Enlaces Relacionados

  • Universos paralelos
  • Universos paralelos
  • Universos paralelos
  • Universos paralelos
  • Niños de la guerra
  • Viaje Astral
  • Universos paralelos
  • Viaje Astral
  • Universos paralelos
  • Extraterrestres
  • Extraterrestres
  • Extraterrestres
  • Universos paralelos
  • Universos paralelos
  • Planeta PH1
  • Planeta Tierra
  • Extraterrestres
  • Universos paralelos
  • Próximo álbum

¿Existen los 'Universos paralelos'?

¿Escogemos el mundo en que queremos vivir? ¿Existen otras dimensiones además de la que conocemos? ¿Habrá otros lugares idénticos al nuestro situados en otro punto del universo? Según las teorías de los llamados “mundos o universos paralelos”, lo que hasta ahora se consideraba solamente una historia de la ciencia ficción parece ser una realidad tangible, que inclusive se puede demostrar mediante cálculos matemáticos y complicadas fórmulas físicas y ecuaciones complejas.

Por Profesor Zellagro.
En efecto, cada instante que pasa estamos haciendo elecciones, en una realidad o en otra que están existiendo a nuestro alrededor. Supongamos por un momento el escenario siguiente. Son las 9 de la mañana de un domingo. Una persona está en una cafetería tomando su desayuno. En esos momentos, en una esquina, a la derecha de la calle, hay un ladrón, en otra calle hay alguien que hace tiempo no ve y le dará mucha alegría reencontrar, en otra calle un amigo que le propone un buen negocio, en otra un agujero mal señalado en una acera.

Por Profesor Zellagro.
Esas realidades están ahí cada una en su lugar. Esa persona cuando termine su desayuno tendrá varias opciones: o se queda un rato más en la cafetería o sale. Si al salir escoge el camino de la derecha se encontrará con el ladrón que le asaltará, si escoge el opuesto verá a su amigo, si va en otra dirección el negocio. La elección de dónde ir es personal. Según la teoría de los universos paralelos esas posibilidades están sucediendo en otras realidades y otros mundos, pero ¿existen en realidad esos mundos paralelos?

Por Profesor Zellagro.
Según ciertas hipótesis físicas, hay científicos que suponen la existencia de múltiples dimensiones y universos que forman lo que se llama el “multiuniverso”, un concepto que podría demostrarse mediante ecuaciones matemáticas y de la ciencia conocida como física cuántica. ¡Algo maravilloso que parece literatura o película de ciencia ficción! Es como decir que levantas la mano derecha aquí y en otro mundo situado en otra dimensión, una especie de “doble” tuyo también hace lo mismo, y toma otra dirección.

Por Profesor Zellagro.
En algunos casos un universo paralelo es similar al nuestro, pero con acontecimientos históricos diferentes. O sea, la historia se habría desarrollado en otra dirección. En uno por ejemplo, no habría ocurrido la II Guerra Mundial porque los eventos habrían transcurrido de otra manera, o nuestras sociedades estarían en otro rumbo evolutivo, con más o menos tecnología o con sistemas sociales diferentes, las mismas gentes, las mismas ciudades, nosotros mismos, pero en otras realidades, ¡las posibilidades son tantas, como mundos haya!

Por Profesor Zellagro.
La teoría de los universos paralelos ha encontrado eco en la literatura fantástica, sobre todo en los cuentos de horror en el que los describen como lugares sombríos e infernales repletos de formas de vida monstruosas. Estas ideas alimentan la fantasía de los escritores y cineastas, pero también fortalecen ideas teosóficas como la existencia del llamado mundo astral en otra dimensión, o de otros mundos que están girando a la inversa a nuestro alrededor lo cual se presta a muchas especulaciones filosóficas, místicas y hasta religiosas.

Por Profesor Zellagro.
Los científicos han encontrado, a través del telescopio Planck, posible evidencia de que haya otros universos por fuera del nuestro. Otro de los descubrimientos realizados por los astrofísicos se refieren a los ya famosos “agujeros negros”, una especie de hoyo negro en una región finita del espacio en cuyo interior existe una concentración de masa tan elevada con un campo gravitatorio tan fuerte que ninguna partícula material, ¡ni siquiera la luz, puede escapar de ella!, de ahí su nombre “agujero negro”.

Por Profesor Zellagro.
Se estima que en el centro de la mayoría de las galaxias, entre ellas la Vía Láctea, que es la nuestra, hay agujeros negros de tamaños tan grandes que sobrepasan lo que podamos imaginar. Su existencia está apoyada en observaciones astronómicas, en especial a través de la emisión de rayos X por estrellas binarias lejanas y galaxias activas. Algunos inclusive creen que todo el universo conocido está avanzando a una velocidad inimaginable hacia esos agujeros donde ocurriría una especie de “Big Bang” pero a la inversa ¡el agujero negro se tragaría todos los mundos existentes!

Por Profesor Zellagro.
Se especula también que esos agujeros negros podrían ser también una especie de “puerta dimensional” a través de las cuáles podríamos penetrar y luego salir en otra dimensión, algo bastante dudoso porque debido a su gran magnetismo tal vez podríamos entrar, pero ¿cómo salir? Aunque en estos últimos años hemos avanzado mucho en cuanto al conocimiento del universo, es tanto lo que nos queda por saber que la tarea frente a nosotros es titánica.

