Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cuanto más un hombre ayuda en el hogar, más alto es el riesgo de divorcio

La limpieza compartida en el hogar

Según un estudio cuanto más equitativa es la repartición de las tareas domésticas entre una pareja, más alto es el riesgo de divorcio.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Encuesta

Un estudio concluyó que cuanto más equitativa es la repartición de tareas domésticas entre una pareja, más alto es el riesgo de divorcio.

Mira el estudio 

¿Las tareas domésticas deben repartirse equitativamente?

No Tal vez
Resultados
El arte de quitar manchas

FOTOS:  El arte de quitar manchas

Ver fotos
Mantén limpio el aire de tu casa

FOTOS:  Respira tranquilamente en casa

Ver fotos
El secreto de 75 años de matrimonio

FOTOS:  El secreto de un largo matrimonio

Ver fotos


Un estudio noruego, que probablemente dará mucho que hablar, concluyó que cuanto más equitativa es la repartición de las tareas domésticas entre una pareja, más alto es el riesgo de divorcio.

Según el Instituto de Investigación en Ciencias Sociales Nova, el porcentaje de divorcios en los hogares que comparten las tareas domésticas equitativamente es un 50% más alto que en aquellos en los que la mayor parte del trabajo es realizado por la mujer.

"Cuanto más ayuda un hombre en el hogar, más alto es el riesgo de divorcio", explicó este jueves a la AFP Thomas Hansen, coautor de un importante estudio titulado "La igualdad en el hogar".

Para los investigadores, no hay ninguna, o casi ninguna causalidad, y esta correlación es más bien un signo de la "modernidad" de las parejas.

"Las parejas modernas lo son a la vez en términos de distribución de las tareas domésticas y en cuanto a su percepción del matrimonio", menos sagrada, explicó Hansen, señalando que es una cuestión de "valores".

"En esas parejas modernas, las mujeres tienen a menudo un alto nivel de educación y un trabajo bien pagado, lo que las hace menos dependientes económicamente de sus maridos. Por lo tanto, pueden hacer frente con mayor facilidad en caso de divorcio", añadió.

En Noruega, la educación de los niños se reparte generalmente de manera equitativa entre el padre y la madre (siete de cada diez parejas), señaló Hansen quien fue entrevistado en un parque mientras se ocupaba de sus hijos.

Sin embargo, en siete de cada diez casos, las mujeres dedican más tiempo que los hombres a las tareas domésticas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí