Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Alegría
  • fuerza mental
  • fuerza mental
  • fuerza mental
  • fuerza mental
  • fuerza mental
  • fuerza mental
  • Compatiblidad a través de lectura
  • Las ciudades que valoran más el sexo en EU
  • Citas románticas en primavera
  • Amigos
  • Próximo álbum

¡Utiliza tu fuerza mental para triunfar en todo!

Todos queremos triunfar, tanto en el amor, como en nuestro papel como padres, amigos, trabajadores, tener éxito económico, o al menos la tranquilidad para poder darnos unos pequeños lujos después de cubrir las necesidades primarias, y disfrutar la vida con salud y alegría. En esa búsqueda muchas personas acuden a diferentes fuentes, sin embargo, una de las mejores herramientas que tenemos no nos cuesta un centavo y podemos usarla en todo momento, se trata de ¡nuestra mente!

Por Profesor Zellagro
Realmente todo surge inicialmente a nivel mental, el ingeniero, el artista, el creador, el ama de casa, el obrero tiene una idea y luego la lleva a la práctica y la convierte en realidad, como decían los antiguos: “somos lo que pensamos”. Esos grandes puentes que vemos colgando de forma impresionante en grandes ciudades, las computadoras, los inventos que nos admiran, los viajes al espacio, los enormes rascacielos, en fin todo lo que hemos creado ha tenido su origen, inicialmente, en la cabeza de alguien, en su mente.

¡Aprovecha el poder de la mente para tener éxito!
Primer paso: La limpieza de la mente.
Para poder encauzar adecuadamente nuestros pensamientos hay que hacer una verdadera “limpieza” mental, algo así como si estuviéramos sacando de una computadora toda esa información que ocupa lugar y no nos sirve para nada. En nuestro caso ese “correo basura” tiene formas muy sutiles y se manifiesta en forma de ciertas quejas o lamentaciones constantes que hay que eliminar para poder clarear la mente y prepararla para lo mejor.
Veamos algunas de esas ideas negativas que ocupan espacio y no sirven para nada, solamente para atrasarnos:

“Con lo mucho que me sacrifiqué por esa persona y miren el pago que me da”; “Después de haberle dado toda mi vida me engañó, ya no creo en el amor”;“Todo me sale mal, no tengo suerte para nada”; “La gente me envidia, donde quiera que voy tengo problemas”, y así por el estilo.
Cuando se identifican esos pensamientos que solamente causan atraso e impiden avanzar a las personas que los albergan y alimentan entonces ya estamos dando el primer paso en el camino efectivo para utilizar positivamente la mente. No se puede olvidar que ese tipo de ideas representan una pesada carga mental que lejos de ayudar a ser felices, hunden a quienes los alimentan en la depresión, la amargura, la tristeza y la desconfianza y negatividad, el mal humor, la cara agria, la incapacidad de sonreír, amar, dar un abrazo sincero, compartir alegremente con los demás, mantener el sentido del humor y terminan solos, y aislados, cayéndole mal a todo el mundo, inclusive “¡a ellos mismos!”.
Recuerda que cuando una persona tiene problemas “con todo el mundo” lo más probable es que “todo el mundo” no tenga problemas sino que ¡el problema sea esa persona! Su actitud, su manera de ser, su arrogancia o falta de consideración, de tacto, de sensibilidad, inclusive su falta de auto estima y complejos de inferioridad o superioridad mal entendida conforman una imagen desagradable y desconfiada.
Tercer paso: La acción de la mente.
Recuerda que no todas las personas se han educado de igual forma, ni han estado expuestas a las mismas experiencias, vivencias, información. Hay muchos que tienen ideas prejuiciadas, se han “programado” desde niños de una forma errónea y se han quedado estancados con ideas raciales o sociales contra otros seres humanos que no corresponden a la realidad, sino a la idea que de ellos se han formado.
Entender esa diferencia nos ayuda mucho a la hora de utilizar de forma creativa nuestra fuerza mental. No todos ven el mundo de la misma manera, y pensar que uno está en posesión de la verdad absoluta conduce al fanatismo y la incapacidad del diálogo inteligente entre las personas.
Lo que pasó, ya pasó, es un hecho y por mucho que nos lamentemos, no vamos a resolver nada. Lo mejor es aprender de la experiencia, y si hubo errores de parte nuestra, reconocerlos, y enmendarlos para no repetirlos en el presente ni en el futuro. Los fracasos no existen, solamente hay lecciones en la vida para aprender.
Recuerda que lo que te frena, lo que no te deja avanzar ni lograr lo que quieres es seguir rumiando los errores del pasado o permitir que te manipulen emocionalmente recordándote siempre algo desagradable, nadie puede humillar a quien no se deja humillar, a quien se respeta a si mismo, y sobre todo, quien respeta a los demás, sin respeto, no hay amor.
Cuarto paso: El resultado.
Los resultados que obtengas dependerán de tu constancia, disciplina, actitud y las metas que te hayas propuesto alcanzar. Estas deben ser realistas, no utópicas ni irrealizables porque entonces te defraudarías. Te asombrarás de lo que logras cuando empiezas a poner en marcha el poder de tu mente, y tu fuerza de voluntad en el camino correcto.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Tu signo ¡claves astrológicas para el éxito!

Descubre lo que septiembre trae para tu signo

Señales de desamor según cada signo

¿Conoces el lado oscuro de tu signo?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda