Enlaces Relacionados

  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Un fuerte lazo de amistad.
  • Próximo álbum

Niño encontró la amistad y un remedio para llevar su enfermedad

Ben es un niño de siete años que sufre atrofia muscular espinal tipo 1, una enfermedad degenerativa que le impide moverse, pero todo es más fácil para él desde que lo acompaña Rosie, una hembra de la raza Labrador, adorable.
La enfermedad de Ben afecta a sus músculos y los debilita, se manifiesta en serios problemas respiratorios, es por esto que Ben no puede moverse, jugar, comer o hacer otro tipo de actividades como los demás niños de su edad.
Afortunadamente y en el momento perfecto los padres de Ben le compraron una mascota de ayuda, que ha transformado la vida del pequeño indudablemente para bien, además de que es su mejor compañía.
Se trata de la hermosa perra Labrador color chocolate, Rosie, que fue entrenada para ayudar a Ben a realizar muchas de sus actividades cotidianas, como vestirse, levantar cosas y monitorear su respiración.
No pudo encontrar mejor guardián que Rosie, además de que lo ayuda, formaron una amistad inseparable.
A Ben siempre le costó trabajo hacer amigos en su escuela debido a su enfermedad, pero ahora, !su perra Labrador es su mundo entero!
Ben fue diagnosticado cuando apenas tenía seis meses de nacido, es una enfermedad que afecta solo a ocho personas en el mundo entero.
Desafortunadamente no existe un tratamiento para la cura de esta enfermedad y los cuidados complementarios son muy importantes.
Se debe prestar atención a la forma de respirar de Ben, debido a que las personas afectadas tienen dificultad para protegerse a sí mismas de la asfixia, es por eso que Rosie está entrenada para dar alerta a sus papás en caso de una emergencia.
La atrofia muscular que sufre Ben es la más grave de todas las de su tipo, según los médicos las personas afectadas con esta enfermedad rara vez viven por más de 2 o 3 años.
Catherine y Paul, los padres de Ben, no saben que le espera al pequeño en su futuro y por eso viven los días como vienen, cada día dando lo mejor, dijeron para una entrevista al sitio web del diario británico Daily Mail.
Los doctores aseguran que lo que mantiene con vida a este pequeñín son sus ganas de vivir y la felicidad con la que vive día con día, a pesar de su enfermedad.
Indudablemente Ben es un ejemplo a seguir para vivir día a día al máximo, el encontró en su perra Labrador una gran felicidad y compañía que lo revitaliza a diario.
Próximos álbumes

Carrera de camellos en 'pro' de la caridad

Joven lucha por rescatar un paraíso de la contaminación

Hombre viaja por el mundo en homenaje a su esposa

Dama de honor avergonzada encuentra motivo para cambiar

Disfruta más imágenes
a tu izquierda