Por Profesor Zellagro.
Comparado a todo lo que ignoramos, podríamos decir que nuestro conocimiento actual es como un granito de arena en una playa aunque felizmente cada día sabemos más y más y apoyándonos en nuevas tecnologías cada vez más sofisticadas estamos llegando prácticamente a desentrañar el mismo origen del mismo. ¡Las posibilidades son prácticamente infinitas!

Por Profesor Zellagro.
¿Podríamos viajar entonces de una dimensión a otra usando los agujeros negros? ¿Sería posible ir atrás en el tiempo hacia adelante en el futuro? Según las diferentes teorías científicas relativas a la existencia de universos paralelos habría planos unidos por una zona de agujero negro. Dos viajeros de dos universos espejos, podrían encontrarse, pero sólo en el interior del horizonte de sucesos, por lo que nunca podrían salir de allí. ¡Todo un reto para la ciencia!

Por Profesor Zellagro.
Y ¿qué es un año luz? Es una distancia enorme. Imaginemos por un momento lo que significa la velocidad de la luz. Ésta viaja a 300 mil kilómetros por segundo. Para tener una idea de lo que esto significa, tomemos por ejemplo la circunferencia de la Tierra en el centro, o sea por la línea ecuatorial, en el medio del mundo. Si un viajero saliera de Quito, Ecuador a darle la vuelta al mundo a la velocidad de la luz, podría la vuelta a la Tierra ¡7 veces y media en un segundo! Calculemos entonces la distancia que recorre la luz en un segundo, en un minuto, una hora, en un día, un año ¡las distancias son enormes!

Por Profesor Zellagro.
También se especula que esos agujeros negros podrían usarse como una especie de “puerta” en la que una nave espacial procedente de una galaxia muy lejana entraría y en cuestiones de segundos habría recorrido una enorme cantidad de millones de millones de kilómetros apareciendo enseguida en el otro lado. No podemos olvidar las enormes distancias que existen en el Cosmos, tan grandes que se deben medir por “años luz” y para cubrirlas y hacer posible los viajes entre las estrellas habría que tener otro medio de transporte hasta ahora desconocido.

Por Profesor Zellagro.
Precisamente, por ser tan grandes esas distancias se miden en año luz, o sea, la distancia que viaja un cuerpo a la velocidad de la luz en un año. Este sería unos 9, 460 730,472 580,8 kilómetros. Cuando decimos que una estrella está a 100 años luz lo que queremos decir es que viajando a esa velocidad -300 000 kilómetros por segundo- tardaríamos cien años en llegar a la misma. Como son tan grandes esas magnitudes por eso se usa el llamado “año luz”. Las distancias entre las galaxias y los mundos son tan grandes que solamente pueden medirse en años luz de una forma práctica.

Por Profesor Zellagro.
Según la ciencia la edad del universo que conocemos oscila entre 13,761 y 13, 835 millones de años. Eso se mide a partir del Big Bang, la supuesta gran explosión de materia que dio origen al mismo. Cuando se pregunta ¿qué había antes del Big Bang? Una de las respuestas es que el universo, como tal, ha existido siempre y periódicamente se contrae – cada miles de millones de años- y luego de estar contraído o “encerrado” en una especie de cápsula se produce un nivel de energía muy grande y se origina Big Bang o gran explosión que dará origen a otro universo y así durante miles de millones de años, creando a su vez infinitos mundos paralelos.

Por Profesor Zellagro.
Si alguien duda que algo semejante pueda ocurrir no tiene que ir muy lejos. Una bomba atómica es capaz de liberar una descomunal cantidad de energía y crear la llamada “reacción en cadena” que causa una gigantesca explosión. En una pequeña semilla está toda la información que le permitirá convertirse en un frondoso árbol, en la fusión de un minúsculo óvulo con un espermatozoide humano se encuentran los genes que inducirán la formación de una nueva criatura en unos meses. Como es arriba, es abajo y las leyes universales rigen en todas partes.

Por Profesor Zellagro.
Según todos los estudios científicos realizados estudiando las radiaciones emitidas por rocas antiguas encontradas en la profundidad del planeta, así como la llamada prueba del carbono 14 que determina la edad de esas muestras por su radiación, se ha calculado que la edad de la Tierra es de unos 4, 470 millones de años, una cifra que la mayoría de los geólogos y geofísicos modernos consideran como la más acertada, con ligeras diferencias, pero en ese rango.

Por Profesor Zellagro.
Son cantidades enormes y los métodos que se usan para llegar a esas conclusiones son similares a los que usamos diariamente en hospitales y centros de investigación para adquirir mediante rayos equis, modelos de computadora y otras tecnologías los conocimientos que nos han permitido viajar al espacio y construir grandes telescopios, computadoras poderosas y descubrir enfermedades, así como tratamientos y otras aplicaciones.

Por Profesor Zellagro.
Hay quienes comparan los mundos paralelos con los espejos. Nos vemos en un espejo, pero si por un momento esa imagen nuestra cobrara vida propia y tomara su rumbo estaría entrando en uno de esos lugares donde sería un doble nuestro, una especie de clona que estaría viviendo nuestra propia vida, pero en otra dimensión. Realmente fascinante, difícil de creer, pero no imposible ¡Es mucho lo que tenemos que aprender y conocer!

Por Profesor Zellagro.
Próximos álbumes

Aprovecha tus características zodiacales para salir de una desilusión amorosa

Averigua la clave de la abundancia para tu signo

¿Conoces el lado oscuro de tu signo?

Activa el chakra de la sexualidad con esta técnica

Disfruta más imágenes
a tu izquierda