Publicidad | Vea su anuncio aquí

Accidentes escolares y cómo prevenirlos

Accidentes escolares y cómo prevenirlos

- Getty Images

Educación y seguridad

Cada año, los niños sufren unas 14 millones de lesiones accidentales en EU, de acuerdo con la National SAFE KIDS Campaign (NSKC) y muchos de ellos son discapacitantes y hasta mortales. Por eso para este regreso a clases los padres deben enseñar a sus hijos algunos consejos de seguridad antes de enviarlos a la escuela.

De acuerdo a los datos de la NSKC, el área de juegos es la principal causa de lesiones entre los niños de 5 a 14 años, donde 70 por ciento de las veces los accidentes están relacionados con una caída y 10 por ciento con golpes en el equipo de juego.

"Los padres pueden utilizar las vacaciones para reforzar la información que sus hijos tienen acerca de cómo cuidarse”, afirma John Drengenberg, experto en seguridad de Underwriters Laboratories (UL), organización independiente que desde 1894 se encarga de certificar la seguridad de miles de productos en todo el mundo y redacta normas de seguridad.

Drengenberg aconseja a los padres que, antes que inicien las clases, verifiquen que en el área de juegos de la escuela existan protecciones en las superficies, que los equipos funcionen bien, que no existan espacios peligrosos donde los niños puedan quedar atrapados, que no haya cuerdas que supongan riesgo de estrangulamiento, y por último se informen si existe un adulto supervisando a los niños a la hora del recreo.

Lecciones básicas

Otros consejos que el UL recomienda a los padres compartir con sus hijos antes de regresar a la escuela son:

Saber un contacto de emergencia: Los niños deben saber su nombre completo, el nombre completo de sus padres, su dirección (incluyendo ciudad y estado), y número telefónico (incluyendo el código de área).

Qué hacer en caso de incendio: Lo primero que tienen que hacer es salir del edificio, por eso es tan importante que refuercen en casa y en la escuela el conocimiento de los simulacros. Lo segundo, es saber que el humo es más ligero que el aire y por eso para salir deben de agacharse y salir lo más rápido posible, y alejarse del edificio en llamas.

Saber jugar con cuidado: Los niños deben aprender la manera más segura de divertirse en el área de juegos. Asegúrate que tu hijo sepa utilizar el equipo de juego, como agarrase con las dos manos de los columpios, o deslizarse por la resbaladilla con los pies hacia abajo y nunca pararse en la orilla.

Usar casco al manejar bicicleta: A pesar de que es una ley en muchos estados, los padres necesitan recordar a sus hijos que hay que usar casco siempre y demostrárselos poniendo el ejemplo ellos.

Correcto uso de las mochilas: Los padres deben acomodar los útiles en las mochilas fijándose que el peso del contenido nunca sobrepase el 10 o 20 por ciento del peso de sus hijos.

Estar alertas de productos retirados: Los padres deben actualizarse conociendo las alertas de la FDA que suele lanzar cuando retira productos como juguetes o comida para niños. Así mismo, siempre deben seguir las recomendaciones de los fabricantes de juguetes y comprar juguetes apropiados para cada edad.

Los enchufes no son juguetes: Hay que enseñar a los niños a no meter sus dedos u otros objetos en la toma eléctrica.

Ropa segura: Las chaquetas y sudaderas con cordones se han prohibido desde hace más de 10 años pues eran peligrosas si estaban alrededor del cuello. Los padres deben evitar la ropa que supone un riesgo de estrangulamiento.

Ojo con los productos: Se recomienda comprar en tiendas de confianza e inspeccionar el empaque del producto. Los padres deben comprar sólo en tiendas de confianza y no adquirir productos sospechosos si no hay un nombre de marca o nombre de los fabricantes.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí