La dieta desintoxicante de Thanksgiving

178493473

Los verdes son ideales para desintoxicarse

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Te invito a realizar un viaje imaginario. Estamos en el día posterior a la noche de Thanksgiving y todavía persiste esa sensación de felicidad, ese “estado de gracia”, que nos dejó el reencuentro con la familia, con los amigos, con quienes amamos. Toda esa alegría acumulada nos ayudará a reponernos para continuar con la apasionante aventura de llevar el hogar, criar los chicos y cumplir con las obligaciones de una supermamá. Sin embargo, también queremos reponernos de una noche en la que consumimos deliciosos platos, cargados de calorías o comidas muy pesadas que no ingerimos habitualmente. Entonces, la pregunta es ¿hay una dieta desintoxicante para el día después?

Las claves de la dieta desintoxicante

El día después de Thanksgiving es ideal para repasar los mejores momentos de una noche especial junto a la familia, recuerdos que se pueden amargar sino tuvimos control a la hora de comer.  

Sigue a Jimena Gallego en su twitter para más ideas sobre cómo mantener tu energía y la de tu familia.

Entonces, le preguntamos a la chef Doreen Colondres si nos podía recomendar una dieta “desintoxicante” que nos permita “descansar” de los exquisitos platos, bebidas y postres.

Para ella, lo primero es “evitar las sobras de los dulces. Se acabó la fiesta, olvídalos. Lo mismo hay que hacer con el alcohol y todo lo que te haya sobrado y que no contribuya a una dieta balanceada”.

En tanto, para ir recuperándose, la autora de la página web La Cocina no muerde propone empezar la mañana “tomando un té de perejil rizado o un jugo de perejil con piña fresca. Ambos ingredientes te ayudarán con la retención de líquido y te desinflamarán. También puedes tomar agua de Jamaica con poca azúcar”. Si esto no fuera suficiente, otro consejo que nos deja es tomar una sopa de verduras, “con poca sal y la que también le puedes agregar el pavo sobrante. Hacer ensaladas con aderezos 100% caseros o, simplemente, con aceite de oliva, limón y una pizca de sal. Mejor que eso, ¡nada!”.

Cuidado con…

Ya sabemos que el último jueves de Noviembre es una cena propicia para el brindis y para compartir, pero para disfrutarla a pleno es recomendable seguir estos consejos de Colondres:

•    Desayunar y almorzar bien para evitar llegar con hambre a la hora de la cena y no comer demás.
•    Es recomendable preparar la cena a media tarde. “La idea es no comer a altas horas de la noche, lo que provoca que todo engorde más”.  
•    No mezclar bebidas. “Si empiezas con vino o sangría no cambies. Es mejor tomar algo ligero, que bebidas fuertes y con mucha azúcar. El vino rosado es perfecto para esta cena”.
•    A la hora del postre, selecciona uno solo o varios, pero muy variados, algunos con frutas o más balanceados y no invites a la familia a servirse uno de cada uno. Es mejor tenerlos servidos o porcionados en envases muy pequeños. Así evitarás que cada uno se sirva en pedazos grandes y uno de cada uno”.
•    Comprar las calabazas frescas y evitar las enlatadas. “Las primeras son nobles, económicas, fáciles de cocinar y sabrosas. Otra opción es la calabaza butternut o de invierno, que es una alargada de color más pálido y más delicada. Es perfecta para ensaladas, sopas, pastas y postres. Es una opción si prefieres algo más suave de sabor o para salir de la rutina”.   
•    Es importante servirse las porciones con moderación y mantenerse alejado de los purés con mantequilla, de los platos fritos, las cremas con nata y los postres excesivamente dulces. “Es importante comer fresco, ser consciente de lo que ingerimos y hacerlo con moderación para no eliminar lo que nos encanta y más aún durante las fiestas”.
•    Inmediatamente después de terminada la cena, hay que guardar todo el sobrante en la nevera. “No dejes los alimentos por más de 3 o 4 horas fuera de la nevera. Evita el riesgo de que tomen cualquier bacteria”.  
•    No es aconsejable guardar ensaladas que tengan mayonesa, y que hayan sido muy compartidas o que hayan pasado muchas horas sin la temperatura adecuada.
•    Si guardas pavo, asegúrate que lo guardas con todo el jugo que haya soltado o incluso el gravy que hayas preparado para que cuando lo recalientes esté jugoso.
•    “Mi principal consejo es ponerle mucho amor a las preparaciones, disfrutar en familia y comer sabroso”.

 

Participa en el sweepstake de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250.