexual Motives and Behaviors Following a Relationship Breakup’.
En la investigación, recientemente publicada en los Archivos del Comportamiento Sexual, se reclutó a 170 estudiantes universitarios que acababan de pasar por una ruptura amorosa. A través de encuestas y entrevistas, dichos estudiantes proporcionaron resultados muy reveladores.
El estudio determinó que un tercio de los estudiantes había practicado el “sexo de venganza” dentro de las primeras cuatro semanas luego del término de la relación sentimental para poder enfrentar el estrés y la ira producidos por el rompimiento.
El estudio también demostró que los más propensos a recurrir a la venganza sexual eran los que habían sido “dejados”, engañados, o cuya relación había sido bastante duradera. Esto frente a quienes habían terminado a su pareja o la habían engañado.
El también llamado “sexo de revancha” es más utilizado por aquellos que sufrieron una infidelidad porque de esta manera pretenden resarcir el daño que se les ha hecho y, no importa si su ‘ex’ se entera o no, esto ya es una victoria moral sobre el otro.
Y, como es de esperarse, esto no siempre es beneficioso. De acuerdo a los expertos, sólo para algunas personas, el encontrar una nueva pareja y mantener relaciones sexuales puede ser una conducta sana e inclusive necesaria para salir avante, según el reporte del Huffinton Post.
No obstante, para quienes buscaron sexo con personas nuevas para superar la pérdida, continuaron así incluso después de ocho meses. Los expertos sugieren que en estos individuos, este comportamiento no significó una recuperación pues no lograron tener una pareja estable en ese tiempo.
Esto quiere decir que durante esos ocho meses, quienes tuvieron sexo frecuente con personas distintas no sólo no pudieron mantener una relación permanente sino que eran más propensos a mantener relaciones sexuales con desconocidos con tal de mantener ese estilo de vida.
Finalmente los participantes que aceptaron haber recurrido al sexo por venganza admitieron que, luego de la ruptura, esto les ayudó a levantarse inmediatamente pero que, con el paso del tiempo, volvieron al miso estado con lo que también bajaron sus probabilidades de tener sexo con alguien nuevo.
Próximos álbumes

La importancia de los abrazos y los besos en tu relación

¿Muy bueno para ser real? Cómo desenmascarar una 'cita perfecta' online

Relaciones más peligrosas de lo que se cree

¿Cómo saber si mi pareja es tóxica?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda