Enlaces Relacionados

  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • ¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades
  • Apariciones de 'El Cuatito'
  • Próximo álbum

¿Existen los fantasmas? Mitos y realidades

Lo hemos escuchado muchas veces. “No voy por allí porque sale un fantasma”, “dicen que el fantasma de esa mujer persigue a los hombres solteros”, “me asusta pasar de noche frente a un panteón”, “en esa tumba sale una aparición”, y frases por el estilo. Se trata del ancestral temor a lo desconocido, el sobrecogimiento que inspira la muerte y el llamado “Más Allá” o lo que pudiera existir una vez expiramos. Según las creencias de cada cual después de la vida existe otra vida, algunos hablan del cielo y del infierno o del purgatorio, otros de dimensiones astrales, otros de reencarnación y surgen múltiples elucubraciones y suposiciones.
Por Profesor Zellagro
La creencia en fantasmas, seres del “Más Allá”, espíritus del otro mundo, almas en pena y apariciones sobrehumanas siempre ha acompañado a la historia del hombre. Se piensa que las ideas surgieron junto con la aparición de la especie humana sobre la Tierra en distintos lados del planeta. Ejemplo son las Cuevas de Altamira, en España, patrimonio de la humanidad, donde se descubrieron pinturas rupestres cuya antigüedad es de más de 30 000 años y en ellas se representan escenas que bien pudieron haber sido soñadas.
Por Profesor Zellagro
Los hombres del Paleolítico esculpieron en las cuevas las imágenes que se les presentaban en sus sueños. Como no existía explicación alguna para el fenómeno natural de la vida, que es la muerte, y no se conocía el mecanismo de los sueños, la creencia más generalizada era que al dormir se iba al Otro Mundo y ahí se encontraban con quienes habían muerto, alimentando aún más la idea de un mundo fascinante en la ultratumba.
Por Profesor Zellagro
La creencia en fantasmas es terreno fértil para la imaginación, y centenares, inclusive miles, de obras literarias, de teatro, óperas, películas, expresiones artísticas de todo tipo, danzas y pinturas se basan en estas suposiciones y conjeturas. Famosos en la literatura son el fantasma que describe Shakespeare en Hamlet, el fantasma de Canterville de Oscar Wilde, las menciones en las obras de Gabriel García Márquez, Horacio Quiroga, Kafka, en fin cientos y cientos de escritores y autores, en el cine películas como Fantasma (Ghost), los Otros (The Others) con Nicole Kidman, El sexto Sentido con Bruce Willis, y muchos otros más. A esto se unen las tradiciones folklóricas que existen prácticamente en todos los pueblos, como la famosa “Llorona” que se presenta como el alma en pena de una mujer que asesinó o perdió a sus hijos, y los busca en vano asustando con su sobrecogedor llanto a quienes la ven u oyen.
Por Profesor Zellagro
Los fantasmas ejercen mucha fascinación pues actúan sobre esa parte imaginativa que todos tenemos y motiva un sinnúmero de cuentos y leyendas. Tanta es su atracción que ha servido para desarrollar otras creencias como el espiritismo mediante la cual sus seguidores afirman comunicarse con espíritus y materializar fantasmas o ectoplasmas mediante personas conocidas como médiums o canales, así como juegos y oráculos, entre ellos la Ouija. En otras culturas se invocan los muertos mediante la inhalación de humos y bebiendo sustancias casi siempre alucinógenas que crean imágenes mentales, las cuales, unidas a un estado especial del sujeto les hacen ver cosas que solamente existen en su imaginación. Sin embargo, son tan fuertes, que las creen.
Por Profesor Zellagro
La existencia de tantas creencias diferentes no podía pasar por alto a la ciencia pues la curiosidad es la madre del descubrimiento. Antiguamente se decía: “los fantasmas no existen, ¿para qué perder el tiempo en esas supersticiones?”. Sin embargo, la actitud desde hace algún tiempo ha cambiado mucho y la postura es esta: “mucha gente dice que ve fantasmas, vamos a estudiar qué está sucediendo con ellos, ¿por qué dicen que ven algo que realmente no existe y otros no ven?, ¿qué podemos aprender? Estudiemos este fenómeno con una mentalidad abierta y desprejuiciada”.
Por Profesor Zellagro
