Los siete ciclos del año

Calcular los Siete Ciclos del Año no es complicado. Simplemente toma un almanaque en tus manos, del año actual. Marca el día de tu nacimiento –cumpleaños- y a partir de esa fecha ve contando ciclos de 52 días cada uno. Puedes sombrarlo con un color diferente para que te sea fácil identificarlos.

Por ejemplo, el primer ciclo o Ciclo Uno comienza el día que celebras tu cumpleaños. A partir de entonces cuentas 52 días. Ese será tu Ciclo Uno. El siguiente comenzaría el día 53 y así sucesivamente.

El Ciclo 1(los 52 días siguientes a tu fecha de cumpleaños)

Este es el mejor de los ciclos, el de los comienzos, el que debemos aprovechar para iniciar un empleo, una relación, un viaje. Todo lo que hagamos en estas siete semanas posteriores a la fecha de nacimiento está sumamente bien auspiciado y tiene grandes probabilidades de éxito. Particularmente es el tiempo ideal para lanzarnos a tomar riesgos calculados. Muchos romances, relaciones y uniones felices empiezan durante este ciclo, inclusive se dice que perduran. Ahora bien, si tu pareja está en un ciclo diferente entonces el paisaje cambia y hay que buscar el que mejor se combine dentro de los ciclos siguientes. Cuando ambos se encuentran en el mismo ciclo uno se habla de algo muy duradero y estable.

El Ciclo 2(desde el día 53 posterior a tu fecha de cumpleaños hasta el 103)

Este es el ciclo de las parejas, ideal para ambos, si están considerando una boda o vivir juntos. Es auspicioso para sociedades comerciales, firmar papeles con otras personas en asuntos de negocios, tener un inquilino en la casa o compartir gastos de un apartamento con otra persona. Si dos personas se encuentran en este ciclo e inician algo en conjunto está destinado a ser altamente exitoso. Si uno de los dos se encuentra en su ciclo Uno también es muy prometedor y se augura lo mejor. Lo que debe evitarse es unir este ciclo con el siete puesto que en el último ciclo las cosas terminan y aunque esto no significa que vayan a surgir divorcios o separaciones inevitables, si puede indicar más complicaciones y problemas que cuando ambos ciclos son compatibles.

El Ciclo 3(desde el día 104 posterior a tu fecha de cumpleaños hasta el 155)

Estupendo para vacaciones, viajar, divertirse, lanzarse a nuevos proyectos relacionados con la salud y el entretenimiento en general. Este es el ciclo ideal para planear ese recorrido que siempre se ha querido realizar. Las cosas fluyen bien, los papeles se resuelven y se logran resultados estupendos en el turismo, los vuelos de aviones, los cruceros, viajes por trenes y aviones. Es bueno también para comprar automóviles, visitar parientes que viven en otros países o ciudades y dedicar el mayor tiempo posible a disfrutar socialmente, salir de casa, conocer nuevas amistades y planear actividades al aire libre.

El Ciclo 4(desde el día 156 posterior a tu fecha de cumpleaños hasta el 207)

Un ciclo delicado. Si por una parte es bueno para evoluciones económicas y compras de casa, por otro lado es algo peligroso en cuestiones legales y laborales. No es conveniente enredarte en juicios ni demandas durante este período, los divorcios y separaciones suelen darse en malos términos y en los trabajos hay tendencia a cometer errores o descuidos, tomar malas decisiones –como dejar un buen empleo por algo que está inseguro- o discutir con compañeros de trabajo o superiores por cuestiones que pueden solucionarse. En cuanto a la salud tampoco es muy favorable para operaciones o intervenciones quirúrgicas que puedan esperar, procedimientos de cirugía estética, liposucción y tratamientos similares.

El Ciclo 5(desde el día 208 posterior a tu fecha de cumpleaños hasta el 259)

El Ciclo Cinco es el ideal para expandir la conciencia, iniciar estudios superiores o técnicos. Tu mente está clara y receptiva, asimismo la voluntad se fortalece y los planes de salud que se hagan durante estas semanas tienden a dar excelentes resultados. Es muy auspicioso para los deportistas, los que participan en concursos o actividades competitivas, los estudiantes y conferencistas, ejecutivos y personas que tienen que tomar decisiones inteligentes que envuelven a muchas personas. Este ciclo se debe aprovechar para aprender una lengua extranjera, profundizar en un conocimiento nuevo y aplicarse en algo que sea novedoso ya que el entusiasmo imperante es muy alto.

El Ciclo 6(desde el día 260 posterior a tu fecha de cumpleaños hasta el 311)

El Ciclo Seis es del amor y la familia. Ideal para tener hijos, rehacer la vida sentimental, casarse, establecer un compromiso formal, visitar seres queridos, arreglar problemas que hayan surgido entre parientes, hacer testamentos, ceder propiedades, organizar la vida en común. Es muy importante aprovechar bien este ciclo ya que en el siguiente se recogerá lo que se haya sembrado durante estas semanas y se terminará aquello que no tiene bases sólidas. Si vas a iniciar una relación y tu pareja está en este mismo período, o también en los ciclos Uno o Dos estarán muy bien auspiciados, no así si la otra persona es del ciclo Siete.

El Ciclo 7(desde el día 312 posterior a tu fecha de cumpleaños hasta el día anterior a tu próximo cumpleaños)

Este es el ciclo más delicado de todos, en el que se elimina lo negativo, es como la "preparación" para tu cumpleaños. No se recomienda empezar nada en estas 7 semanas anteriores a esa fecha puesto que no están bien auspiciadas. En el ciclo siete es donde ocurren la mayoría de los accidentes, los trastornos de salud menores, los problemas crónicos, los malentendidos con amigos o parejas, el agotamiento físico o mental, los cambios fuertes. Sin embargo, no vayamos a pensar que es un "ciclo negativo", ¡al contrario! Indica el fin de lo que no nos conviene, es como una gran “limpieza” interna que hacemos. Quienes han sabido aprovechar el año y los seis ciclos anteriores verán resultados y terminarán lo que se habían propuesto realizar, sacando también de su vida lo que no funciona y no sirve.