Enlaces Relacionados

  • Personas manipuladoras
  • Desarrolla tu intuición
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Gestos delatores de mentiras
  • ¿Sabes qué tipo de energía tiene cada signo?
  • Personas manipuladoras
  • Gestos delatores de mentiras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Gestos delatores de mentiras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Deja vu e hipnosis
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • Personas manipuladoras
  • ¿Sabes qué tipo de energía tiene cada signo?
  • Gestos delatores de mentiras
  • Próximo álbum

Conoce las técnicas de control de tu pareja por su signo

¿Te sientes “controlado o controlada” por tu pareja, un amigo, un familiar, un vecino? Muchas veces el control se aprecia inmediatamente, pero en otras ocasiones se presenta de una forma más sutil, según la personalidad de cada cual y sus rasgos característicos. Según la Astrología cada uno de los diferentes signos zodiacales también posee su cualidad intrínseca que le impulsa a la hora de actuar, identifícalas y ¡ponte en guardia!

Por Profesor Zellagro.
Aries:

Aquí tenemos a uno de los signos controladores por naturaleza. Aries no pide ¡exige! No habla ¡ordena y manda! El número uno del zodiaco no admite discusión, se siente jefe en todo momento y controla mediante la imposición de su carácter. Para la naturaleza ariana es muy difícil el compromiso, la aceptación del error, el reconocimiento de haberse equivocado, aunque por supuesto, toda regla tiene su excepción.

Por Profesor Zellagro.
Esto no significa que vaya a actuar violentamente o con agresividad física sino que al hablar lo hará en un tono como diciendo “te voy a escuchar, pero al final voy a hacer lo que me de la gana”, además en ese sentido, es impaciente y cuando lleva un rato escuchando se inquieta, se pone ansioso, se empieza a mover en el asiento y trata de terminar cuanto antes la conversación, para volver luego “a la carga” y tratar de salirse con la suya.

Por Profesor Zellagro.
Tauro:

Los tauranos saben ser pacientes y ahí está su forma sutil de controlar. Su llamada “resistencia pasiva” manifestada en forma de terquedad les convierte en uno de los signos más difíciles de persuadir. Cuando se les mete una cosa “entre ceja y ceja” costará muchísimo trabajo que cambie de opinión. Escuchará, aparentemente con paciencia, pero en su fuero interno estará pensando “que hable todo lo que quiera, pero las cosas se van a hacer como yo dije, no me va a convencer”.

Por Profesor Zellagro.
Cuesta mucho hacerle cambiar de opinión y es en esa actitud donde está su fuerza de control. “Como chocar contra una muralla” dirán quienes le conocen. Por supuesto, si al final se dan cuenta que han errado entonces, sin reconocerlo abiertamente para no dar su brazo a torcer, buscarán alguna excusa y cederán terreno, pero solamente después de pensarlo mucho.

Por Profesor Zellagro.
Géminis:

Géminis controla por su palabra y elocuencia ¡Si se deja hablar a un geminiano es capaz de convencer a un esquimal que le hace falta un traje de baño para bañarse en las aguas heladas del Ártico! Precisamente en ese discurso está su arma de control más poderosa. Díganle lo que le digan siempre buscará un argumento, tendrá la frase que procure desarmar al adversario, las palabras que no cesan de salir de su boca.

Por Profesor Zellagro.
El geminiano o la geminiana tiene ese don de la conversación y la plática. Cuando lo usa de manera efectiva se vuelve una persona muy interesante, con quien da gusto sostener una buena charla, opinar y debatir temas, pero si lo lleva a extremos se vuelve alguien insoportable, que habla y habla constantemente sin ton ni son, en una verdadera profusión de dimes y diretes en los que su interlocutor piensa “cuando se callará, ¡me atolondra!”. En ese caso su plática se convierte en una cháchara hueca y vacía, todo lo contrario al intercambio inteligente de ideas que le caracteriza.

Por Profesor Zellagro.
Cáncer:

Como corresponde a la naturaleza sensible, intuitiva y maternal de Cáncer su forma de controlar a los demás es más bien sutil y apela mucho a los sentimientos y el amor. Debido a su extraordinaria intuición el canceriano o la canceriana saben, sin que nadie se los haya dicho, cuál es el mejor momento para pedir algo, y también saben ser insistentes en un tono tal que quien le escucha no puede apartarles de su mente.

Por Profesor Zellagro.
La manera sensible con la que saben llegar al corazón de los demás les permiten decir que “sí” o que “no” con una sonrisa o con una cara tal de tristeza que conmueve a quien les ve. No son manipuladores, como Escorpión, por ejemplo, otro signo de agua, sino más bien perceptores del estado de ánimo de quien tienen frente a si, algo que perciben por el tono de voz, el lenguaje extra verbal, los movimientos de las manos, el cuerpo, los ojos ¡inclusive al hablar por teléfono captan enseguida los cambios emocionales!

Por Profesor Zellagro.
Leo:

Leo no admite competencias cuando de controlar se trata y como signo del elemento fuego lo demuestra a cada instante. No olvidemos que astrológicamente su regente es el Sol y esa incidencia cósmica le convierte automáticamente en el centro de todo, una cualidad que Leo se toma muy en serio. Aunque es generoso y sabe escuchar, lo hace como una especie de condescendencia, de la misma forma que un rey o una reina escucha pacientemente a sus súbditos, para luego decidir y hacer lo que ya tenía pensado.

Por Profesor Zellagro.
Su personalidad es impactante, y cuando entra en algún lado todos notan que “ha llegado Leo”. Es precisamente en la fuerza de su carisma que acentúan su poder y control. Miran de frente, de forma directa y cuando piden algo lo hacen con tanta seguridad y autoridad que desarman a su adversario, a menos que se topen con la horma de sus zapatos en presencia de otro Leo o de un Aries en cuyo caso hay una verdadera batalla por el poder y el control.

Por Profesor Zellagro.
Virgo:

La cualidad perfeccionista de Virgo es su arma de control. Generalmente, aunque critique algo y no le guste a los demás, la gran mayoría de las veces ¡tiene razón! Y muy a pesar de todo, los demás deben admitirlo. El problema surge cuando la otra persona también es Virgo y aquí se complica todo porque cada cual estará viendo la vida desde su ángulo, casi perfecto según sus criterios, y no siempre mutuamente correspondiente.

Por Profesor Zellagro.
Para Virgo las cosas están claras: o algo está bien o está mal, y le cuesta mucho las medias tintas o los términos medios. Si no ve claramente una situación lo dirá sin contemplaciones, aunque se equivoque. Su forma de controlar está precisamente ahí, en el miedo que se le tiene a su lengua cuando se suelta y señala los errores, defectos y malas cualidades ajenas, a veces de una forma demasiado brusca, pero que en el fondo, muchas veces, no carece de razón o buena intención.

Por Profesor Zellagro.
Libra:

El arte de la diplomacia se convierte en sus manos en la escuela del control social, con tacto y elegancia. Libra sabe escuchar, pero esto no significa que vamos a convencerlo o convencerla rápidamente. Su clase natural les coloca en esa posición elegante en la que sonríe, mueve la cabeza en señal de aprobación cuando le comentan algo, y evita la confrontación. Sin embargo, ahí mismo, está su punto fuerte, pues al dar la imagen de imparcialidad y tacto social terminan saliéndose con la suya.

Por Profesor Zellagro.
Los libranos y las libranas tratan de ejercer el control de una forma indirecta. Pueden dar la razón a la otra persona, aunque interiormente estén pensando que van a hacer algo totalmente diferente. Su temperamento apacible evita el escándalo, las escenas y las situaciones embarazosas, pero esto no significa que no esté en control ¡al contrario! Está maniobrando para salir airosamente de un trance difícil y luego hacer lo que haya decidido, aunque no le resulte muy fácil pues los libranos y libranas tienden a ser indecisos, por temor a equivocarse en un juicio.

Por Profesor Zellagro.
Escorpión:

Su energía es muy sexual e intensa. Impactan con su presencia pues les envuelve un aura potente, fuerte y atrayente. Miran de frente, de manera directa y al hacerlo parece que te están desnudando y penetrando dentro de tu Ser interno. Su intuición, comparable a la de Cáncer y Piscis, es también altísima y como esos dos signos del elemento agua también se percatan inmediatamente del estado anímico de su interlocutor y cómo pueden aprovecharlo a su favor.

Por Profesor Zellagro.
Muchos escorpiones y escorpionas, conscientes de su gran atractivo suelen usarlo como un arma de control. Son seres tan irresistibles que quienes les conocen piensan haberse enamorado a primera vista, aunque lo cierto es que han experimentado una “atracción física” a primera vista, una emoción y no un sentimiento, algo que no tiene que ver directamente con el amor, pero que podría convertirse en algo serio si se trabaja bien la relación. Los escorpiones tienden a ser manipuladores, y como conocen tanto la naturaleza humana tocan donde más duele, a la hora de una discusión.

Por Profesor Zellagro.
Sagitario:

Controla a todos a través de su simpatía y carisma, su espontaneidad y frescura, cualidades que bien aplicadas les convierten en seres humanos maravillosos, pero que mal entendidas les hacen aparecer como indiscretos, insensibles, maleducados y faltos de tacto social al decir directamente lo que piensan creyendo que si actúan de otra manera “no serían sinceros”. Como detestan la hipocresía muchas veces confunden una cosa con otra. Sagitario debe aprender a pensar, antes de hablar, y medir la consecuencia de sus actos, no siempre que se dice lo que se piensa se está ayudando a los demás, a veces refleja egoísmo y arrogancia.

Por Profesor Zellagro.
Felizmente, los sagitarianos poseen esa cualidad atractiva que les ayuda a compenetrarse con los demás pues son de trato fácil, y si se equivocan en algo, saben reconocer el error, aunque como signos de fuego, al fin, no les agrada para nada tener que hacerlo. Algunos hablan demasiado, y quienes le escuchan piensan “¿por qué no se calla ya?” pues queriendo arreglar algo, lo estropean. Su personalidad brilla y son adorables, y excelentes amigos y amantes, cuando saben canalizar adecuadamente esos impulsos sagitarianos.

Por Profesor Zellagro.
Capricornio:

Mucho se habla de los capricornianos regidos por Saturno, a veces bien, otras no tanto. Debido a la naturaleza de su signo de tierra, regido por Saturno, muchos nativos de este signo tienden a ser taciturnos, algo ermitaños y muy reservados, de naturaleza manipuladora de sentimientos y emociones. Siendo el signo opuesto de Cáncer los capricornianos también poseen un alto grado intuitivo, pero a veces no lo usan y ponen a funcionar otros aspectos, más materialistas, de su signo, o una tendencia a la depresión conocida como “saturniana”.

Por Profesor Zellagro.
Su forma de controlar es su persistencia, su firmeza de carácter y su rectitud ya que quienes comparten su vida saben que en todo momento tratan de hacer lo correcto, lo que es mejor para todos, y en ese empeño se proyectan logrando convencer a los demás de la justedad de sus actos. Saben lo que quieren y son capaces de esperar largo tiempo, sin desviarse de sus metas, hasta que lo logran, estables y rígidos a veces, pero confiables y excelentes cabezas de familia lucharán porque nunca falte el pan en la casa.

Por Profesor Zellagro.
Acuario:

La estrategia acuariana para estar en control de una situación es “hacerse el desentendido”, pretender que está prestando atención a lo que le están diciendo, y luego ¡hacer lo que le venga en ganas! Es similar a lo que puede llamarse popularmente como “seguir la corriente”. En ese sentido se parece a la reacción de Libra, que también es otro signo de aire, pero en el caso de Acuario la proyección va más allá porque simplemente lo que le dicen “le entra por un oído y le sale por el otro”.

Por Profesor Zellagro.
De esa manera agota a su contrincante y termina saliéndose con la suya aunque inicialmente podría parecer que está de acuerdo en todo. Una forma muy novedosa y desenfadada de enfrentar las situaciones nuevas. Su proyección al futuro les permite ver más allá y mientras los signos de tierra tienen sus pies bien plantados sobre la tierra, Acuario, como signo de aire, parece flotar en una nube y dar amor incondicional a todos aunque no a uno en especial.

Por Profesor Zellagro.
Piscis:

El sensible pisciano, uno de los más empáticos del zodiaco –o sea, capaz de ponerse en el lugar ajeno- conforma junto a Cáncer y Piscis esa trilogía de signos del elemento agua que basan su naturaleza en el plano emocional y sensible, la intuición, el conocimiento del Ser interno. Hacen un gran esfuerzo por entender a los demás y si yerran saben reconocer su error. Entonces ¿cuál es su forma de “controlar”? Precisamente en su empatía, en el saber qué hacer y decir en el momento apropiado calibrando cómo está la otra persona.

Por Profesor Zellagro.
Así sabrán el momento propicio para pedir algo, cuando las “defensas” del otro estén bajas y ahí entra Piscis con su compasión y ayuda para levantar el ánimo y al mismo tiempo echar adelante su agenda. Esto no significa que sea negativo ni manipulador, al contrario. Piscis entiende, y cree que es lo mejor y por eso actúa de esa manera ya que sus intenciones siempre son las mejores y raramente están motivadas por el egoísmo.

Por Profesor Zellagro.
Próximos álbumes

¿Has tenido un Déjà vu?

Descubre lo que trae para ti la luna nueva de septiembre

Curiosidades de cada signo para triunfar en el amor

¿Tu signo es víctima de las sugestiones?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda