Publicidad | Vea su anuncio aquí

Desayunar cuenta doble

Adolescentes que desayunan

- Getty Images

Buenas calificaciones

Comer nutritivo antes de ir a la escuela tiene múltiples beneficios. Los chicos que desayunan diariamente tienen menos riesgos de sufrir obesidad y ganan menos peso que aquellos que se saltan esta primera comida del día, según un estudio divulgado por la Universidad de Minnesota. Además, está demostrado que los desayunos escolares mejoran tanto la fluidez verbal como la coordinación mental y física, logrando que las calificaciones de los jóvenes sean más altas.

Durante la Semana Nacional del Desayuno Escolar, los expertos recalcan que para que los jóvenes obtengan buenas calificaciones no basta con hacer la tarea, estudiar y descansar. También es básico comenzar el día con un desayuno nutritivo pues éste ayuda a poner atención y concentrarse en clase.

Los especialistas dicen que es importante incluir alimentos ricos en hierro, como cereales fortificados, carnes magras, frijoles secos, espinacas, papas o calabazas para explotar al máximo su capacidad intelectual.

"El desayuno es la comida principal del día. Ayuda a despertar el cuerpo, es bueno para la mente y para concentrarse en las clases, da energía por el resto del día y ayuda a que el metabolismo no pare por falta de gasolina", dijo Malena Perdomo, dietista y portavoz para los hispanos de la Asociación Dietética Americana.

Además, investigadores de la Universidad de California resaltan que un niño bien nutrido tiene un mejor desarrollo cognoscitivo y un mejor desempeño escolar.

Menos peso

Respecto al papel que el desayuno tiene en la nutrición, el doctor Mark Pereira, del Departamento de Epidemiología y Salud Comunitaria de la Universidad de Minnesota, explicó a AFP que "los chicos que se saltan el desayuno tienden a ganar más peso y por lo tanto tendrían un riesgo mayor de sufrir obesidad"

El número de adolescentes con problemas de peso se triplicó en los últimos 20 años en Estados Unidos, según el informe "F as in Fat", divulgado el año pasado, donde el 16 por ciento de los adolescentes varones y el 10 por ciento de las adolescentes mujeres en Estados Unidos tenía sobrepeso.

“Los adolescentes que comienzan su día con un desayuno tienden a consumir más carbohidratos y fibra durante el día que aquellos que se saltean esa comida. Pero al mismo tiempo, esos adolescentes pesan menos“, indicó Pereira.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí