Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • ¡Sí habrá fin del mundo!
  • Próximo álbum

¿El apocalipsis se acerca? El fin del mundo es ineludible ¡pero lejano!

En algún momento habrá un día y noche perfectos. Entonces en un período de millones de años, el Sol comenzará a hincharse y la Tierra se empezará a sobrecalentar. Muchas formas de vida se extinguirán, los mares se retirarán de las costas y rápidamente se convertirán en vapor de agua escapándose al espacio. A medida que el Sol se vaya convirtiendo en una gigantesca estrella roja la Tierra se volverá seca y muerta, sin aire. Eventualmente el Sol cubrirá todo el cielo y “tragará” nuestro planeta”

POR PROFESOR ZELLAGRO
No se trata de ninguna profecía de un vidente más, es la conclusión a la que han llegado los científicos después de estudiar el desarrollo del Sistema Solar, la edad de nuestro planeta, y por supuesto, de nuestra estrella, el Sol. La descripción interior se puede encontrar en la estupenda obra Cosmos de Carl Sagan. El fin del mundo ocurrirá, y según todos los cálculos de aquí a unos cuantos millones, no miles, sino millones de años. ¡Aún falta bastante camino por andar!


LA EDAD DE LA TIERRA:Para llegar a la conclusión que nuestro planeta Tierra tiene aproximadamente entre 4,440 y 4,551 millones de años de formada, los científicos usaron una técnica llamada “fechado radiométrico” con material obtenido de meteoritos y mediciones de la presencia de plomo en muestras ricas de uranio. Otras pruebas han arrojado unos 4,404 millones de años usando métodos de comparación y análisis rigurosamente científicos.
Se ha calculado que el género Homo al cual pertenecemos, surgió 60 millones de años después de la gran extinción de los dinosaurios. Y es evidente que en el Universo todo nace, se desarrolla y muere, ni se crea ni se destruye, solamente se transforma, es una ley física de la que nada ni nadie escapa, todo tiene un proceso evolutivo.
La Tierra, el Sol y el Sistema Solar también tienen su edad, y un día, aún muy lejano, también serán historia, como ya son historia estrellas que una vez brillaron y ya dejaron de existir, aunque aún las veamos, debido a las enormes distancias que nos separan y la velocidad con que viaja la luz.
Sin embargo, a pesar de todo el adelanto científico existente, parece que hay muchos que no se han dado cuenta, y a medida que se acerca el fin del año 2012 vemos cada vez como van en aumento todos aquellos que predicen calamidades sin fundamento alguno, así como quienes basándose en interpretaciones ambiguas de textos, profecías antiguas y otras fuentes similares vuelven con una historia que hace siglos se ha venido repitiendo desde hace milenios: “el inminente fin del mundo”.
Si nace un niño con una anormalidad, se alarman diciendo “es señal del fin de los tiempos”, lo mismo si ocurre un sismo, una erupción volcánica, se descubre una nueva enfermedad o plaga, hay una guerra o un acto violento. Si alguna persona bajo la influencia de una droga o con un trastorno mental ataca a otra ya le “convierten en “zombie”.
Y dicen que “está escrito” cuando un evento no está relacionado con el otro, pues en tiempos pasados hubo casos de canibalismo superiores a los que podrían verse hoy día que no tenían que ver nada con el Apocalipsis e historias aterradoras de empalamientos y vampirismo hace siglos.
Generalmente quienes así se expresan no conocen historia y no han leído que a lo largo de todos estos siglos han abundado, y aún más que ahora, hechos similares que en su época, también la gente de hace varios siglos les tomaba como “el fin de los tiempos”, por ejemplo, la alineación de Venus, el último eclipse de ese planeta el siglo XXI, el 5 de junio del 2012.
¡Cuántas veces han predicho el final, la llegada del Anticristo, el Juicio final el fin del mundo y cosas por el estilo! Ninguna de ellas, por supuesto se ha cumplido, y la lista es larguísima, desde supuestos interpretadores de libros considerados sagrados por diferentes religiones, hasta personas que aseguran haber sido contactadas por espíritus o seres de otras dimensiones o escogidas para una revelación sorprendente, todo lo cual ha terminado siempre en una desilusión, no sin antes causar miedo en quienes se han dejado llevar por esos rumores, y peor aún, conducido al suicidio y la desesperación a otros.
Los teólogos y autoridades religiosas de las grandes religiones evitan caer en el peligro del fundamentalismo una de las causas principales del extremismo y el terrorismo, pero no es fácil sustraerse a las creencias populares. Sin embargo, no debemos olvidar que el hecho que muchas personas, inclusive millones, crean una cosa, no significa que sea cierta. ¡Millones creían antes de que Colón llegara a esta parte del mundo que la Tierra era plana y era el centro del Universo!
Tomar al pie de la letra los relatos escritos hace siglos y descritos en libros considerados sagrados por diferentes religiones ha llevado a muchos errores que han causado contradicción entre la religión y la ciencia, la realidad y la fantasía. Ese es el caso de quienes aún creen que los personajes de Adán y Eva así como la serpiente que hablaba existieron realmente, sin percatarse que se trata de representaciones simbólicas cuyas interpretaciones van más allá de su existencia física.


