Sexo: con 7 minutos basta

Los resultados del sondeo, que serán publicados en mayo en la revista Journal of Sexual Medicine, dicen que es un mito que la duración de la relación sexual sea la clave para una mejor vida sexual.Desde la divulgación de películas y textos como "El matrimonio perfecto" y manuales eróticos similares desde la década de 1960, y la explosión de vídeos pornográficos, se ha hecho común la idea de que el acto sexual entre humanos, para que sea satisfactorio, ha de prolongarse.Eric Corty, investigador a la cabeza de este estudio, espera que con dichas conclusiones se disipe la noción de que "cuanto más minutos de sexo, mejor, y aquello que dicen que para satisfacer a su amante, debería durar indefinidamente''."Las percepciones del público acerca de cuánto debe durar el acto sexual discrepan con los datos objetivos sobre las latencias eyaculatorias", señala el artículo.Los minutos 'deseables'Los investigadores de la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales en la Universidad del estado de Pennsylvania, pidieron a medio centenar de terapeutas sexuales de Canadá y Estados Unidos que, sobre la base de su experiencia con pacientes, indicaran cuál es la duración de un acto sexual "adecuado", "deseable", "demasiado breve" y "demasiado prolongado".Los resultados: de uno a dos minutos es "demasiado breve", de tres a siete minutos es "adecuado", de siete a 13 minutos es "deseable", y de 10 a 30 minutos es "demasiado prolongado".Sin embargo, ese lapso no incluye la estimulación erótica previa al acto sexual, y los terapeutas consideraron "demasiado breve" el coito que dura de 1 a 2 minutos."Estos resultados sugieren que el terapeuta sexual promedio cree que el acto sexual que dura entre tres y 13 minutos es la norma y no amerita, prima facie, una preocupación clínica", señaló el artículo.La latencia eyaculatoria se define como el tiempo entre el comienzo de la penetración vaginal y el comienzo de la eyaculación y, según la revista, "se usa cada vez más en pruebas clínicas para el estudio de la eyaculación prematura".La discrepancia que encontró el equipo de Corty "puede ser causa de problemas ya que la interpretación subjetiva de la latencia es un factor relacionado a la disconformidad percibida con la duración del coito", añadió.

El doctor Irwin Goldstein, editor de la revista Journal of Sexual Medicine, mencionó un estudio de cuatro semanas realizado entre 1,500 parejas en el 2005 según el cual el tiempo medio del coito fue de 7.3 minutos. (Las mujeres lo midieron con cronómetros).Es difícil, tanto entre los hombres maduros como los jóvenes, lograr que la cópula dure mucho más, reconoció Marianne Brandon, sicóloga clínica y directora de Wellminds Wellbodies, en Annapolis, Maryland."Hay tantos mitos en nuestra cultura sobre lo que hacen sexualmente otras personas", afirmó Brandon. "La mayor parte de la vida sexual de las personas no es tan emocionante como piensan otros".Sin embargo, otro estudio que publicó la misma revista en julio de 2005, y que

comprendió a 500 parejas de Holanda, el Reino Unido, España, Turquía y

Estados Unidos, encontró que la duración promedio del acto sexual era

de 5.4 minutos.

La edición de abril de Journal of Sexual Medicine incluye un artículo

según el cual el 48 por ciento de los hombres informó de algún grado de

disfunción eréctil, y el 63 por ciento de las mujeres no estaba muy

satisfecho con la firmeza de la erección de su pareja.

Este estudio incluyó a 6,291 hombres y 6,272 mujeres entrevistados en 2005 en 27 países.Normalizan expectativas

Dado que la postergación de la eyaculación es difícil para los hombres

jóvenes, y el mantenimiento de la erección disminuye con la edad, el

estudio de Corty indica que la publicación de este informe "puede

cambiar las expectativas del público en general acerca de la duración

de un acto sexual satisfactorio, y puede aliviar las presiones y el

descontento".

"Estos resultados también pueden beneficiar a las parejas que buscan

ayuda por problemas sexuales, ya que normalizan las expectativas",

agregó el estudio.El cuestionario en que fue basado el más reciente sondeo no respondió a un género específico, dijo Corty, que es hombre. Empero, reconoció que investigaciones anteriores demostraron que tanto los hombres como las mujeres desean una mayor duración de la estimulación erótica previa al coito.