Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Cuando las citas por Internet son un fraude
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Errores en una cita
  • Próximo álbum

Los peores errores en una cita y su solución

Esta es la semana Nacional de los Solteros en Estados Unidos y Se estima que hay más de 80 millones de adultos solteros en los Estados Unidos y estando en la Semana nacional de los solteros, que se celebra la tercera semana de septiembre, aquí te decimos los errores más comunes que se tienen en cada cita.
¿Accidentalmente derramaste vino sobre la ropa de tu pareja o dijiste algo que la insultó? Descubre cómo recuperarte de cualquier situación desastrosa.
Mientras que un rápido “lo siento” funciona para la mayoría de las situaciones, algunos casos de mayor gravedad requieren una estrategia más detallada. A continuación encontrarás un manual a prueba de balas para resolver cualquier situación comprometedora, sin importar cuán grave sea.

Por Phineas Mollod y Jason Tesauro de Match.com

Pon a prueba tu romanticismo: encuentra pareja aquí.
El lugar equivocado y el momento equivocado. En algunas ocasiones el ambiente puede tornarse un poco incómodo debido a la tensa atmósfera del lugar. Pero, ¿por qué dejar que el lugar refleje el nivel de tu personalidad? Ríete y únete al pésimo servicio, a los comediantes malos y/o a sus canciones.Toma la iniciativa y propón un cambio de planes espontáneo. Sólo di: “¡Hay que irnos de aquí! ¡Conozco un mejor lugar a sólo tres cuadras!
Hacer algo que lamentas. Esto inevitablemente afecta a una conversación. Durante el inicio de la cita, los nervios pueden causar que algo no deseado salga de tu boca. A veces un sencillo “ups”, ante casos no muy graves puede generar un cambio en el tema. Por lo menos acompaña tu error con una disculpa rápida y empuja la conversación hacia otra dirección. Pero por ningún motivo vuelvas a mencionar tu error en conversaciones futuras; si continúas pidiendo disculpas sólo empeoraras la situación.
Tener silencios incómodos. Existen momentos de calma durante cualquier cita, pero algunas veces ese momento se alarga y crea un silencio que se convierte en una pesadilla. Esto deja a ambos esperando a que el otro empiece a platicar sobre cualquier cosa, simplemente por llenar el hueco. Lo que puedes hacer es disculparte para ir al baño. Esto reduce la tensión y le da oportunidad a ambos para que piensen en algo que decir. Pero antes de sacar la típica ida al baño, toma la iniciativa de reestablecer la conversación y deja algún tema común. Por ejemplo: habla acerca del vino o haz comentarios sobre el bar.
Cuando dos polos opuestos se atraen. Una simple diferencia en opinión o en un estilo de vida no es un error. Si ella está babeando y haciendo ruidos, mientras muerde gustosamente su jugoso pedazo de carne frente a él, y él es vegetariano, entonces no hay necesidad de defender sus preferencias y entrar en un debate. No importa quién tenga o no la razón, pues seria un caso tipo Apple vs PC. Esto es: "nada en común" o "polos opuestos que se atraen".
Ups, ahí va el vino sobre su costoso vestido. Después de haberla rociado con un poco de agua mineral, ofrece pagarle la tintorería y después convierte tu torpeza en algo que perdure. Haz una broma sobre ustedes dos. Descubrirás si existe atracción o no, después de aplicar esta estrategia. Ten cuidado, ¡nadie quiere salir con una persona torpe!

Pon a prueba tu romanticismo: encuentra pareja aquí.
Tener demasiados vicios. Si tú le comentas: “Oye, ordené un par de tragos de tequila para nosotros mientras no estabas”, o “¿te gustaría salir a fumar un cigarro?”, y recibes como respuesta un: “umm… no me gusta”, es señal de que no le gusta ni el alcohol ni el tabaco. Pero para evitar este tipo de escenas, siempre es bueno jugar a “seguir al líder”. De esta forma podrás evitar sugerir algún mal hábito, hasta que tu pareja demuestre lo contrario.
Un empujón juguetón. A algunas personas no les agrada que las beses en público o se cohíben por naturaleza. Un rechazo puede señalar que entraste en el momento equivocado, no precisamente un rotundo NO. Ten paciencia y sé extra sensible ante los gestos de tu pajera y su lenguaje verbal y corporal. Reduce un poco tu afecto hacia algo más como agarrarle las manos, o lo que sea que te sea permitido en ese momento.
Dar afecto de manera inconveniente . Cuando te sientes amoroso ante tu cita, es fácil que quieras acercarte un poco más. Esta complicación normalmente afecta a los hombres, aunque también las mujeres deben tenerlo presente. Si alguna vez terminas con tus manos siendo alejadas mientras te inmiscuyes en el espacio íntimo de la otra persona, hay que darle carácter al rechazo.
Nadie es perfecto. Hasta el mejor casanova alguna vez ha hecho algo mal. Debemos comprender que durante cualquier cita, para toda persona, existe la posibilidad de cometer algún pequeño error, aunque probablemente éste no sea del todo grave.

Pon a prueba tu romanticismo: encuentra pareja aquí.
Ten en cuenta que hasta las metidas de pata tienen su lado positivo. Si los dos no están listos para comenzar, no ocasionarás ningún daño si aplicas alguna de estas estrategias.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

Adopta a un muñeco de aparador

Cuidados del bebé para los meses de invierno

Supersticiones, ¿mito o realidad?

Decora para Halloween ¡con objetos caseros!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda