Publicidad | Vea su anuncio aquí

Gripe A y regreso a clases: cómo prepararte

Precauciones para reducir el contagio

Algunos pasos de higiene básica pueden ayudar a prevenir las infecciones de cualquier tipo de influenza y también funcionan con la influenza H1N1.  Estas precauciones  pueden parecer ser demasiado simples pero se ha demostrado que reducen la posibilidad de que usted contraiga cualquier virus de influenza:
  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón, especialmente después de estornudar o toser o estar en contacto con una persona enferma.  Los limpiadores de mano de alcohol (como Purell) también pueden ser efectivos cuando el agua y el jabón no son una opción.
  • Si siente la necesidad de estornudar o toser, cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo desechable y tírelo a la basura después de usarlo.
  • Evite el contacto cercano con personas enfermas.
  • Si usted se enferma, quédese en casa y no vaya a trabajar o a la escuela y límite el contacto con otros para no infectarlos.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca para evitar que se propaguen los microbios.
  • Si usted experimenta síntomas parecidos a la influenza. Los síntomas de la influenza incluyen dolor de garganta, tos, nariz tapada, escalofríos, dolor de cabeza y dolor muscular, fatiga, y particularmente, fiebre de más de 100 grados. Póngase en contacto con su médico para determinar si necesita que le hagan pruebas de laboratorio o que le den tratamiento. Si está enfermo, quédese en casa. Con cualquier tipo de influenza, lo mejor es quedarse en casa y no ir a trabajar o a la escuela y evitar el contacto con otros en lo posible, para no infectarlos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí