Publicidad | Vea su anuncio aquí

¡Júpiter retrógrado, a evitar el despilfarro!

Júpiter y sus lunas

Las cuatro lunas principales de Júpiter.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Revolución en el amor y el dinero, si sabes aprovecharlo


Nuevamente el expansivo planeta Júpiter entrará retrógrado, esta vez en el signo de Tauro desde el martes 30 de agosto del 2011 a las 4:17 am hora del Este de EU. Permanecerá retrógrado hasta el 25 de diciembre en ese mismo signo.

Es importante conocer este tránsito porque el planeta Júpiter es sumamente expansivo, y cuando transita por Tauro indica mucho conocimiento de los negocios y las finanzas y gran desenvolvimiento económico, además imparte un toque sensual en la intimidad. Al estar en tránsito retrógrado surgen ciertas trabas o frenos que es bueno conocer para no cometer errores de apreciación que luego nos saldrían muy caros. Asimismo en cuanto al amor es saludable refrescar un poco la parte sensual de nuestros signos para no dejar que se enfríe la relación.


Júpiter necesita para completar su órbita alrededor del Sol casi 12 años y es el más grande de los planetas conocidos. Comparado con este gigante, cuyo diámetro mide casi 143,000 kilómetros, nuestra Tierra es un globo diminuto.

Su tamaño y resplandor se reflejan en la mitología, donde Júpiter es el rey de los cielos, el padre de los dioses y de los hombres. Por lo general, Júpiter para los romanos (Zeus para los griegos) es benéfico, pero también tiene cierta tendencia al orgullo, y es notorio por sus numerosas aventuras amorosas, para pesar de su esposa Hera.

En la Astrología, Júpiter representa la expansión en todos los planos, especialmente por medio de la búsqueda del conocimiento superior, la filosofía, la religión y la ética. Su posición en la carta astral muestra cómo podemos expandir nuestro horizonte de la mejor manera. Júpiter promete fortuna y crecimiento, aunque hay que vigilar la inclinación hacia los excesos, el dogma y la arrogancia. Se aviene con el signo Sagitario, del cual es su regente, y, junto a Neptuno, con Piscis.


Las famosas lunas de Júpiter descubiertas por Galileo

Fue Galileo Galilei (1564 -1642 ), el gran astrónomo, filósofo, matemático y físico italiano que estuvo relacionado estrechamente con la revolución científica, llamado también el “padre de la astronomía moderna”, el “padre de la física moderna” y el “padre de la ciencia” quien descubrió los cuatro satélites principales de Júpiter, por lo que se les denomina lunas o satélites galileanos en su honor. Galileo demostró entre otras cosas que el Sol era el centro del Sistema Solar y no la Tierra como sostenía la Iglesia en la Edad Media lo que le costó muchos enemigos y fue llevado al tribunal del Santo Oficio o Inquisición estando a punto de ser quemado en la hoguera por sus revelaciones sorprendentes. Siglos después la Iglesia Católica reconocería su error y pediría perdón por el juicio de Galileo.

Los satélites galileanos son cuatro: Ío, el más interior, un mundo volcánico con una superficie en constante renovación. Europa, el siguiente satélite, es un mundo helado bajo el cual se especula la presencia de océanos líquidos de agua e incluso la presencia de vida. Ganímedes, el satélite más grande de todo el sistema solar y Calisto se caracteriza por ser el cuerpo que presenta mayor cantidad de cráteres producidos por impactos en todo el sistema solar.

Sin embargo, además de los mencionados satélites galileanos, las distintas sondas espaciales enviadas a Júpiter y observaciones desde la Tierra han ampliado el número total de satélites de Júpiter hasta 63 o sea Júpiter tiene 63 lunas descubiertas hasta ahora.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí