Publicidad | Vea su anuncio aquí

Madonna y su esposo, a terapia

Madonna intenta salvar su matrimonio

- Grosby Group. Prohibida su reproducción.

En crisis desde hace un año

Seis años de casados no es mucho, pero parece que Madonna y su esposo, Guy Ritchie, están pasando una crisis matrimonial grave. El deseo de evitar la separación ha hecho que la pareja acuda a terapia. ¿Conservarán su relación?

Según el dominical británico “News of the World”, el matrimonio discute cada vez que habla, duerme en camas separadas, y cada uno hace su vida. Parece que la crisis es bastante fuerte, pero la cantante no se da por vencida y desea sacar a flote la matrimonio, aunque sea por los hijos que tienen en común.

Los conflictos comenzaron hace un año, pero parece que la gota que colmó el vaso fue la adopción de David Banda, un niño de Malawi -Sureste de África-, a finales de 2006. Según el rotativo británico, Guy Ritchie -director de cine- no quiso acompañar a Madonna al continente del desierto del Sáhara, lo que afectó mucho a la intérprete.

Este hecho tuvo mucha repercusión mediática, ya que en un primer momento Madonna negó la adopción después de que las autoridades oficiales del país lo aseguraran. Días más tarde se confirmó la noticia y la cantante regresaba a casa con un niño de trece meses. A sus 48 años, la estrella fue madre por tercera vez.

Entre sus retoños se encuentra el citado David Banda; Lourdes, de 10 años, fruto de su relación con su ex entrenador físico de origen cubano; y Rocco, de 6, el único hijo biológico de la pareja Madonna-Guy.

En cuanto a maternidad, saca un 10, pero en lo conyugal...parece que no es oro todo lo que reluce y la diva tiene que luchar contra viento y marea como muchas mujeres. Pero, ¿y en lo profesional? Parece ser que en eso sí le va bien.

Hace poco diseñó una colección de moda para la cadena de ropa Hennes and Mauritz (H&M). La compañía sueca por las 30 prendas y 10 accesorios a juego que ha realizado la artista junto a la diseñadora jefe de la firma, Margareta van den Bosch.

No se puede decir que Ritchie también triunfe en el plano profesional. El director de cine, de 38 años, no ha tenido más que fracasos últimamente. “Snach: cerdos y diamantes”, fue uno de sus largometrajes más conocidos, ya que en él actuaron celebridades como Brad Pitt o Benicio del Toro. Pero eso fue hace 7 años, y desde entonces no ha triunfado demasiado.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí