¡Los planetas retrógrados!

Según la Astrología, los planetas funcionan como energías magnéticas,

irradiando o absorbiendo la misma según sea su polaridad. Cuando los

antiguos miraban el cielo hace muchos siglos, notaban como determinado

astro parecía detenerse súbitamente en el espacio, y luego ¡empezaba a

caminar hacia atrás! Claro, en esas épocas se ignoraba el movimiento de

la Tierra, y no se sabía que nuestro hermoso planeta giraba alrededor

del Sol y no a la inversa por lo que no tenían una explicación lógica

para ese fenómeno.

Sin embargo, a simple vista es así, y se trata de un fenómeno de

perspectiva, similar al que podemos experimentar, digamos, si estamos

viajando por una carretera y vamos hacia un lugar determinado.

Supongamos que vamos hacia el norte a 60 millas por hora y a nuestro

lado va un auto a 45 millas. Ambos vamos en la misma dirección, pero si

miramos por el espejo retrovisor nos parece que el otro se está

alejando. O cuando estamos en un tren y echa a andar y el otro está

detenido y nos da la sensación que el mismo se está alejando o yendo

hacia atrás cuando no es así.

Lo cierto es que en el espacio nada se detiene para empezar a marchar

hacia atrás, pero esta energía tiene sus interpretaciones según la

Astrología ya que aunque no sea real, sino aparente, estará transitando

de forma real por otros signos. O sea, si Mercurio está directo en

Aries, pero entra “retrógrado” se pondrá en el signo anterior, o sea

Piscis y así lo veremos desde la Tierra.

¿Qué nos enseñan?

No debemos temer a estos tránsitos porque un planeta retrógrado toma la

energía del signo en el que se halla, y dirige la misma hacia el

pasado, reviviendo las experiencias ya vividas y ayudándonos a tomarlo

todo como lo que realmente es: una lección para aprender, ya que en la

vida no hay fracasos sino solamente experiencias.

La mayoría de los individuos en sus Cartas Natales poseen al menos un

planeta retrógrado, otros ninguno, pero podemos encontrar mayor

cantidad, hasta ocho, y a mayor cantidad de retrógrados, mayor

necesidad de conectarse con lo espiritual tiene el individuo, y mayor

será su falta de ubicación temporal. Recuerda que en la Carta Natal hay

que ver muchos factores, muchas interacciones y hay cosas que realmente

nos sorprenden.

Mercurio retrógrado Quizás el más conocido y popular de todos pues ocurre varias veces en el año -debido a su cercanía con el Sol y su órbita más pequeña- y se asocia con la energía de las comunicaciones. Suele decirse que cuando Mercurio -regente de Géminis y de Virgo- está retrógrado, debemos ser muy prudentes con lo que comentamos con otras personas, los secretos que divulgamos, si vamos a viajar tomar medidas para no complicarnos a última hora y tener mayor cuidado cuando vayamos a firmar algún documento importante. Si se asimila bien este tránsito su proceso retrógrado le permite tener una buena concentración, lo que lo hace un buen estudiante. No obstante, en el área de la sexualidad se dice que dificulta la comunicación con el sexo opuesto.¿El consejo? Centrar la atención en la realidad, en el presente. Venus retrógrado Venus, regente de Tauro y de Libra, representa los afectos, el amor, y por ello va a indicar la repetición de amores del pasado. Si el tránsito ocurre en un momento difícil existe la tendencia a repetir historias afectivas en las que se verá engañado o herido, ya que al buscar, por miedo, no repetir el dolor de otras historias, caerá en las mismas. Es posible que deje de ser amado sin darse cuenta que lo aman profundamente, y lo hará para evitar ser dejado por el otro, y luego sufrirá en silencio por la pérdida. ¡Nada de temores, es la lección de la vida! Marte retrógrado Marte representa la energía masculina sexual, es el regente de Aries y el corregente de Escorpión. Indica también la fuerza de voluntad, la acción, el dinamismo. En la posición retrógrada intentará asignarle a las personas con las que se interrelacione, los valores de figuras o personajes ya inexistentes. Todo esto hará que intente inducir a aquellos que lo rodean, para que actúen como si fueran aquellos otros que pretende traer del pasado.Hay que evitar los impulsos agresivos, rencores y celos.

Júpiter retrógrado Júpiter suele llamarse el benefactor, el planeta de las oportunidades y es el regente de Sagitario. Representa el orden interior, y en la posición de retrogradación, vamos a encontrarnos con individuos que viven pendientes de una ética, moral, y costumbres que, para el resto de la sociedad, estarán "fuera de época". Quien tiene este tránsito en su Carta Natal tiende a ser muy rígido o inflexible en cuanto a costumbres, y en cuestiones religiosas suelen volverse en personas fanatizadas que toman todo literalmente lo cual les vuelve muy intolerantes respecto a las creencias ajenas. Felizmente, eso ocurre solamente en situaciones extremas y este tránsito más bien ayuda a la estabilización espiritual. Saturno retrógrado Saturno, por su estructura, por su sentido del tiempo, y por ser el regente de Capricornio y efectuar un recorrido o retorno cada 30 años en nuestras vidas tiende a tener algunos meses retrógrados que suelen ser muy temido por muchos, pero bienvenidos por otros. En general, ayuda a que entendamos mejor el mundo que nos rodea aunque cuando transita retrógrado puede volver a la persona demasiado cerrada, terca u obstinada, inclusive fatalista. Sin embargo, a pesar de todo ¡Saturno es el planeta que más cómodo se siente en retrogradación! Bien aplicado, este movimiento aumenta nuestra sabiduría y nos ayuda a tomarlo todo como un factor de crecimiento personal. Urano retrógrado Urano -regente de Acuario- es el signo de la rebeldía contra todo aquello que sea ataduras. Su intuición es muy fuerte ya que está permanentemente apoyada por los recuerdos del pasado. Es positivo cuando ayuda a los cambios creativos, pero puede ser negativo si lo hacemos todo precipitadamente y con exageración.

Neptuno retrógrado Neptuno es el regente de Piscis y cuando está retrógrado nos pone a soñar ¡es menester tener la cabeza muy bien puesta sobre los hombros y los pies sobre la tierra para no cometer errores mientras ocurre este tránsito! Cuando sucede se tiende a vivir en un mundo de fantasías, de viejos sueños que no concuerdan con la realidad de hoy. Plutón retrógrado Plutón -que ya no se considera planeta sino planetoide, pero cuya energía sigue latente como regente de Escorpión- retrógrado representa la lucha de la humanidad como una lucha personal. Es el planeta de los extremos ¡del todo o nada! Por eso hay que ser muy prudente para evitar confrontaciones personales, guerras o querellas cuando ocurren estos tránsitos. Como ven el estudio de los planetas retrógrados es muy interesante y tiene que ver con los que tenemos en nuestras cartas natales respectivas. En el horóscopo diario encontrarás la posición retrógrada para esa fecha y como afecta, positiva o negativamente a tu signo lo cual contribuirá siempre a que podamos conocernos un poquito mejor, seamos más tolerantes y apliquemos ese gran principio de la convivencia universal ¡vivir y dejar vivir!