EL FIN DEL MILENIO: Interpretaciones literales como las del fin del milenio causó que muchas personas en Europa se suicidaran pensando que al llegar el año 1000 se acabaría el mundo. Por millares corrieron a refugiarse en montañas, otros vendieron todas sus propiedades para gastar su dinero en lujos o gustos, o dárselos a conventos e iglesias, y luego, el primero de enero del año 1001 se encontraron que nada había pasado, salvo que los que antes eran ricos, entonces eran pobres y los que se metieron en un convento empezaron a dejar sus votos religiosos.
Sin embargo, muchas personas continúan creyendo al pie de la letra lo que constituye un embellecimiento poético o una alegoría, cuando por ejemplo, en el libro del Ramayana, el destierro de Rama, una epopeya hindú, el poeta describe la salida del héroe mientras los pájaros lloraban y las fuentes se secaban tristes, toda una figura poética que sería un error tomarla al pie de la letra. Estas confusiones son muy comunes ya que la mayoría de estos relatos son totalmente alegóricos y no ocurrieron realmente. Sus autores lo usaron como una forma de enseñanza de virtudes y para evitar transgresiones, pero no fueron reales ni tuvieron lugar alguno.
Tanta es la confusión que en la Enciclopedia Católica en su volumen 1 con licencia eclesiástica del Cardenal John Farley Arzobispo de Nueva York en el año 1907 se explica claramente que “Adán y Eva son representaciones religiosas de la esencia de la humanidad y no dos seres humanos que existieron realmente en carne y hueso”.
Se trata de una metáfora de la creación de la vida.Asimismo en la propia Enciclopedia nos remite a la Enciclopedia Judía así como al Diccionario de Biografías Cristianas, refrendados por rabinos por una parte y autoridades eclesiásticas por otra, en los que se explica claramente como al nombre de Adán (Adam) se le fueron añadiendo propiedades basadas en la fantasía carentes de información histórica cuyo objetivo fundamente era dar un ejemplo de piedad de acuerdo con los tiempos.
¡Siempre han anunciado el fin!
Cuando la Segunda Guerra Mundial y el nazismo creó los campos de exterminio donde millones de seres humanos, hombres, mujeres, niños y ancianos, sanos y enfermos, eran gaseados y luego incinerados de una forma dantesca se habló que había llegado el “fin de los tiempos con el fin de la raza judía”. Cuando la guerra de los países árabes contra Israel se habló del “escenario final” en que Israel sería asediada por múltiples ejércitos y el fin estaba a las puertas.
A lo largo de la historia muchos eventos de las llamadas profecías tanto religiosas como de personajes como Nostradamus han estado ocurriendo y cada generación ha atribuido las mismas a su tiempo, basándose en interpretaciones literales o en lo que se dijo en una época influidos por los acontecimientos que estaban ocurriendo en esos momentos. Es el caso de Nostradamus, médico y consultor astrológico provenzal de origen judío, considerado uno de los más renombrados autores de profecías y eventos futuros. Su obra profética Las verdaderas centurias astrológicas y profecías fue publicada por primera vez en 1555 y desde entonces ha sido objeto de múltiples interpretaciones.
Lo curioso es que los versos de sus cuartetas son tan metafóricos que las predicciones pueden leerse como tales sólo después de que ocurren ciertos acontecimientos. Aquí es donde los escépticos se sonríen pues afirman que “las predicciones son tan ambiguas que pueden acomodarse a todo, son tan imprecisas que es posible forzarlas para que encajen con determinados eventos y acontecimientos mundiales”.
Por ejemplo, según interpretaciones de las cuartetas de Nostradamus por algunos de sus estudiosos, en el 2011 estallaría una gran guerra, España sería destruida, Italia y Francia serán el blanco de ataques terroristas, el Papa sufriría un atentado y una pandemia asolaría a la población mundial. Sin embargo, es evidente que nada de esto sucedió.
¿Habrá un fin del mundo en el 2012?
Desde el punto de vista científico, no es nada probable, como hemos visto aún faltan millones de años para que el Sol deje de existir como estrella y a pesar de lo que pudiéramos pensar, el mundo, hoy día, marcha mejor que antes. Con sus males, defectos y problemas, hay una mayor conciencia del ambiente y los respetos a los derechos humanos. Si comparamos la sociedad actual con la que hubo en etapas anteriores, y lo vemos como un salto hacia la evolución superior del Ser humano notaremos que aunque hay gente “mala” dándonos vuelta, hay mucha, pero mucha gente buena.
La energía positiva de tanta gente buena, brindando solidaridad y amor a los demás, respeto a los derechos humanos, al medio ambiente, la flora y la fauna, y su dedicación a transformar el planeta en un mejor lugar para todos, nos dará la razón y veremos que al final de la historia, siempre el bien triunfa sobre el mal. En nuestras manos está lograrlo, cuidando el planeta y aprendiendo a vivir todos en paz y armonía. No hay por qué temer a lo que durante siglos se ha venido repitiendo, y la lección que podemos extraer de todo esto es “tratar cada día de ser mejores seres humanos”.
Visita ahora mismo tu sección de Horóscopos y videos y participa en tus foros místicos para mayor información ¡te esperamos en Facebook!

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Cúmplele su fantasía sexual a tu pareja

Desarrolla tu sexto sentido en el mes de piscis

¿El 'mal de ojo' existe o es superstición?

Un toque de pasión en San Valentín para tu signo

Disfruta más imágenes
a tu izquierda