Cómo manejar una suegra entrometida

Cómo lidiar con una suegra metiche

Cómo lidiar con una suegra metiche

Cómo lidiar con una suegra metiche

María Marín aconsejó a nuera y suegra para no consumir tiempo en chismes y diretes.

María Marín aconsejó a nuera y suegra para no consumir tiempo en chismes y diretes.

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 120515 | 05/15/12 | 06:05  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Despierta America Despierta America

Cómo lidiar con una suegra metiche

Cómo lidiar con una suegra metiche

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
María Marín aconsejó a nuera y suegra para no consumir tiempo en chismes y diretes.
Ep. 120515 | 05/15/12 | 06:05 Disponible hasta 05/15/12
Univision

Evitar peleas

Le pregunté a mi hermano, ¿Cuál  fue el reto más grande que has tenido en tus diez años de matrimonio? Sin titubear respondió: ¡La suegra!

Según los expertos, muchas  peleas en el matrimonio son causadas por la madre de tu cónyuge. Generalmente cuando se habla de suegras, escuchamos a los hombres quejarse con más regularidad que las mujeres, pero el desafío es el mismo para ambos.

Sin embargo, existen diferentes tipos de suegras y hay soluciones para lidiar con cada una de ellas:

La “Necesitada”: Eres una amenaza para ella, teme que le robes la atención de su hijo. Por eso, diariamente llama a pedir favores. Se preocupa de todo, ¡hasta de que comió su hijo hoy!

Solución: Para que se sienta necesitada, cuéntale algunos de tus problemas y pídele sus consejos. Al preocuparse de ti, olvidará el miedo de perder a su hijo, porque siente que ha ganado una nueva hija.

La “Aristócrata”: Critica todo porque nadie está a su altura o al nivel que su hijo merece. ¡Es tan perfecta que hasta no parece humana!

Solución: Viste conservadoramente en su presencia, pero tampoco cambies tu estilo completamente porque nunca cumplirás con sus estándares. Impresiónala con temas de su interés. Por ejemplo, háblale de museos, política, etc.

La “Anticuada”: Da la impresión de que es muy fácil llevarse bien con ella, pero puede ser muy insegura porque siempre ha sido ama de casa y se siente desconectada del mundo externo. Teme que no la incluyan en la vida tan ocupada que tú y su hijo llevan.
 
Solución: Háblale de tus experiencias diarias para que se sienta que la incluyes en tu mundo exterior. Nunca se te ocurra dejarle saber tus pensamientos liberales.

La “Hippie”: Es tan liberal que sus historias de juventud  te recuerdan a tus amistades locas. Aun siendo una mujer muy abierta, siempre protegerá a su niño y constantemente tienes que demostrar que eres buena para él.

Solución: Aunque te hagas su amiga, no le dejes saber todo tu pasado y nunca critiques a su retoño frente a ella. Tampoco hables de los planes a largo plazo que tienes con él, porque quiere que su hijo sea un espíritu libre como ella.

La “Triunfadora”: Aparenta ser muy segura, porque ha sabido manejar una familia y una profesión a la misma vez. Sin embargo, se siente insegura porque piensa que ha fallado un poco en el papel de madre.

Solución: Cuando la trates, imagínate que estás en una entrevista de trabajo en la cual tienes que hablar de tus metas y ambiciones. Dile que admiras cómo maneja el tiempo tanto en su profesión como con su familia y quieres aprender sus métodos.

Le dije a mi hermano, “cuando te casas con alguien, también te casas con su familia. Por eso, cuando te codees con tu suegra la aristócrata, sonríe y no refutes lo que dice. ¡De todas maneras, ella siempre estará en lo correcto!”

Para mas información visite www.MariaMarin.com