Publicidad

¡Al fin veremos un eclipse en esta parte del mundo!

Los eclipses

Los eclipses

- Thinkstock LLC/Picture Quest

El mes del Caballo 2013 en el Horóscopo Chino

VIDEO:  El mes del Caballo 2013 - Univision

Ver videos
fuerza mental

FOTOS:  Abril, mes del éxito total

Ver fotos

¿Será cierto que las embarazadas "no deben ver los eclipses"?

 

El fin de semana–del 24 al 25 de mayo- podremos ver un eclipse de Luna en esta parte del mundo, el evento astronómico que sucede cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, provocando que esta última entre en el cono de sombra de nuestro planeta y en consecuencia se oscurezca. Es por esto que los eclipses lunares sólo pueden ocurrir en la fase de Luna llena.


Hay varios tipos de eclipses de Luna que dependen de la sombra que proyecta la Tierra en nuestro satélite. El segundo eclipse lunar del año será lo que se llama un eclipse penumbral, o sea, que no será total.

¿Cuándo ocurrirá y dónde se verá?

Dependiendo de la longitud y latitud geográficas donde nos encontremos el segundo eclipse lunar del año 2013 lo podremos ver entre el viernes 24 y el sábado 25 de mayo como un eclipse lunar penumbral en la mayor parte del Continente Americano, con excepción de Alaska y las zonas más septentrionales de Canadá. El primer eclipse tuvo lugar el 25 de abril, pero no lo vimos en esta parte del mundo.

Por tanto se verá en México, Estados Unidos, Canadá, Centroamérica, América del Sur, el Caribe, el Océano Atlántico, el Oeste de África y algunos países europeos como España, Portugal, Francia, y partes del Reino Unido entre otros. Los horarios para cada ciudad y país son variables, pero se pueden obtener en la página oficial de la NASA y por supuesto en los noticieros locales de cada uno de estos países.

Para tener una idea del fenómeno tenemos que en México por ejemplo se comenzará a ver en Baja California desde las 20:53 horas del día 24, en la costa Oeste de Estados Unidos en California, desde las 20:53 del día 24, mientras en Colombia, a las 22:53 horas, en Cuba a las 23:53, en Venezuela a las 23:23, pero en España ya sería el día siguiente y se empezaría a ver a las 5:53 hs del día 25 y así sucesivamente.

Los eclipses y las embarazadas

¡No mires el eclipse porque el niño te saldrá con una mancha! ¡Mirar el eclipse trae buena suerte o mala suerte! Son frases que escuchamos asociadas a los eclipses y las tradiciones, supersticiones y leyendas, más que todo referidas a los eclipses de Sol, las cuales carecen absolutamente de base científica pues nada de eso ocurre.

En efecto, las evidencias son claras: no existen estudios que muestren una relación entre un eclipse y algún efecto sobre el feto. En las culturas precolombinas en México, por ejemplo, se pensaba que la Luna había vencido al Sol, aunque temporalmente, o sea, lo frío sobre lo caliente y según la mitología náhuatl de la creación del mundo esto le permitiría al dios Tecuciztécatl o Tecuciztécal–cuya representación es un conejo- reproducir su cara en los niños naciendo estos con una mancha, pura coincidencia.

Las creencias populares siempre tienden a crear relaciones causa-efecto que muchas veces son ficticias y no tienen nada que ver, o sea, invierten una cosa por otra. Es como si alguien dijera "amanece porque canta el gallo". Podría pensarse entonces que ¡si el gallo no canta no hay amanecer!  Cuestión de asociaciones de un hecho con otro, pero mal relacionado.

Hay muchos bebitos que nacen con las llamadas "manchas o lunares" de nacimiento que no son malignos, muchos de ellos hereditarios y no tienen absolutamente nada que ver con un eclipse pues pueden aparecer en cualquier parto y época del año. Claro, si ese año hubo un eclipse, y la mamá lo vio lo asocia con ese hecho y piensa que se debe al mismo, pero no tiene que ver una cosa con otra. Así que ¡mamás, tranquilas, a disfrutar del espectáculo celeste, ver un eclipse no trastorna a ningún feto!

Esas creencias no son privativas de México pues se han observado en muchos otros países del Continente Americano y lugares tan lejanos como Egipto, la India, China.


El único peligro real que existe cuando hay un eclipse solar es mirar directamente al Sol o sin protección adecuada pues puede causar graves daños en la retina. Los eclipses lunares no conllevan ese riesgo.

¿Qué hacer durante el eclipse?

¡Disfrutar el acontecimiento! Aprovechar la ocasión para romper la rutina, tener al cielo de testigo y reunirnos con un grupo de amigos, familiares, o dos personas muy especiales, rodearnos de belleza adornando el entorno con flores, preferiblemente blancas para estar en armonía con el momento. Tiempo para encender una ramita de incienso o una vela aromática blanca creando así un ambiente apacible, romántico y sutil, escuchar una música suave, compartir un buen vino, unas frutillas, una conversación agradable, o simplemente, en silencio, dejar que nuestra imaginación vuele al espacio para crear nuevas realidades con la fuerza ilimitada del pensamiento.

El eclipse es el tiempo ideal para forjar sueños, liberar la fantasía y dar rienda suelta a nuestra capacidad de sorpresa volviendo a ser nuevamente como niños, absortos ante otro hermoso espectáculo de la naturaleza, embelesados con la tenue luz de una Luna eclipsada, la misma que vimos desde el momento aquél en que el recuerdo se pierde en la infancia, la que nos acompañará siempre durante toda la vida, compartiendo con nosotros, como un testigo mudo, los momentos más importantes de nuestro paso por la Tierra.

Más sobre el Profesor Zellagro aquí: Nuestro Astrólogo, el Profesor Zellagro

Visita ahora mismo tu sección de Horóscopos y videos y participa en tus foros místicos para mayor información ¡te esperamos en Facebook! ¡Muchas gracias!

Profesor Zellagro  ¡Participa en mi blog!

Sìgueme en twitter!

Publicidad

Publicidad