Enlaces Relacionados

  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela
  • Curiosidades de la escuela

Curiosidades sobre la escuela que te dejarán el ojo cuadrado

En este regreso a clases, cuando las vacaciones terminan y el tiempo libre se reduce, los niños suelen preguntarse algo como, ¿por qué existe la escuela? o ¿a quién se le ocurrió que debíamos tomar clases? Y para esos cuestionamientos tenemos estas y otras respuestas curiosas que seguro te sacarán de un apuro.
¿Alguien sabe por qué los lápices son amarillos? o ¿por qué tienen una cubierta de madera y no de plástico? Pues resulta que de inicio nadie sabe quién lo inventó, pero la primera referencia que se tiene de este últensilio escolar es en un trabajo enciclopédico del médico, botánico y zoólogo suizo-alemán Honrad van Gesner, publicado en 1565. En dicho trabajo, se describe un instrumento para escribir; una barra de grafito colocada dentro de un armazón de madera.
Aunque el uso de lápices se extendió a lo largo de dos siglos, fue en la década de 1760 cuando la compañía alemana Faber fundó una fábrica en la ciudad de Nuremberg, Alemania, para la producción a gran escala de lápices y demás implementos para la escritura y el dibujo.
Durante el siglo XIX, el mejor grafito del mundo era el proveniente de China y como los fabricantes de lápices americanos buscaban una forma de decir a sus clientes que los lápices que hacían contenían grafito de muy buena calidad optaron por hacer el exterior en amarillo, pues en esa cultura este color se asocia con la realeza y el respeto.
En 1890 la compañía L&C Hardmuth introdujo un nuevo modelo para dibujo de gran calidad que tenía varios grados de dureza y eligieron pintarlos de amarillo para expresar a sus compradores que sus lápices eran “realmente” excelentes y como tuvo éxito, en todo el mundo se siguió esta tendencia.
Cuando tu hijo tenga una queja sobre su cuaderno podrías preguntarle si preferiría un escribir sobre madera y verás que las quejas se acaban. Y no es broma, los niños de la antigüedad utilizaban como cuadernos unas tablas de madera cubiertas de cera y escribían con algo llamado 'stylus' (el antepasado de la pluma). Muchos años después aparecieron en América Latina los primeros cuadernos durante la segunda mitad del siglo XIX, cuando comenzó la fabricación de papel. En esa época el papel era muy escaso y muy costoso.
Cuando la producción de papel fue masiva y más económica, el cuaderno se transformó en el principal útil escolar de las escuelas, donde los niños pudieron practicar desde la caligrafía hasta la transmisión de la cultura.
En la actualidad los cuadernos, tanto de uso privado como escolar, son fuentes documentales que mezclan la historia de la infancia con la historia de la educación y la cultura escrita.
Esta característica cultural de los cuadernos se demostró con varios artistas, por ejemplo, cuando el cuaderno de ejercicios del fallecido Beatle, John Lennon salió a la luz se comprobó que desde que iba a la escuela el británico escribía poemas, pensamientos y hacía dibujos excepcionales. Ese también es un argumento que puedes usar para que tus hijos trabajen mejor en su cuaderno de actividades, si al crecer se hacen famosos no querrán que el público vea malas notas, ¿o si?
Y si algo se preguntan todos los niños alguna vez es: ¿A quién se le ocurrió inventar la escuela? La respuesta es que no pueden echarle la culpa a alguien, porque no puede saberse quién inventó la escuela ya que en todas las grandes civilizaciones antiguas como China, Mesopotamia, Roma y Grecia, existía algo muy parecido a lo que es la escuela en la actualidad. Casi todas eran exclusivas para los varones y privadas, solamente la gente adinerada podía costear educación para sus hijos.
En la antigua China escuela principal estaba ubicada en la capital del Imperio. En un principio sólo había 50 alumnos, pero en menos de 100 años el alumnado aumentó a 30,000 estudiantes lo que popularizó este sistema de enseñanza. Pero si queremos culpar a alguien de que existan los 'terribles' exámenes, sí podemos porque fueron ellos quienes crearon el sistema de exámenes que continúa después de dos mil años.
Aunque no siempre se enseñó lectura y matemáticas, por ejemplo en Esparta, los niños entraban a los seis años a un internado donde les enseñaban a ser buenos soldados, pues debían aprender a luchar y obedecer órdenes. En Atenas la escuela era muy diferente, ya que se enseñaban materias como lectura, escritura, filosofía, música, educación física y escultura pero no les dedicaban mucho tiempo a las matemáticas. Y aunque es cierto que hay evidencia de muchos tipos de escuela a lo largo de la historia, la más parecida a la actual es la formada por los griegos, en la que grupos de jóvenes recibían en conjunto clases especificas
En Mesopotamia, les enseñaban aritmética y los alumnos tenían que trabajar muy duro ya que el día escolar duraba desde la mañana hasta la tarde, pero cuando un alumno terminaba los 12 años de escuela, se convertía en un escriba profesional, un puesto muy prestigioso porque eran los que registraban la historia.
En Roma las escuelas eran muy parecidas a las griegas e incluso utilizaban los mismos instrumentos de escritura. Para hacerles más fácil contar, los romanos inventaron el antepasado de las calculadoras; el ábaco. Los niños aprendían a escribir y a leer en latín y griego, también les enseñaban matemáticas y a escribir discursos para que cuando crecieran pudieran tener un trabajo en el gobierno. Fue después del siglo tres a.C. cuando comenzaron las escuelas públicas y fue entonces cuando todos los niños tuvieron posibilidad de estudiar, ¿maravilloso, no?

Con estas tres curiosidades puedes darle a tus hijos ejemplos y argumentos positivos para apreciar su regreso a la escuela.