Se cree que los cuerpos emiten una especie de energía termal, digamos una radiación especial que puede ser detectada y hasta medida por equipos especiales. Inclusive se están desarrollando instrumentos que nos permitirán saber quien estuvo en el lugar de un asesinato, por ejemplo, aún cuando ya no haya nadie ahí, por la “huella” que habría dejado su aura o campo magnético. Esta es una forma muy novedosa de estudiar ese fenómeno y explicaría parte del intrigante tema.
Por Profesor Zellagro
En realidad muchas veces estamos viendo “fantasmas” o sea, muchas cosas que ya han dejado de existir. Supongamos una estrella que esté a 100 años luz de la Tierra y haga explosión en este momento, volviéndose una llamada Supernova. Pues como la luz viaja a 300 000 kilómetros por segundo y esa estrella está tan distante, seguiríamos viendo su luz durante un siglo aunque ya no existiera físicamente porque habría desaparecido, pero su luz continuaría viajando en el espacio. O la imagen que nos trae el cine de quienes ya no están. Si un medio técnico puede lograr eso ¿qué no podrá concebir la mente que es la creadora de la tecnología?
Por Profesor Zellagro
El campo que abarca lo que se puede llamar la fantasmagoría o simulación de los fantasmas por medios artificiales también es muy extenso. Por otra parte, también se reportan diferentes apariciones: las que aparecen en un lugar específico o los famosos “fantasmas” ligados a castillos antiguos, mansiones, edificios y otros sitios que se asocian con el folclor que generalmente no inspiran terror pues han pasado a ser parte de la leyenda.
Por Profesor Zellagro
Otras apariciones son las llamadas “post mortem” cuando una persona parece haber proyectado su energía en el momento de morir avisando a un ser querido lo que ha ocurrido. Se han reportado muchísimos casos de soldados que supuestamente han emitido su imagen en el momento de la muerte y su madre o esposa o su padre o un amigo muy querido han “visto” la aparición para luego descubrir lo que ha pasado. También son famosos los “poltergeister” que supuestamente son tipos de ondas negativas de energía capaz de causar accidentes en una casa o lugar, provocar ruidos, y muchos otros fenómenos similares aterrorizadores.
Por Profesor Zellagro
Este viene a ser el caso de los fantasmas que aparecen siempre en el mismo lugar que habitaba o frecuentaba la persona con que se asocia o bien en el lugar en que tuvo una muerte violenta. Por eso es posible formular la hipótesis de que quizá estén asociados a algún tipo de lo que se ha descrito como memoria celular, o sea, que en las paredes u objetos que tocamos dejamos como una huella que permanece algún tiempo aún cuando no estemos físicamente, algo muy discutible pero que vale la pena explorar. Por otra parte, y en unos pocos casos, pueden trasladarse a otro lugar, pero siempre asociados a alguna persona relacionada con ellos.
Por Profesor Zellagro
La Parapsicología es una disciplina que entre su campo de estudio se encuentra precisamente el de los fantasmas o apariciones. Los investigadores tratan de efectuar experimentos adecuados para determinar la naturaleza de esos fenómenos que ya bien sea productos de la sugestión, la alucinación, la hipnosis colectiva, el efecto de drogas alucinógenas, enfermedades mentales como la esquizofrenia en la que el paciente “oye voces” que solamente están en su cerebro, u otros factores lo cierto es que sigue siendo un tema fascinante.
Por Profesor Zellagro
Y mientras se continúa profundizando en este mundo alucinante, los actores del espectáculo seguirán captando la atención de profesionales y artistas, escritores y dramaturgos, psiquiatras y psicólogos, estudiosos de la conducta humana y quienes de una forma u otra nos sentimos fascinados por las “historias de fantasmas”. Sean una forma de energía o una invención de la mente, un producto de la fantasía o la sugestión, lo cierto es que ejercen una singular atracción en quienes se aventuran a entrar en las llamadas “casas embrujadas” o incursionar en los caminos desolados donde según las leyendas surgen siniestras apariciones a la luz de la Luna, y se escuchan de noche los gemidos de las almas en pena.
Por Profesor Zellagro
Próximos álbumes

Mira cómo librarte de los 'vampiros energéticos'

¿Cómo limpiar la casa de lo negativo cuando te mudas?

Cualidades ocultas de tu signo en la intimidad

¿Dónde encontrar el amor y la fortuna según tu signo?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda