Publicidad | Vea su anuncio aquí

Curso de Astrología: Lección ochenta y tres, retrógrados y estrella polar

Estrella polar

Estrella polar

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Cómo afectan los planetas a tu signo

VIDEO:  Cómo afectan los planetas a tu signo - Univision.com

Ver videos
El mes de la Rata en el Horóscopo Chino

VIDEO:  El mes de la Rata en el Horóscopo Chino - Univision.com

Ver videos
El alboroto del momento: ¡el cielo se está cayendo!

FOTOS:  Fenómenos naturales del cielo

Ver fotos

Venus y Marte retrógrados

 

En esta lección continuamos el estudio de los planetas retrógrados y comenzamos a investigar sobre la Estrella Polar

Venus retrógrado

Venus es el planeta que nos indica la forma en que nos relacionamos con los demás. Se considera el planeta de los afectos, el del impulso social, por eso, cuando está retrógrado, la persona no siempre es capaz de demostrar su amor o afecto a pesar de que éstos pueden ser profundos en la forma de sentirlos.

Este tránsito puede también indicar frustración emocional y soledad. Los asuntos de índole social, emocional y romántico tienden a ser subjetivos y los sentimientos que tiene acerca de ellos no son evidentes para los demás.

En muchas ocasiones hay un sentimiento de falta de amor que puede conducir a la frustración romántica. Al ocurrir este tránsito retrógrado la manifestación del amor puede ser inmadura con una valoración mas interna que externa, más espiritual y menos materialista.

Venus es el regente de Tauro y de Libra.

Marte retrógrado

Marte se considera la dínamo de la energía. Si este planeta se encuentra retrógrado en el horóscopo natal, los deseos o impulsos para actuar pueden ser demorados o frustrados debido a la falta de energía, dejar escapar la oportunidad, presentarse circunstancias desfavorables o incertidumbres internas.

El planeta de la acción, representa la energía y la iniciativa, por ese motivo, cuando está retrógrado el nativo tiende a ser menos competitivo con los demás. Sin embargo, puede aprovecharlo a su favor volviéndose competitivo consigo mismo, o sea, planteándose metas que le ayuden a superar defectos, enmendar errores, avanzar en planes de salud o estudio.

Con Marte retrógrado existe la tendencia a reprimir los enojos y otros deseos, pero con consecuencias psicológicas negativas, o sea, no es una canalización positiva en el sentido de encauzar esos sentimientos constructivamente sino más bien destructiva.

Las actividades emocionales así reprimidas tienen un efecto desintegrador en la actitud hacia la vida. Puede ocurrir cobardía, temor, falta de coraje, pero felizmente, si Marte retrógrado es correctamente manejado, entonces la persona aprende a tener paciencia, perseverancia y conseguir lo que se propone gracias a su determinación, o sea, al luchar contra la corriente se hace más fuerte.

Marte es el regente de Aries y el corregente de Escorpión.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí