Publicidad | Vea su anuncio aquí

Curso de Astrología: Lección setenta y seis, análisis de la Carta Natal (2)

Indecisión astral

alguna persona mirando un mapa, o un plano para variar en cuanto a los planetas, o sea, como estudiando algo

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Cómo afectan los planetas a tu signo

VIDEO:  Cómo afectan los planetas a tu signo - Univision.com

Ver videos
Meditacion: descubre tu verdadero Yo

VIDEO:  Meditacion: descubre tu verdadero Yo - Univision

Ver videos

Continuamos el análisis de la Carta Natal

 

En esta lección continuaremos estudiando la interpretación de la Carta Natal en los diferentes aspectos que presenta como hemos venido haciendo en las lecciones anteriores.

Un Sol bien emplazado y aspectado –el término “aspectado” se refiere a tener un buen aspecto entre el Sol y la Luna, o un planeta, tal como trinos, sextiles, conjunción positivas y no estar afligidos por cuadraturas u oposiciones o planetas retrógrados - otorga a su nativo alegría, confianza y buena salud. Tiene una afinidad natural con el signo Leo, el cual comparte muchos atributos con el Sol.

 

La Luna - la actitud emocional

La Luna se mueve alrededor de la Tierra en una órbita elíptica a una distancia media de 380.000 km. Tiene un diámetro de 1.738 km., un cuarto de la Tierra, y es, por lo tanto, sólo un diminuto grano de polvo en el universo. Las múltiples caras de la Luna, constantemente en cambio, han fascinado al hombre desde siempre, y su ciclo de transformación ha sido fuente de innumerables leyendas, mitos e historias.

La Luna no tiene luz propia, sino que refleja los rayos del Sol. Mientras que el Sol simboliza el principio masculino, la Luna simboliza el principio femenino. O sea, la Luna es yin y el Sol es yang.

El Sol "transmite" energía, y la Luna la absorbe y asimila para luego abastecerla. El ciclo lunar dura unos 28 días y medio coincidiendo con el ciclo femenino; también influye en las mareas, ya que el movimiento periódico y alternativo de ascenso y descenso de las aguas del mar se produce por la atracción del Sol y de la Luna.

En la mitología griega, las diosas de la Luna tienen caras muy distintas. Algunas son caprichosas, oscuras y crueles, mientras que otras son serenas, nutrientes y afectuosas. Se llaman Artemisa, Hécate y Selene. Incluso a la virgen María se le pintó sobre una luna creciente demostrando una vez más la asociación del arte con la mitología, el paganismo y el cristianismo a los largo de la historia.

Las diferentes fases de la Luna son significativas para la interpretación astrológica. Las personas nacidas en el período de la Luna Nueva poseen una alta capacidad de concentración, ya que las energías se dirigen hacia el interior, pero también son particularmente subjetivas y emotivas. En este tema de la sección de Temas de Interés se abunda sobre Las Fases de la Luna.

La Luna Llena indica justo lo contrario: es un tiempo de crecimiento y de extraversión; sus nativos destacan por su objetividad y conciencia clara.

En el horóscopo, la Luna, relacionada con el signo Cáncer, representa la subconciencia, los sentimientos, la fertilidad, la energía creativa, el hogar, la madre y la receptividad a los estados de ánimo de otras personas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí