Publicidad | Vea su anuncio aquí

Pies y tobillos ¡a salvo! Que nada te pare en tus XV años

XV

- Getty Images

belleza

FOTOS:  Rosas por todos lados

Ver fotos
xv

FOTOS:  Pies lindos en tus XV años

Ver fotos
belleza

FOTOS:  El perfume de Jessica Simpson

Ver fotos
moda

FOTOS:  La moda de Benetton en México

Ver fotos
López continúa saliendo sola

FOTOS:  JLo de compras solita

Ver fotos
moda

FOTOS:  El estilo cubano de Levi's

Ver fotos

Baila sin problemas

Uñas enterradas, pies resecos, tobillos con torceduras... Cualquiera de estos problemas puede impedir que tu noche de Quinceañera se arruine. Hay una serie de desórdenes en las extremidades inferiores que nunca deben pasarse por alto ni descuidarse, debido a las consecuencias que pueden tener si no reciben un tratamiento adecuado.

Hay algunos problemas de los pies y tobillos que conviene vigilar para evitar males mayores. Son afecciones que hay que controlar porque pueden ser una amenaza constante para tu fiesta de XV años y para tu salud.

En esta parte del cuerpo se pueden detectar las primeras etapas de enfermedades que presentan señales de advertencia como la diabetes, la artritis y las dolencias cardiovasculares, según el Colegio Americano de Cirujanos de los Pies y Tobillos de EU (ACFAS, en inglés).

Estas son las señales que nunca debes ignorar:

• Dolor en el talón. Suele causarlo una inflamación de los tejidos, pero también puede deberse a una fractura, la compresión del tendón de Aquiles, un nervio pinzado u otros problemas.
 
• Esguinces de tobillo. Siempre requieren atención médica oportuna, ya que de no recibirla aumentan las probabilidades de que se repitan y se desarrolle una inestabilidad crónica del tobillo.

• Rigidez y dolor en el dedo gordo. Este fenómeno, que suele desarrollarse con el tiempo y a medida que el cartílago del dedo gordo se desgasta, puede conducir a una artritis, por lo que cuánto antes se diagnostique, más fácil será de tratar.
 
• Tendinitis del Aquiles. Este desorden, que generalmente ocasiona dolor y sensibilidad en la parte posterior del pie o en el talón, se debe a aumento repentino en la actividad física y aumenta el riesgo de que se rompa el tendón de Aquiles.

• Uñas encarnadas. Además de causar dolor, pueden perforar la piel, permitiendo que los gérmenes entren al organismo, por lo cual deben ser curadas por un médico o especialista, pero nunca por medio de las peligrosas "cirugías caseras".

Después de darle el cuidado necesario a tus pies, alístalos para un pedicure de lujo. Recuerda que es importante exfoliar tus extremidades para darles suavidad y tersura. Elige un esmalte claro que combine con tu vestido y ponte en manos de una especialista que además de consienta como la princesa que eres.

¿Cómo te preparas tú para tus XV años?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí